Categoría: Helechosa de los Montes

Los Diablucos de Helechosa de los Montes. Mitos de la Siberia de Extremadura


Los Diablucos de Helechosa de los Montes.

Mitos de la Siberia de Extremadura

Son uno de los Hitos mas importantes de Extremadura, los diablucos representan una de las conexiones mas arraigadas con las culturas antiguas.
Sobre todo las celtas, que tienen entre sus iconos la figura del rey de los infiernos.

Se celebra también en Villarta de los Montes, Fuenlabrada de los Montes que los llaman los Diablillos, y en Herrera del Duque, donde representan el que llaman “El Infierno”  y hasta Alía donde ya se ha perdido la Tradición hace años.

Aparecen íntimamente ligados a la Fiesta del Corpus Christi, una de las mas señalas en la cultura comarcal. En plena explosión primaveral y con los calores veraniego ya llamando a la puerta.

La celebración cristiana es relativamente moderna, del siglo XIII, cuando el papa Urbano IV aprueba esta fiesta después de que ya fuera un hecho consumado en muchas Diócesis.

Va a ser en la de Toledo precisamente, donde se festeje con mayor fervor. Todos los pueblos llenan calles enteras, a veces con auténticas obras de arte dibujadas con el color de la primavera. A los pigmentos vegetales se añaden los muchos aromas que desprenden los tomillos, lavandas, romeros, cantuesos, helechos… Los barrios instalan sus altares bellamente decorados con mantas y sábanas bellamente bordadas y con ofrendas de que los locales hacen: principalmente dulces como canelones, flores o candelilla, también productos del campo o animales.

Las procesiones van de de altar a altar  honrando y dando gracias a Dios por la generosidad de la estación que está acabando.

Es en estos pueblos de la Siberia de Extremadura donde se da una particularidad que les distingue del resto y aporta unas connotaciones histórico-culturales muy reveladoras.

Se ignora su origen, pero se tiene costancia de su presencia ya en 1591 según los papeles del Archivo Parroquial, que tiene guardado los Estatutos y Ordenanzas de la Cofradía del Santísimo Sacramento. Son un total de veinteseis artículos escritos en siete hojas y firmadas por Don Alonso de Zúñiga y Sotomayor, Marqués de Gribraleón y Señor de las Villas de Herrera, Villarta y Helechosa.

De todos los pueblos es en Helechosa de los Montes donde la fiesta se conserva de forma mas pura. El papel representado por los Diablucos está lleno de detalles que atisban los ancestros culturales. La integración con la fiesta cristiana diluye a éstos en el ceremonial hasta formar parte intrínseca y fundamental del y credo católico.

El conjunto es realmente atractivo y todos los sentidos tienen algo que disfrutar: por la decoracíon, por los ritmos arcaicos y pegadizos de los danzantes, por los olores esparcidos por todo el pueblo, las degustaciones de sus excelentes productos y el abrazo sincero y amable de sus vecinos.

La espectacularidad de la vestimenta y caracterización de los Diablucos hacen muy creíble su participación en la fiesta. Visten un mono rojo con las mangas y bordes ribeteados de negro. Pero lo mas espectacular sin duda son las caretas que tienen. Son de aspecto muy terrorífico, en rojo y con las arrugas y bordes marcados de  negro, con los cuernos sobresaliendo ligeramente sobre su cabeza dan una apariencia muy original. También tienen un largo y grueso rabo en la parte de atrás.

Los Diablucos acompañan todo el ritual religioso con un papel destacado y su representación tiene un trasfondo moralizante. Son los encargados de anunciar el principio de la festividad al són de tambores y castañuelas.

Aparecen rodeando las procesiones, danzan y tocan sus instrumentos intentando llamar o desviar la atención hacia el mal que están encarnando. Es el momento en el que el lado oscuro llama a nuestra conciencia e intenta que caigamos en el pecado.

En la iglesia ocupan la primera fila ya sin sus caretas y con actitud mas tranquila. Cuando llega el momento de la bendición de la custodia y el sacerdote levanta el cáliz los diablucos salen huyendo despavoridamente al ser derrotados por el cuerpo de Cristo.

Galerías de Fotos:

Corpus de 2006

Corpus 2005

A %d blogueros les gusta esto: