Ruta de la Historia de la Minería en Castañar de Ibor. 1ª Parte


Turismo en las Villuercas, Ibores y Jara

Ruta de la Historia de la Minería en Castañar de Ibor. 1ªParte

Este fantástico viaje comienza en las grutas abiertas sobre las calizas próximas al Río Ibor. Tenemos que salir de Castañar por la Carretera que se dirige a Robledollano

Nos desviamos en el último camino que encontramos a la derecha antes del puente. Esta vía se dirige hasta el despoblado del Avellanar que puede ser el postre de esta excursión.

Estamos atentos, pues hay un cruce que nosotros debemos coger a la derecha, como adentrándonos en un exhuverante valle por el que baja el un arroyo encantador.  Saliendo de nuevo y muy atentos a unas formaciones de caliza ennegrecida que encontramos a la derecha, enfrente de un olivar que puede servirnos de aparcamiento improvisado.

Buscamos la vereda por la parte derecha de las rocas y ascendemos unos metros hasta encontrarnos con varias bocas. Enfrente justo hay un gran agujero que impresiona por su figura, a la derecha hay algunos mas por los que podemos transitar tranquilamente. Hay un recorrido circular en uno de ellos y el resto son de corto acceso. Lo suficiente para sentir la temperatura del planeta, la oscuridad de la mina y el olor de las entrañas de tierra.

Un poco hacia la izquierda está la conocida Mina de Ibor, cerrada al público por la peligrosidad que tiene lo inesperado de sus túneles y por albergar los grabados prehistóricos mas antiguos de Extremadura. Tienen identificado una figura de oso, aunque existen multitud de rayados que todavía no se han descifrado.

La cueva parece estar colmatada de relleno en algunas partes, sobre todo en la que están estos restos, que de no ser por ellos, hubiera sido difícil haberlos vistos. Hay galerías que se adentran en la montaña, algunas llegan a grandes salas o forman oscuros laberintos. Hay zonas donde se ha derrumbado el techo y casi todo está por estudiar.

No sería nada caro hacer practicable este recurso y si contaran con las vocaciones desinteresadas hasta podíamos intentar saber algo mas de los tiempos antiguos en Extremadura.

Justo enfrente de la boca hay un mirador natural a modo de terraza donde recrearnos en los sentimientos humanos mas puros, intentando conectar con los hombres que se sentaron y miraron un paisaje que todavía está intacto. Es un lugar muy especial para las gentes de todos los tiempos y que a buen seguro marcará un hito en vuestras vidas.

Hay teorías que hablan de formaciones naturales debido a la circulación de agua entre la caliza, pero el propio nombre y algunas áreas donde se puede apreciar el ataque sobre la roca indican un aprovechamiento minero.

No está nada claro y quizás tengan parte de razón ambas teorías, un estudio mas concienzudo revelaría datos importantes.

En las proximidades hay otras oquedades y un pozo cegado que dicen que se utilizaba para hacer cal.

Algunas construcciones mas ponen el punto de un entorno marcado por huellas muy antiguas

Volvemos sobre nuestros pasos para regresar al cruce de caminos que antes cogimos a derecha para segiur por el otro. Cruzamos el río por un estrecho puente.

Hacemos las postales de nuestra vida y continuamos unos cientos de metros hasta un lugar despejado. A la derecha, tras un olivar y casi tapada por la vegetación de rivera encontramos la conocida como Torre de los Moros.

Como otras construcciones atribuidas a los árabes, esta parece ser muy anterior. Un cuadrado fuerte de anchísimos muros realizados con hiladas de grandes piedras de cantos rodados. Están unidos por un mortero bastado muy fuerte. en el lado que mira al río tiene una puerta de acceso que en otro tiempo estaría elevada y rodeada de un foso.

La que si está bien alta, seguramente coincidiendo con la segunda planta interior es una abertura por la que da a una escalera exterior que sube a lo mas elevado.

Se aprecian restos de una cúpula de ladrillo que cerraría el techo de la torre. No hay otras construcciones ni murallas, está totalmente aislada y formando parte de un conjunto que no parece ser de uso militar. Mas bien parece una gran caja fuerte donde guardar grandes tesoros.

Seguramente está íntimamente  relacionada con la Mina que está justo enfrente. En el lado norte descubrimos grandes masas de escorias de fundición. El propio color de la tierra nos indica los altos contenidos en mineral que entierra. También hay lo que parece un gran canal para recoger las aguas del río y acercarlas al complejo industrial.

De la época de su construcción no sabemos nada, pero el modelo, los escogidos materiales y la monumentalidad del conjunto solo puede ser obra de los tiempos de los romanos, que la utilizaran para proteger el mineral una vez procesado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: