Categoría: Jerte

20130323 Ruta a las Cascadas Nogaledas en Navaconcejo, Centro Interpretación, Jerte y Ermita Virgen del Puerto en Plasencia. Rutas en el Valle del Jerte con la Asoc. Mujeres de Navezuelas. Extremadura


20130323

Ruta a las Cascadas Nogaledas en Navaconcejo, Jerte y Ermita de la Virgen del Puerto en Plasencia.

Rutas en el Valle del Jerte con la Asoc. de Mujeres de Navezuelas. Extremadura

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruta de las Cascadas Nogaledas en Navaconcejo. Senderismo en el Valle del Jerte


Senderismo en el Valle del Jerte

Ruta de las Cascadas Nogaledas en Navaconcejo

IMG_1187

reserva-booking

IMG_1162 Esta es una de esas rutas que cambia radicalmente a lo largo del año, pero cualquier día que decidamos recorrerla presentará unos atractivos que se nos van a antojar de sobresaliente y que seguro, nos llevará a conocer la estampa que presenta en las otras estaciones.

La Garganta Nogales aporta buenos caudales al río Jerte. Las cascadas se ad,vierten a gran distancia. La pared casi vertical arroja una gran masa de agua a velocidades vertiginosas. Casi desde cualquier parte son visibles y si te queda alguna duda se disipará al contemplar dos enormes látigos blancos rozando la torrentera, su poder de atracción en la distancia es irresistible.

IMG_1155 El camino sale de Navaconcejo, una bella población en medio del valle. En la salida del pueblo hacia Ávila empieza esta excursión que va durar unas dos horas mas lo que nos paremos. Requiere un esfuerzo medio importante, pero hay muchas paradas a lo largo de la subida y se lleva bien.Es apta para casi todos los públicos y edades, sólo problemas serios en nuestro organismo impide su realización.

Callejeamos un poco para salir de la población y el primer tramo nos sirve para calentar el cuerpo. Llaneamos a lo largo del curso del Jerte hasta que damos con la garganta. Encontramos restos de un viejo puente y los primeros huertos flanquean el camino.

IMG_1160 Es un dulce paseo que nos prepara psicológicamente para la subida. Sentimientos encontrados ante la subida que nos espera y la espectacularidad que ya adivinamos en el paisaje.

Cruzamos un puente tomando el pulso al caudal que baja de la montaña; en la época de lluvias encontraremos las mas feroces formas que pueden tomas estos paisajes. Cerca del agua, el bosque de rivera se desarrolla con la fuerza que le provee una tierra fértil y la humedad constante.

IMG_1171 La ruta empieza a subir. Hay que tomar mucha altura al tiempo que nos alejamos momentáneamente de nuestro objetivo para aprovechar mejor los perfiles de la sierra. Los primero repechos tonifican músculos y nos abren los pulmones de par en par a la naturaleza que vamos recorriendo.

Luego de zigzagear un poco, la verdeda nos regala un respiro. Por momentos podemos ver la rivera desde arriba los árboles que la tapa casi todo el año

IMG_1178

IMG_1173 Llaneamos recuperando fondo a la par que echamos la mirada atrás, el pueblo queda ya lejos en el horizonte y aunque no hemos subido mucho, la sensación de altura es importante. Contemplamos los escalones de gigantes que sujetan la montaña hasta  casi las cumbres, donde la tierra se vuelve roca.

Se llenan de cerezos, mas del ochenta por ciento de toda la superficie está dedicada a este cultivo. Hay ciruelos, algún naranjo y espacios para la huerta en las fincas cercanas con la garganta.

IMG_1183 Nos dirigimos ahora hacia la garganta para introducirnos en el epicentro de la torrentera. Al tiempo, el ambiente se vuelve misterioso y encantador.

El rugido se nota ya cercano, restos de calzada en algunos repechos, y de momentos estamos bajo la cubierta vegetal que nos acompañará en el resto de la subida. Los mas alejados del agua son robles y a medida que nos acercamos toman protagonismo los alisos y fresnos principalmente.

IMG_1194 IMG_1200La primera cascada que vemos nos queda boquiabiertos, nos acercamos todo lo que podemos para admirar esta enorme catarata. La postal  parece de tierras lejanas.

Es la mas espectacular de todas por la anchura y la altura de la corriente, por la formas sugerentes de su cauce y por el incomparable marco vegetal que extiende a sus lados y pies. En su caída va golpeando algunos peñascos que sobresalen del perfil prácticamente vertical.

IMG_1195 Todo es grandioso; del conjunto al macro mil detalles fijarán nuestra atención mientras somos acariciados por una brisa siempre fresca que nos trae las mejores esencias de esta tierra en forma de los aromas de sus entrañas.

La ruta sube muy cerca, por lo que tenemos la oportunidad de recrearnos con los detalles tan curiosos que se produce cuando toneladas de agua rompen contra inmensas piedras de grano.

IMG_1217 IMG_1224 Pasamos esta primera experiencia con el corazón el un puño por las emociones vividas y tras subir algún peldaño más nos topamos otra cascada igualmente singular. Cae como en tres golpes, tres cascadas en una con sus revueltas y remolinos hasta caer en una pocita preciosa.

La caja del cauce es mas estrecha, con lo que se produce una concentración y el agua sale despedida con mas volumen y fuerza que en las otras. Así los efectos que produce contra las rocas son de una belleza plástica difícilmente superables. En un eslalon vertiginoso, las corrientes van de un lado a otro saltando los obstáculos del camino.

IMG_1231 Nos tomamos nuestro tiempo para disfrutar del entorno, ahora toca un repecho importante. La ruta hace un montón de zetas para llegar hasta la última de las cascadas que recorreremos. Aunque el terreno está aterrazado, ya se realizan cultivos, por lo que el bosque de robles y algunas encinas y alcornoques es muy cerrado.

Pasarelas de madera o acero en los lugares mas comprometidos, escalones de piedras y otros equipamientos pondrán seguridad y facilitarán mucho la subida. Se ha hecho un gran trabajo de adecuación en todo el recorrido. Con la menor intervención posible se ha conseguido abrir uno de los lugares mas escabrosos al gran público.

reserva-booking

IMG_1238 IMG_1240 Entre el ramaje ya ve advierte la última gran cascada de la Garganta Nogales. Es la mas grande de todas y realmente original. tiene tres grandes escalones; el central es como un gran tobogán en el que vemos correr el agua sobre el cancho vivo, es cinco veces los otros dos. Es muy abierta y el cauce se esparrama de lado a lado dejando una gran mancha blanca visible a muchos kilómetros de distancia.

El escalón superior está optimizado por la mano humana para recoger agua para el consumo local. Hay una pequeña represa que aprovecha el mismo bode de la cascada para sacar parte del caudal por una conducción lateral. Así pues se forma una caída mas o menos homogénea que pone un punto diferente a todas las que hasta el momento hemos visto.

IMG_1242 Vamos a subir muy cerca de esta también, así veremos la verdadera dimensión de estas maravillas de la naturaleza. No es fácil apreciar la verdadera transcendencia de las mismas ni siquiera a sus pies. Tenemos que verla en su recorrido para tener una idea clara de lo que tenemos enfrente.

Queda un pequeño esfuerzo para llegar al punto mas alto de nuestra ruta; aun veremos alguna cascada mas pequeña pero igualmente interesantes y todavía quedarán otras muchas por encima de nuestro camino.

IMG_1255

IMG_1256 Giramos a la izquierda por la pequeña carretera de montaña en dirección de vuelta, a Navaconcejo, también podemos decidir volver por nuestros pasos y ver las cosas de arriba a abajo, lo que cambiará la perspectiva de las cosas y nos aportará una visión distinta que enriquecerá nuestra experiencia de ruta.

A pocos metros encontramos el carril hormigonado que nos llevará directamente a la población.

IMG_1272 IMG_1270 Es un tramo para ir despacio, aunque es cuesta abajo, hay mas distancia que en la subida y el camino hace mas revueltas para llanear lo máximo posible, que en estas paredes no es mucho.

Es tiempo de mirar horizontes, de recrearnos con los paisajes del Valle. De admirar los miles y miles de cerezos que inundan el valle, de la nieve de las cumbres, de la silueta de rió Jerte lamiendo con su orilla el pueblo mostrándose como protagonista especial de este película.

IMG_1282 También puede ser el momento para contactar con algún paisano que se afane en las labores agrícolas. Seguro que encontramos verdaderos pozos de sabiduría que tendrán a bien compartir un rato de charla amigable, de contarnos alguna historia interesante o recomendarnos algún lugar encantador.

Hacemos las curvas de la montaña mientras vamos viendo de donde venimos; advertimos cada una de las cascadas importantes que hemos visto y abundan las reflexiones sobre lo vivido. Intercambiamos experiencias entre los compañeros intentando identificar cada una de la especies vegetales que encontramos a nuestro paso.

reserva-booking

IMG_1283 Mientras acabamos la ruta podemos pensar el las muchas maneras de disfrutarla a lo largo del año:

La primavera verde, con el follaje recién estrenado en árboles de la rivera y el cauce todavía en su apogeo puede ser el momento ideal para recorrerla, mas aún si estamos en el momento de la flor de la cereza, con estos atractivos  podemos vivir momentos sublimes a una temperatura envidiable.

IMG_1293 El invierno sin embargo aporta las imágenes mas nítidas de las cascadas. La desnudez de la masa arbórea permite recoger instáneas únicas en las que nada impide verla en toda sus magnitud; es el tiempo además de los mayores caudales dependiendo de las temporadas de lluvia que toque.

El verano aporta frescor en la piel y en la vista; el recurso del baño puede ser escusa suficiente, es cuando mas de cerca podemos disfrutarlas, aunque menguado, mantiene un nivel mas que aceptable para que sus aguas estén siempre cristalinas y las cascadas no pierdan espectacularidad.

El otoño es el momento de los millones de ocres y amarillos que inunda todo el valle. Los mas rojizos son los de los cerezos, los mas luminosos los alisos y en medio los fresnos y el resto de frutales. El olor a tierra mojada y el  crujir el hojas secas a cada paso acompañaran nuestro camino.

IMG_1289

reserva-booking

Ruta de Fin de Semana en Plasencia. Garganta de los Infiernos, Caparra, Granadilla


Ruta de Fin de Semana en Plasencia

Entre Cerezas y Ambrosías.

Reserva Natural Garganta de los Infiernos. Ciudad de Plasencia – Ruinas romanas de Caparra – Despoblado de Granadilla – Piscina Natural del Ambroz.

reserva-booking

Reserva Natural Garganta de los Infiernos

IMG_4425

Estirar el tiempo parecía imposible, muchas cosas en la agenda y nos vimos abocados a salir casi a la hora de comer del sábado.

La red de autovías de Extremadura nos llevó en volandas hasta nuestro primer objetivo; un paseo por la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos.

Subiendo desde Plasencia vamos adentrándonos en los muchos argumentos que hacen de éste unos de los lugares más maravillosos de la península. A medida que se cierran las montañas el bosque va espesando en cantidad y volumen de sus ejemplares.

Entre las peñas de granito las encinas lo cubren todo, pero a medida que las sierras toman alturas considerables, va dejando paso al roble que reina hasta las cotas donde la vida es posible..

La Garganta de los Infiernos se sitúa en la pared derecha según subimos el valle, reparten querencias los tres pueblos que disfrutan de la cabecera del Valle del Jerte: Cabezuela del Valle, Jerte y Tornavacas.

De estos lugares parten rutas que dirigen sus pasos hacia la garganta de mas recorrido de cuantas confluyen en el río Jerte: la Garganta de los Infiernos.

Esta a su vez se desdobla en varias: la Garganta Jaranda, la de los Asperones, la del Hornillo, la de los Gavilanes…. presentan largos valles de gran altura con peculiaridades que las diferencian hasta tomar personalidad propia.

En esta nuestra primera visita decidimos realizar la Ruta de los Pilones. Lo hacemos desde el entorno que la Junta de Extremadura ha acondicionado para la recepción de visitantes. Poco antes de la población de Jerte encontramos aparcamientos, caminos, merenderos, campamentos, el Centro de Interpretacion…

Enseguida que nos apartamos de la carretera advertimos que el lugar es especial desde las mismas puertas.

El manto vegetal es espléndido a la par de encantador.  Altísimos robles compiten por la luz con fresnos, alisos y varias clases de olmos.

Todo está como tocado por la gracia de la naturaleza y la intervención humana no hace sino resaltar la belleza de este lugar.

En el Centro de Interpretación vamos tomando conciencia de donde estamos y a donde vamos a caminar.

Tienen numerosas maquetas que recrean los paisajes y ecosistemas típicos de la zona, incluso hay una en las que están reconstruidas parte de una garganta en la que no falta detalle.

La Ruta de los Pilones es la mas típica y sensacional de las que están al alcance de cualquier humano. Son cuarenta y cinco minutos de ida en los que tenemos que andar por estrechas veredas, pistas fabulosas, caminos de piedra; como en un cuento…

El mayor repecho está al principio, luego casi no te enteras que sigues subiendo. Como a media ruta ya es llana casi siempre y cuando empieza a descender  el bullicio del agua nos hace presentir que nos acercamos al destino de la ruta.

Dejamos atrás el ruido de la civilización y la cobertura de los móviles.

El trasiego de gentes por la ruta es interminable, así como el que encontramos en los Pilones. Bañeras gigantes labradas por la fuerza de aguas cristalinas que lo dejan ver todo. El paraje es increíble y el baño refrescante. Tendremos ocasión de hablar despacito de este lugar. Ya solo queda volver sobre nuestras huellas hasta el punto de origen.

IMG_4394

Ciudad de Plasencia

reserva-booking

A la vuelta repusimos fuerzas en el café bar El Refugio, de muy amable trato y disposición. Sendos bocatas reconfortaron el cuerpo hasta la cena que presumíamos sería tarde ya en Plasencia.

El Alojamiento fue en el Hostal la Muralla, junto a la puerta de Berrozana, intramuros. El edificio fue remozado completamente en el interior y aunque ya tiene unos años presenta una relación calidad-precio muy interesante. La señora muy atenta.

La noche es un encanto en la ciudad vieja. Con el tráfico y aparcamiento muy restringido; la limpieza, la señalización, la iluminación y el gusto general de todos han convertido a ésta en uno de los referentes turísticos de Extremadura.

Como lo es el trato de sus profesionales, que miman tu paso hasta puntos irreconocibles en otras partes. La cartas en restaurantes me sorprendía por el tipismo y naturalidad de su oferta.

En la mañana del domingo recorrimos muchos de los pasos que habíamos realizado la noche anterior. De día los detalles afloraban en palacios, iglesias, calles… La visita a la Catedral ´Vieja era obligatoria.

Vimos las reliquias de San Fulgencio y Santa Florentina, también las hechuras románico-góticas de este edificio.

IMG_4499

reserva-booking

Ruinas de la Ciudad Romana de Caparra

Sin entretenernos mucho corrimos hasta las Ruinas de la Ciudad Romana de Caparra. Deberíamos decir Vettona, ya que aparece entre las más antiguas de Extremadura. Los trabajos que se realizaron en tres años, 2000-2003, dieron para mucho.

Alrededor del Arco del Triunfo que ya todos conocíamos por la fotografías que corren por doquier,  iba apareciendo un espacio prácticamente intacto. Uno tras otro iba tomando forma el pueblo: la calzada principal, el foro con sus tres templos, las termas, el circo…

Supongo que se vieron un poco abrumados ante tanto y tan bueno. Esta experiencia se plasmó en un interesante Centro de Interpretación que la Junta mantiene para visitantes y estudiosos.

Las distintas salas y el audiovisual sirve de buen aperitivo para comprender mejor el paseo entre los restos de las excavaciones.

IMG_4661

Despoblado de Granadilla

Las 14:00 horas nos dieron cuando casi teníamos recorrido todo el entorno.

Un pequeño vistazo, ya que hay para mucho entretenimiento y los guardas se debían al descanso obligado del mediodía.

Nosotros nos acercamos a Zarza de Granadilla para comer en un lugar recomendado. El paisano casi nos empujó al comedor cuando prefiramos disfrutar de la terraza.

Antes de las cuatro de la tarde estábamos en Granadilla. Pueblo abandonado por los planes de regadío de los años cincuenta.

Casi intacto y en permanente renovación por los muchos campamentos que pasan temporadas empeñados en la restauración integral del lugar.

Es como un cuadro pintado por los sueños que casi todos tenemos de lugares idílicos. Las casas están rodeadas por una alta muralla, en un extremo se sitúa un pequeño castillo que hace de lugar fuerte.

Hay una calle principal y otras secundarias. La plaza es de ensueño con sus casas de colores o de grandes piedras de grano.

El entorno parece vivo con ganado en algunas cercas, huertos en otras…

Y todo rodeado por las aguas del embalse de Gabriel y Galán que apenas dejan una loma acceder a la población.

IMG_4757
Ya sólo quedaba un bañito en la primera piscina natural que encontramos en el río Ambroz. Aguas limpias en un entorno perfectamente adecuado al disfrute del ocio…

Volvimos por Monfragüe para no perder el aire rural y a las 8:30 llegamos de nuevo a casa.

reserva-booking

A %d blogueros les gusta esto: