Archivo del sitio

20070712 Ruta a la Chorrera de Valledemínguez de Navezuelas. Villuercas Ibores Jara. Extremadura


20070712

Ruta a la Chorrera de Valledemínguez de Navezuelas.

Senderismo en las Villuercas Ibores Jara. Extremadura

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruta Chorrera y Castaños de Calabazas. Castañar de Ibor. Senderismo en las Villluercas


Senderismo en Castañar de Ibor. Villuercas

Ruta Chorrera y Castaños de Calabazas.

IMG_1567

IMG_1609Muchos son los ingredientes que intervienen en esta ruta. Casi todos de fuerte atractivo para mentes mundanas y también para especialistas, estudiosos o investigadores. Todos van a encontrar satisfacción en un recorrido apto para todos los públicos.

Los Castaños de Calabazas están declarados como Árboles Singulares de Extremadura. Algunos tienen mas de quinientos años y otros cuantos pueden presentar la estampa de centurias a sus espaldas. Además nos llamara la atención la chorrera de Calabazas; un imponente salto de agua, que según temporada presenta distintos atractivos, siempre en un marco incomparable.

IMG_1589 Pero esta ruta aporta mucho mas a nuestro haber, nuestra cultura saldrá reforzada por los muchos valores culturales y medioambientales que iremos conociendo; muchos desconocidos por el gran público y todos, muestra de los mejores ecosistemas de Extremadura. Tan diversos y apreciados como originales.

El itinerario que proponemos es de ida y vuelta, pero los mas aventureros y andarines pueden continuar girando el monte hasta volver por el otro lado de la montaña.

En principio partimos desde la plaza por el barrio viejo y buscando el camino de las Pasaeras.

IMG_1534 Cuando quedan atrás las últimas casas, empieza la zona de huertos y olivares; un corto trecho que va a acabar en el Arroyo del Castañar.

Normalmente tiene poco caudal, aunque mantiene el tipo casi todo el año, por lo que será fácil pasarlo por una u otra parte. En sus inmediaciones ya podemos ver los restos de lo que debió ser un ejemplar de muchos años, tumbado parte del tronco, casi no podemos hacernos la idea de como fue. También hay una canalización de superficie que lleva el agua a los muchos huertos que hay a lo largo de su curso.

IMG_1543IMG_1545

IMG_1547 A partir de aquí comienza la ascensión; un kilómetro y medio escaso de cuesta constante que se realiza sin demasiado esfuerzo, ya que los desniveles no son pronunciados.

A nuestra izquierda las casqueras de Fuente Blanca y a la derecha queda el Camorro de Castañar, que como su nombre indica está lleno de castaños. La mayor parte destinados a la transformación en vigas de madera, aunque poco a poco van ganando espacios los bosques para castañas, ya que la excelencia de su producción hace que sea mucho mas rentable.

IMG_1549 Estos últimos presentan el porte típico de árbol común: un solo tallo y copa redondeada, crece en terreno adehesado y permite el pastoreo.

El castaño dedicado a madera presenta varios troncos desde su misma raiz; crecen tiesos como velas, ofreciendo maderas flexibles y duraderas.

Según las zonas, disponen de una tierra propicia para cualquier semilla que le caiga y un régimen de lluvia mas que aceptable.

IMG_1550

IMG_1555 Paramos mas de dos veces para mirar atrás, coger aire y mirar detenidamente las dos laderas que cada vez sentimos mas cerca. Enseguida llegamos al collado del Postuero. Es un mirador natural ideal para contemplar los riscos del Camorro, los ríos de piedra, antiguas majadas de cabras y las últimas explotaciones agrícolas que veremos.

Toca ir bajando lentamente, en tramos casi llanos, sobre todo al principio, nos introducimos en un robledal de encanto.  Primero formando rebollares, finos ejemplares que crecen muy juntos, y luego otros de mayor tamaño, con muchos mas espacio entre sí.

IMG_1562 Las flores silvestres y la compañía del arrroyo nos llevarán en volandas hasta la zona de los grandes árboles con la esperanza de divisar algún animal de los muchos que corren estos montes: ciervos, muflones, corzos mas difícil y las huellas seguras de hociqueo del javalí.

El  conjunto declarado como Árboles Singulares de Extremadura comprende un soto de 17 ejemplares de castaño, Castanea sativa Milar, junto a un ejemplar de Quejigo. El mayor de todos tiene una copa de 17 metros y un tronco que supera los 8. Tienes que verlos muy de cerca o con alguien que te sirva de referencia para apreciar la magnitud de los castaños.

IMG_1571

IMG_1565 La visión que tengas de los mismos va a variar sustancialmente por la época del año que los visites. En invierno, cuando mas muerto está es cuando mas cosas dice; sus ramas saludan nuestro paso, su corteza sonríe con nuestra atención. Bien distinto de la primavera y la hoja nueva o el colorido otoñal. Casi todos están a lo largo del arrollo, pero el ejemplar de mayor tamaño crece en una pedrera, a pocos metros del curso.

A partir de aquí empieza otra ruta bien distinta, vamos a la Chorrera y todo va a transcurrir de manera bien distinta. Para empezar, notamos mas cerca la tierra. Estamos pasando por el fondo de un desfiladero y la presión de las rocas aumenta con la que ejerce el monte. La vereda se cierra entre entre encinas, jaras y brezos; queda lo justo para pasar en fila india.

IMG_1577IMG_1590

IMG_1587A las encinas se les va a añadir algunas especies arbóreas igualmente originales. Los enebros llaman nuestra atención; son raros los ejemplares que puedes ver por estas latitudes.

Normalmente están reducidos a las cercanías o entre las rachas de los riscos de cuarcita, en las cumbres. Sin embargo, a medida que avanzamos se van haciendo mas numerosos y esbeltos. Llegamos a ver algunos de tres o cuatro metros.

IMG_1591 A la lista se añade el Loro, Prunus Lusitanica, un raro superviviente de la era de los dinosaurios y que son casi exclusivos de la comarca de las Villuercas.

Hay muchos árboles de mediano tamaño y otros muchos que nacen a la vera del arroyo, que poco a poco empieza a tomar cierto caudal. Seguimos avanzando por la estrecha vereda y pasamos lugares donde el nivel de la pedrera supera nuestra altura y tenemos que sortear algunas ramas que obstaculizan nuestro caminar.

IMG_1596 IMG_1601 IMG_1604 IMG_1614 Una pequeña cueva´y trozos de camino empedrado marcan en final del trayecto. Estamos en la Chorrera de Calabazas, justo donde el agua salta varios metros al vacío para caer en una pequeña pocita.

Hay que descender unos metros para contemplar el salto desde abajo y recrearnos en la variedad cromática de toda la roca, donde los verdes y rojos mezclan sus tonalidades para recrear sugerentes formas.

IMG_1605 La chorrera rompe la línea de riscos de cuarcita en una pretura de bellísima fractura. De nuevo la piedra y el agua recrean parajes que parecen de otro planeta.

Si subimos un poco veremos el conjunto que forman estos y la manta vegetal que asoma donde la roca le da un resquicio de tierra donde echar raices. Hay alguna cueva y abrigos muy interesantes, con manchas en algunas paredes que lo entendidos descifrarán.

IMG_1628

Ruta de las Cascadas Nogaledas en Navaconcejo. Senderismo en el Valle del Jerte


Senderismo en el Valle del Jerte

Ruta de las Cascadas Nogaledas en Navaconcejo

IMG_1187

reserva-booking

IMG_1162 Esta es una de esas rutas que cambia radicalmente a lo largo del año, pero cualquier día que decidamos recorrerla presentará unos atractivos que se nos van a antojar de sobresaliente y que seguro, nos llevará a conocer la estampa que presenta en las otras estaciones.

La Garganta Nogales aporta buenos caudales al río Jerte. Las cascadas se ad,vierten a gran distancia. La pared casi vertical arroja una gran masa de agua a velocidades vertiginosas. Casi desde cualquier parte son visibles y si te queda alguna duda se disipará al contemplar dos enormes látigos blancos rozando la torrentera, su poder de atracción en la distancia es irresistible.

IMG_1155 El camino sale de Navaconcejo, una bella población en medio del valle. En la salida del pueblo hacia Ávila empieza esta excursión que va durar unas dos horas mas lo que nos paremos. Requiere un esfuerzo medio importante, pero hay muchas paradas a lo largo de la subida y se lleva bien.Es apta para casi todos los públicos y edades, sólo problemas serios en nuestro organismo impide su realización.

Callejeamos un poco para salir de la población y el primer tramo nos sirve para calentar el cuerpo. Llaneamos a lo largo del curso del Jerte hasta que damos con la garganta. Encontramos restos de un viejo puente y los primeros huertos flanquean el camino.

IMG_1160 Es un dulce paseo que nos prepara psicológicamente para la subida. Sentimientos encontrados ante la subida que nos espera y la espectacularidad que ya adivinamos en el paisaje.

Cruzamos un puente tomando el pulso al caudal que baja de la montaña; en la época de lluvias encontraremos las mas feroces formas que pueden tomas estos paisajes. Cerca del agua, el bosque de rivera se desarrolla con la fuerza que le provee una tierra fértil y la humedad constante.

IMG_1171 La ruta empieza a subir. Hay que tomar mucha altura al tiempo que nos alejamos momentáneamente de nuestro objetivo para aprovechar mejor los perfiles de la sierra. Los primero repechos tonifican músculos y nos abren los pulmones de par en par a la naturaleza que vamos recorriendo.

Luego de zigzagear un poco, la verdeda nos regala un respiro. Por momentos podemos ver la rivera desde arriba los árboles que la tapa casi todo el año

IMG_1178

IMG_1173 Llaneamos recuperando fondo a la par que echamos la mirada atrás, el pueblo queda ya lejos en el horizonte y aunque no hemos subido mucho, la sensación de altura es importante. Contemplamos los escalones de gigantes que sujetan la montaña hasta  casi las cumbres, donde la tierra se vuelve roca.

Se llenan de cerezos, mas del ochenta por ciento de toda la superficie está dedicada a este cultivo. Hay ciruelos, algún naranjo y espacios para la huerta en las fincas cercanas con la garganta.

IMG_1183 Nos dirigimos ahora hacia la garganta para introducirnos en el epicentro de la torrentera. Al tiempo, el ambiente se vuelve misterioso y encantador.

El rugido se nota ya cercano, restos de calzada en algunos repechos, y de momentos estamos bajo la cubierta vegetal que nos acompañará en el resto de la subida. Los mas alejados del agua son robles y a medida que nos acercamos toman protagonismo los alisos y fresnos principalmente.

IMG_1194 IMG_1200La primera cascada que vemos nos queda boquiabiertos, nos acercamos todo lo que podemos para admirar esta enorme catarata. La postal  parece de tierras lejanas.

Es la mas espectacular de todas por la anchura y la altura de la corriente, por la formas sugerentes de su cauce y por el incomparable marco vegetal que extiende a sus lados y pies. En su caída va golpeando algunos peñascos que sobresalen del perfil prácticamente vertical.

IMG_1195 Todo es grandioso; del conjunto al macro mil detalles fijarán nuestra atención mientras somos acariciados por una brisa siempre fresca que nos trae las mejores esencias de esta tierra en forma de los aromas de sus entrañas.

La ruta sube muy cerca, por lo que tenemos la oportunidad de recrearnos con los detalles tan curiosos que se produce cuando toneladas de agua rompen contra inmensas piedras de grano.

IMG_1217 IMG_1224 Pasamos esta primera experiencia con el corazón el un puño por las emociones vividas y tras subir algún peldaño más nos topamos otra cascada igualmente singular. Cae como en tres golpes, tres cascadas en una con sus revueltas y remolinos hasta caer en una pocita preciosa.

La caja del cauce es mas estrecha, con lo que se produce una concentración y el agua sale despedida con mas volumen y fuerza que en las otras. Así los efectos que produce contra las rocas son de una belleza plástica difícilmente superables. En un eslalon vertiginoso, las corrientes van de un lado a otro saltando los obstáculos del camino.

IMG_1231 Nos tomamos nuestro tiempo para disfrutar del entorno, ahora toca un repecho importante. La ruta hace un montón de zetas para llegar hasta la última de las cascadas que recorreremos. Aunque el terreno está aterrazado, ya se realizan cultivos, por lo que el bosque de robles y algunas encinas y alcornoques es muy cerrado.

Pasarelas de madera o acero en los lugares mas comprometidos, escalones de piedras y otros equipamientos pondrán seguridad y facilitarán mucho la subida. Se ha hecho un gran trabajo de adecuación en todo el recorrido. Con la menor intervención posible se ha conseguido abrir uno de los lugares mas escabrosos al gran público.

reserva-booking

IMG_1238 IMG_1240 Entre el ramaje ya ve advierte la última gran cascada de la Garganta Nogales. Es la mas grande de todas y realmente original. tiene tres grandes escalones; el central es como un gran tobogán en el que vemos correr el agua sobre el cancho vivo, es cinco veces los otros dos. Es muy abierta y el cauce se esparrama de lado a lado dejando una gran mancha blanca visible a muchos kilómetros de distancia.

El escalón superior está optimizado por la mano humana para recoger agua para el consumo local. Hay una pequeña represa que aprovecha el mismo bode de la cascada para sacar parte del caudal por una conducción lateral. Así pues se forma una caída mas o menos homogénea que pone un punto diferente a todas las que hasta el momento hemos visto.

IMG_1242 Vamos a subir muy cerca de esta también, así veremos la verdadera dimensión de estas maravillas de la naturaleza. No es fácil apreciar la verdadera transcendencia de las mismas ni siquiera a sus pies. Tenemos que verla en su recorrido para tener una idea clara de lo que tenemos enfrente.

Queda un pequeño esfuerzo para llegar al punto mas alto de nuestra ruta; aun veremos alguna cascada mas pequeña pero igualmente interesantes y todavía quedarán otras muchas por encima de nuestro camino.

IMG_1255

IMG_1256 Giramos a la izquierda por la pequeña carretera de montaña en dirección de vuelta, a Navaconcejo, también podemos decidir volver por nuestros pasos y ver las cosas de arriba a abajo, lo que cambiará la perspectiva de las cosas y nos aportará una visión distinta que enriquecerá nuestra experiencia de ruta.

A pocos metros encontramos el carril hormigonado que nos llevará directamente a la población.

IMG_1272 IMG_1270 Es un tramo para ir despacio, aunque es cuesta abajo, hay mas distancia que en la subida y el camino hace mas revueltas para llanear lo máximo posible, que en estas paredes no es mucho.

Es tiempo de mirar horizontes, de recrearnos con los paisajes del Valle. De admirar los miles y miles de cerezos que inundan el valle, de la nieve de las cumbres, de la silueta de rió Jerte lamiendo con su orilla el pueblo mostrándose como protagonista especial de este película.

IMG_1282 También puede ser el momento para contactar con algún paisano que se afane en las labores agrícolas. Seguro que encontramos verdaderos pozos de sabiduría que tendrán a bien compartir un rato de charla amigable, de contarnos alguna historia interesante o recomendarnos algún lugar encantador.

Hacemos las curvas de la montaña mientras vamos viendo de donde venimos; advertimos cada una de las cascadas importantes que hemos visto y abundan las reflexiones sobre lo vivido. Intercambiamos experiencias entre los compañeros intentando identificar cada una de la especies vegetales que encontramos a nuestro paso.

reserva-booking

IMG_1283 Mientras acabamos la ruta podemos pensar el las muchas maneras de disfrutarla a lo largo del año:

La primavera verde, con el follaje recién estrenado en árboles de la rivera y el cauce todavía en su apogeo puede ser el momento ideal para recorrerla, mas aún si estamos en el momento de la flor de la cereza, con estos atractivos  podemos vivir momentos sublimes a una temperatura envidiable.

IMG_1293 El invierno sin embargo aporta las imágenes mas nítidas de las cascadas. La desnudez de la masa arbórea permite recoger instáneas únicas en las que nada impide verla en toda sus magnitud; es el tiempo además de los mayores caudales dependiendo de las temporadas de lluvia que toque.

El verano aporta frescor en la piel y en la vista; el recurso del baño puede ser escusa suficiente, es cuando mas de cerca podemos disfrutarlas, aunque menguado, mantiene un nivel mas que aceptable para que sus aguas estén siempre cristalinas y las cascadas no pierdan espectacularidad.

El otoño es el momento de los millones de ocres y amarillos que inunda todo el valle. Los mas rojizos son los de los cerezos, los mas luminosos los alisos y en medio los fresnos y el resto de frutales. El olor a tierra mojada y el  crujir el hojas secas a cada paso acompañaran nuestro camino.

IMG_1289

reserva-booking

Ruta a la Chorrera de Valedemínguez en Navezuelas. Villuercas, Ibores y Jara


Senderismo en las Villuercas

La Chorrera de Valdemínguez.

En uno de los rincones de la zona media del Valle de Viejas, se esconde uno de los lugares de referencia de los Montes de la Villuercas. De unos cinco metros de altura cae un chorro constante de aguas cristalinas que acaban de nacer.

El sitio reúne todos los elementos soñados por aventureros, botánicos; amantes de la naturaleza en general que encuentran aquí las claves que raramente se reúnen en tan poco espacio.

IMG_2279[1]

IMG_2280[1] Acercarse a la Chorrera es adentrarse en las fuentes de la vida. Una estrecha vereda con conduce por el valle, 300 metros que parecen el doble por el difícil caminar en la espesura verde que lo invade todo.

Nada mas empezar a ascender encontramos un viejo molino casi tapado por el monte. A partir de aquí la foresta nos encierra entre sus brazos, en nuestro camino se van descubriendo ante nosotros, una tras otra, las esencias de esta tierra.

Varios tipos de helechos; el común, “espina de pez”, el Real; retamas mil; hierbas aromáticas; arboles que sombrean hasta oscurecer el lecho del río: de los altísimos alisos a los prehistóricos loros o los encantadores acebos;

IMG_2281[1]

La  abundante masa vegetal que nos trata de cerrar el paso oculta tras de sí el mágico salto de agua. Casi tenemos que estar encima de él para contemplarle en toda su magnitud.

Hemos llegado y el esfuerzo realizado ha merecido la pena. Bajo el salto las sensaciones son extremas: el agua siempre fresca, cristalina bajo un ruido ensordecedor.

IMG_2313[1]

En los charcos abiertos en el lecho del río, encontramos refresco y un poco de tranquilidad en esta explosión de la Naturaleza.

Un lugar para sentirte cerca de la tierra, para no olvidar nunca.

IMG_2276[1]

%d personas les gusta esto: