Categoría: El Espíritu de la Carbonera

Haciendo el Geoparque


Este Geoparque es otra más que nos pasa por delante, otro tren para montarnos, para dejar pasar o para llegar tarde. En este momento se está decidiendo cómo se gestiona esta oportunidad….

Cuando se firmó el Protocolo del Geoparque, 2009, todas las Administraciones que intervinieron tenían el mismo signo político, la asociación de empresarios casi era una entelequia y la Universidad se vió en una batalla que no preveía librar pero a un territorio que no le resultaba extraño del todo. Entonces, sin más disputas que las propias entre los distintos niveles del Estado se decidió que mientras no se creara una figura con Ente propio, la gestión se realizaría de la siguiente manera: Presidencia para Diputación, Vicepresidencia para Mancomunidad y la Dirección para APRODERVI. La verdad es que estaba bien pensado; Diputación se hacía las fotos, el Presidente de Mancomunidad sería la autoridad en el Territorio y el equipo técnico de APRODERVI, que es grupo con mas experiencia y conocimiento, el grupo que mas proyectos ha desarrollado en toda Extremadura, llenaría de proyectos y dinamizaría el Geoparque. Nos puede gustar mas o menos; pero fue lo acordado y firmado solemnemente

Desde el principio, en la legislatura anterior, el territorio se vio cada vez mas arrinconado por el afán de control que la Diputación de entonces ejercía al calor de los dineros del Plan de Dinamización Turístico. La candidatura obligó a ocupar la Dirección del Geoparque. No se cumplió lo pactado y firmado. El antiguo presidente de diputación nombra Director del Geoparque a un funcionario de Diputación y relega a APRODERVI a un papel de segundón en una Dirección Territorial sin mas cometido que ayudar a lo que le mandaran..

En Mayo de 2011 pasaron muchas cosas: cambiaron colores políticos en casi todas las administraciones implicadas en el Protocolo y a pesar de que nadie lo esperaba; esta tierra tuvo el inmenso honor de ser declarada Geoparque en su primera intentona, sobre todo, gracias al apoyo social que aupó la candidatura… Nadie lo había conseguido de esta manera y hacerlo fue un reconocimiento, creo, sobre todo a la ilusión por el Geoparque que los evaluadores percibieron en gran parte de la sociedad.

Cuando el Presidente de la Diputación actual convocó por primera vez el Protocolo del Geoparque (2012) teníamos muchas dudas sobre la decisión que iba a tomar. Al final optó por el “status quo”, algunos cambios en cuanto a representantes del comité científico y poco más. Le felicité, pues era la menos mala de la opciones posibles dadas las nuevas circunstancias políticas.

Los servicios jurídicos de Diputación, por lo visto, han estudiado muchas fórmulas para la gestión del Geoparque y al final el resultado es que todo va a seguir como hasta ahora. La propuesta de Diputación el pasado diciembre es que ellos ocupan la Presidencia y nombran todos los cargos ejecutivos del Geoparque, a saber: Director, Director Territorial, Director Científico y Subdirector Científico. A partir de ahí los otros siete firmantes les toca poner lo que puedan, en abstracto: (Gobierno de España, Gobierno de Extremadura, Universidad, Geólogos de Extremadura, Mancomunidad, APRODERVI y Empresarios). Todo esto justificado porque dicen aseguran la continuidad del Geoparque con la aportación de presupuesto mínimo anual necesario. Osea, pecata minuta, poco mas de 10000 euros al año.

Desde luego no dudo de la buena fe de los firmantes del Protocolo para volcar todos sus recursos disponibles con el fin de que este Geoparque sea lo que todos queremos: un dinamizador de la vida económica, social y cultural de la tierra menos desarrollada de Extremadura. De hecho la Diputación, ésta y la anterior, a pesar de todo ha tenido una voluntad conciliadora desde el principio, procurando acercarse un poquino al territorio y aportar recursos nunca vistos por aquí; también el Gobierno de Extremadura, la Universidad, Turespaña… El Director se deja la piel y el esfuerzo desinteresado de muchas personas hace el resto.

Aunque la mayoría institucional piensa que todo ha funcionado y funciona a la perfección, por lo menos de cara afuera; son muchos los ciudadanos de toda clase que pensamos que la gestión de las inversiones realizadas en los últimos años en el territorio ha sido muy distante y eso origina grandes dificultades en la efectividad de los grandes fondos gastados, en la visualización del Geoparque y del trabajo de las Administraciones por los locales. Si la coordinación de lo que aquí ocurre se hace en Cáceres siempre tendremos una respuesta tardía y condicionada al largo camino que le toca correr hasta resolverse, por no hablar de la lenta y pesada maquinaria burocrática de Diputación que hace que siempre vayamos a remolque y que, por ejemplo, no ha conseguido gastarse todo el dinero del Plan de Dinamización después de mas de ocho prórrogas y ha devuelto mas de 60000 euros.

Muchos de nosotros pensamos que se saca mejor partido a los proyectos si se realizan desde el Territorio, con la experiencia de lo que ha resultado útil a la tierra y que ha sido un auténtico despilfarro. Estamos cansados de pagar estudios ya realizados, dudosos o inservibles; estamos hartos de ver cursos a los que no va nadie pagados a precio de oro; de calificaciones que se dan porque si nó no podrían justificar la pasta que se llevan algunas empresas; de webs que no se llegan a la altura de su coste y luego ni siquiera se ponen en funcionamientos, de caminos mal hechos, de la presión que soporta el ciudadano todos los días de un sistema en el que no participa y que no resuelve sus problemas mas cotidianos, no crea empleo que revierta en la zona sino que beneficia a trabajadores y empresas que residen en las capitales.

Ya hemos visto de todo y hay una sociedad que dice basta… la sociedad que ha hecho posible el Geoparque no mira colores políticos sino que mira a los ojos; no cree en cuentos ni palabras bonitas, sólo realidades tangibles, somos gentes que vemos de donde vienes y a donde quieres ir, lo que tomas y lo que dejas… En la sociedad del Geoparque queremos soluciones y soluciones rápidas, no pueden eternizarse los resultados; queremos participación y transparencia y eso desde las capitales no se puede hacer.

El momento político y económico no es bueno. Son muchas las incertidumbres que se ciernen sobre nuestras instituciones: Gobiernos al borde del rescate, Diputaciones que van sobrando, Mancomunidades al borde del colapso, Grupos de Desarrollo amenazados, Asociaciones que no tiran, Universidades sin presupuestos… Y para colmo, quién debería Dirigir el Geoparque, APRODERVI, porque es quién mejor puede hacerlo y por que así está firmado, tiene una corriente dominante de signo político contrario a la moda actual.

Esta tierra quiere ser protagonista de su propio destino, dejar a un lado intereses partidistas y ponernos a trabajar juntos. No habrá soluciones sin una implicación efectiva del territorio en todos los ámbitos; sobre todo en lo que signifique la gestión de nuestro futuro.

La política en general da asquito para el que hace vocación y no profesión de ella; sobre todo en este país, donde a pesar de la que está cayendo, nuestros dirigentes no son capaces de ponerse de acuerdo en nada de nada mientras todo se despedaza a nuestro alrededor. Da un poco verguenza, como me decía un amigo, pertenecer, aunque sea temporalmente, a la clase dirigente en política, sindicatos, asociaciones o empresas. Todos tratan de escurrir el bulto en sus responsabilidades y pocos afrontan las servidumbres que les atan, la pereza que les atezana, el riesgo de equivocarse, el temor a todo lo novedoso, creativo y sobre todo el horror a lo que no controlan directamente.

Si desde el Geoparque no somos capaces de romper esa dinámica fatal, sentarnos y hablar de lo mejor para la tierra y llegar a un acuerdo que podamos presentar juntos al resto de firmantes del protocolo la desilusión se instalará en la sociedad, el Geoparque no cumplirá su objetivo fundamental y nuestros pueblos se vaciarán irremediablemente. Mancomunidad, APRODERVI y Geovilluercas deben y tienen que dar un paso adelante, estar a la altura de su compromiso con la sociedad y pactar lo mejor para las Villuercas Ibores Jara, sino, habremos perdido otra vez el tren y nuestros ciudadanos nos los demandarán.

Web oficial del Geoparque  www.geoparquevilluercas.es

Evento Bloguero:  http://geoblogvilluercas.blogspot.com.es

42 Encuentro ARBA Extremadura. Desescombro de la Cueva del Conejar en Cáceres


42 Encuentro ARBA Extremadura y el Equipo de Nuevos Pobladores de Extremadura.

Desescombro de la Cueva del Conejar en Cáceres

42%C2%BA-Encuentro-(20-9-2009)%5B1[1]

Para todos los que acudimos a la llamada mensual de la Asociación fue sin duda un gran honor que no quisimos dejar pasar. Pocas veces permiten que los profanos se acerquen tanto al apasionante mundo de la historia en general y de la arqueología en particular.

Y si no eres un mero receptor, sino que participas codo con codo con expertos que te guían, ya es que casi que hubiéramos pagado por estar allí. El caso es que el día salió ideal, un sol radiante que no calentaba mucho nos alegraba el día para empezar la faena con bríos.

Nos juntamos unas setenta personas en el grueso de la faena entre los investigadores, voluntarios y niños. El reencuentro fue tan emocionante como acostumbran estas reuniones de amigos. Algunos se ven periódicamente, pero otros hace meses que no coinciden en alguna actividad.

IMG_5999[1]

IMG_6006[1] En un primer momento el Equipo de Investigadores nos puso en situación. Explicaciones del lugar y del momento,  de lo que íbamos a hacer, de como y por qué. Sin demasiados preámbulos pasamos a la acción, realizando una limpieza integral de abajo a arriba.

Así pues, se realizó una cadena humana que sacaba cubo a cubo arenas y piedras hasta el recinto exterior de la cueva, donde eran depositados en carretillas y a escasos metros dos contenedores facilitados por el Ayuntamiento de Cáceres esperaban todo los escombros que iban saliendo.

IMG_6028[1] Con las carretillas había cinco personas, en la cadena humana mas de veinticinco, raspando y llenando cubos otros quince, otro mas con la marra rompiendo las piedras mayores y los niños correteando entretenidos en labores menores o jugando por el parque próximo.

La algarabía del lugar era notable por el entusiasmo y el afán que poníamos en el trabajo. El polvo de los primeros momentos fue importante y aunque nunca cesó menguaba a medida que se vaciaba la gruta.

IMG_6030[1] A eso de la doce hubo un receso para echar un bocata que recargara las pilas. Empezaron a aparecer los bollos rellenos de fiambres y tortillas. . Los dulces y chocolates se pasearon a modo de postre sentados a la acera de una calle sin vida. Triunfó un flan de café que hizo las delicias de muchos.

Rápidamente pasamos de nuevo al tajo. El grupo que había estado en el exterior bajó para la sombra y los que estaban rascando el suelo se pusieron en la cadena humana. Echamos dos horas de trabajo intenso en el que corrimos a tope para dejar como una patena la cueva. El sol ya pegaba y el sudor se mezclaba con el polvo poniendo un punto pintoresco al la imagen del personal.

IMG_6062[1]

IMG_6082[1] A las dos y media paramos la actividad, y tras una limpieza de campaña en una fuente del parque cercano nos fuimos a la piscina municipal de Malpartida de Cáceres. Diez o quince minutos y estábamos en una sombra acogedora, rodeados de un ambiente ideal para comer en unos bancos habilitados a tal fin.

El mediodía es quizás el momento mas familiar de la jornada. Aunque habitualmente cada uno lleva lo suyo, no perdemos ocasión de compartir nuestros mejores guisos, nuestros gustos mas especiales o las experiencias pasadas y futuras. Intercambiamos chistes y conocimientos, risas y también preocupaciones.

IMG_6086[1] Inmediatamente después del café y antes que llegara la caraja pasamos a tener el “Encuentro”. Es cuando nuestro Delegado Álvaro, pasa a informarnos del estado de la asociación. De las cuentas, de las novedades, de los pros y los peros. Es una especie de Asamblea Mensual de campaña en que el tenemos la oportunidad de expresar opiniones, ideas, fallos, planear en conjunto, repartir el trabajo  etc…

Esta vez todo eran buenas noticias. La publicación en el Anuario de la Provincia de Cáceres de un artículo sobre nosotros y la inclusión del escrito “Yo también soy Arbero” en el boletín de ARBA España eran importantes reconocimietnos para un grupo como el nuestro. Se repartieron mochilas, gorras, libritos… también el automercadillo que nos montamos funciono de maravillas con camisetas, sombreros y chalecos con el logotipo de la Asociación.

También hablamos del encuentro de los meses sucesivos en Monfragüe, Acebo y otros que están a la espera.

IMG_6113[1] En nuestros encuentros siempre hay un postre de lujo. Esta vez fue un lujazo… Antoni Canals nos deleitó con las sabias pinceladas que da un conocimiento profundo de la materia que tratamos.

Apoyado en una didáctica proyección fue desgranando el trabajo de investigación que vienen realizando los últimos años en yacimientos prehistóricos del entorno Cueva de Maltravieso y en los humedales de Malpartida.

IMG_6114[1] Uno a uno fuimos repasando los aspectos mas importantes de los hallazgos realizados, sus dataciones y curiosidades, como una semilla de trigo que el Carbono14 dice que tiene mas de ocho mil años o la vida en torno a las charcas de los Barruecos hace ciento cincuenta mil años.

Todo se desarrolló en un ambiente muy cercano, en el que nos atrevíamos a comentar nuestras dudas e impresiones y exclamamos en mas de una ocasión ante los datos revelados.

Una hora larga en las que no pestañeamos un instante con una explicación muy amena y comprensible que nos llegó a todos por igual…

Enlaces:

IMG_6103[1]

La Economía Familiar en el Medio Rural


Economía Rural

La Experiencia Sostenible y Rentable

 
Ya desde hace mucho tiempo nos lo vienen anunciando: competir en calidad y no en cantidad no es ya una opción empresarial sino una cuestión de supervivencia. Es lo que pasa cuando los pobres del mundo quieren dejar de serlo; ellos trabajan mucho mas barato que nosotros y es imposible luchar en cantidades con lugares como China o la India, por no hablar de Argentina, Rumanía o el mismo Marruecos. Es un proceso natural; las macroindustrias se instalan en los lugares mas económicos, lo hicieron en España entre los 60 y los 80; desde entonces no ha venido ninguna. Lógicamente; si hay que hacer coches, plantar tomates o construir un complejo turístico ya es mucho mas de la mitad de barato hacerlo en Rumanía, Marruecos o el Caribe americano que en nuestro pais. Además, en Extremadura ,no tenemos mano de obra suficiente para ellas.
 
No sólo no llegan nuevas inversiones, sino que se están marchando multinacionales que empleaban un tanto por ciento escandaloso de trabajadores en muchas zonas de España. Hay pueblos, hasta provincias enteras que dependen de una fábrica. Y en momentos como los actuales aprovechan para llevar a cabo procesos que en muchos casos serían necesarios hasta sin crisis: Las regulaciones de empleo con despidos y bajas, la reducción de jornadas e incluso ya se empieza a hablar de bajadas de sueldo. Esto si la empresa no cierra totalmente dejando directamente en la calle a miles de personas y otras tantas que se van a ver afectadas drásticamente en su actividad.
 
 En Extremadura difícilmente se darán esas condiciones extremas; en esta nuestra querida selva no han llegado a venir nunca y afortunadamente quedan muchas cosas que hacer. Lo primero es convercer a nuestra gente que en su tierra, en sus cosas y en sus manos tienen un valor seguro. Que sus campos tienen las mejores condiciones y el agua para producir lo que la sociedad vaya demandando. Que en el pais de los servicios hosteleros, Extremadura es el eje turístico de la península y un lugar como pocos donde disfrutar del ocio y el tiempo libre ofreciendo algo que ya nadie tiene: la pureza en la naturaleza y en los hombres, un patrimonio forjado a base de leyendas legendarias y  el irresistible atractivo de lo desconocido. También tenemos que apoyar las ilusiones y las iniciativas que despiertan en Extremadura como un tesoro: animando a los que mas cerca tenemos  y allanando los caminos que traen nueva sangre a nuestra Comunidad.
 
La economía en el medio rural es algo variable, como el tiempo. Pocas plazas hay para fijos y los asalariados se tienen que conformar con nóminas bases o rellenar de horas extras el día para llegar a un nivel medio decente. En los pueblos se tienen que explotar todos recursos y las habilidades a tu alcance: hay una buena parte que son los comerciantes de toda la vida, constructores, pequeños talleres, nuevos emprearios y los también autónomos propietarios de las casas rurales que nacen como setas por todas partes; estos son, el motor real de la economía, trabajan sin horario, habitualmente en lo que les gusta. Luego están los funcionarios, pseudofuncionarios, funcionarios anuales y la casta de medianos propietarios, 300 a 600 hectáreas; los unos trabajan lo que quieren y los otros lo que les da la gana. entre todos estos representan la escasa zona media de esta sociedad. La clase alta ni está ni se la espera ni siquiera a la hora de comer. Viven en las capitales haciendo cualquier cosa; sus propiedades son manejadas por administradores que generan pingues beneficios, pero apenas representa un 5 o 10 por ciento de las posibilidades reales que pueden representar fincones del tamaños gigantescos en los que apenas pastan un puñado de vacas u ovejas.
 
Las más clases desfavorecidas representan mas que en ninguna otra el ejemplo de una conciencia empresarial durmiente en sus gentes extrapolable a cualquier otro estrato social. Hacen posible una renta familiar envidiable sin salirse de los estandares oficiales de miseria: consiguen ser propietarios de fincas urbanas y rústicas de un valor importantísimo, muchos no saben ni lo que tienen,  y al mismo tiempo acceder a todas las ayudas posibles: PER, paros, becas, asistencia social… Con gente acostumbrada a trabajar duro y exportando a sus hijos fuera, el sistema funcionaba de perlas: a la nómina ocasional añadían las famosas chapuzas, también los importantes ingresos en especie de la huerta, el olivar, la viña y las subvenciones que en muchos casos conllevan…  el trabajo estacional en las campañas del espárrago, de la cereza o el tabaco y los derechos de paro completaban el año. Un pastizal amasado con sudor y esfuerzo que conviertieron en ladrillo en su mayor parte.
 
Con los tiempos de vacas gordas parecía que el sistema se sostenía en las escasas nuevas generaciones; pero el nivel de trabajo no era ni mucho menos el de sus progenitores y con ello las rentas empiezan a no llegar en una sociedad con mas necesidades y mas habituada al consumo. Aquí es donde podemos empezar a a abrir el ojo y pensar un poco, acercarnos al concepto de calidad frente a cantidad. Los jóvenes deben dar un paso adelante y hacerse con las riendas de su futuro. En sus manos está la posibilidad para conjugar Tradición e Innovación y buscar la excelencia en sus productos. La calidad de ellos hará posible que los compradores pagen un precio justo por el trabajo que acarrean. Los productos ecológicos ya se muestran como explotaciones rentables con mercados ávidos de alimentos puros. Trabajar menos y ganar mas puede ser una quimera para muchos, pero ya hay ejemplos de sobra como para empezar a tomarnos en serio el asunto

Solución Rural


Solución Rural

Una oportunidad para otra vida.

 
La necesidad de un cambio del modelo social es algo que todos mas o menos asumimos. Las experiencias de crecimientos masivos de urbes frente a la despoblación de la mayor parte de las tierras es ya una filosofía agotada y en cierta manera, responsable de la inmensa crisis que vivimos actualmente.
 
El medio rural se ha visto totalmente desprestigiado: sus habitantes considerados paletos, su lenguaje cateto, sus profesionales destripaterrones, sus empresarios  caciques…  La emigración y sus justificaciones contribuyeron sobremanera a crear esa imagen de que todo lo rural era malo frente al urbanismo galopante que vivian ellos. Mezclaron el profundo subdesarrollo en que estaba nuestra tierra con los valores culturales que encerraba la vida en los pueblos confundiendo y fijando una mala imagen sobre todo lo que no fuera alquitrán, rascacielos y el trabajo en la industria o la oficina.
 
Afortunadamente el tiempo da y quita razones; sabemos que la mayoría de los cochazos con que presumían "los alemanes" eran alquilados, también que una buena parte trabajaba hasta mucho después del sol, que eran considerados "de clase baja" en las sociedades de acogida, que estar encerrado todo el día entre paredes te pone mustio y casi ninguno ha conseguido el sueño con el que se fueron y han estado viviendo: volver a su terruño se les ha hecho imposible, ni siquiera de viejos.
 
La vida de la ciudad también va cogiendo tonos mas oscuros cuando vemos que son como monstruos incontrolables que devoran las personas hasta no quedar nada de ella mismas: horarios salvajes, competencia feroz, inestabilidad laboral, vida social nula, delicuencia incontrolada, estrés contínuo, vida familiar imposible… aunque alguien pueda hipotecar su vida por estar cerca de un hospital o de una Universidad o de un Teatro, la balanza se mueve siempre hacia el lado Rural donde el día a día, que es lo que hace una vida, se realiza de una forma mas intensa, mas natural y sobre todo con la tranquilidad de ser parte, no el combustible del medio.
 
En tiempos de crisis la vuelta la medio rural se contempla en casi todos los hogares como una opción para alguno de sus miembros. El trabajo que va escaseando en las urbes hace tiempo que no se cubre en los pueblos, donde negocios rentables cierran, no se renuevan por falta de interés en las nuevas generaciónes. Faltan fontaneros, pintores, carpinteros, electricistas, informáticos, hasta ingenieros que pongan en marcha pequeñas industrias agrícolas, ganaderas, o de transformación; la industria turística está por explotar por los autóctonos que se resisten a hacer casas rurales o restaurantes medio originales… Los huecos son cada vez mayores y ya no queda mano de obra casi ni para los servicios mínimos, ni siquiera para cubrir los compromisos de contratación de las nuevas eólicas y solares que se instalan en la región.
 
No podemos esperar que las Instituciones sean los nuevos empleadores, pero sí facilitadores, empezar a discriminar positivamente el medio rural. Creo que no es bueno cambiar el antiguos esquemas por nuevas Administraciones. Es hora de la gente tome iniciativa, gente emprendedora que tenga ilusiones, asuma riesgos o mueva el patrimonio que se les está cayendo a pedazos.
 
La Solución Rural es para casi todo el mundo y a ellos deberiamos diriginos específicamente:
 
  • Si te has Jubilado, Porqué no vuelves?
  • Hay un hueco para tí, Quieres Volver?
  • Neoruralitas
  • Emigrantres

  Los aspectos que tenemos que trasladar a los posibles interesados:

  • Empleo Rural
  • Tu Empresa Rural
  • Experiencias, Foro del Regreso
  • Ayudas al Regreso
  • Soluciones Personalizadas
 Podemos poner un poco mas fácil la Solución Rural.
 

Cuando ves que el futuro va llegando


Cuando ves que el futuro va llegando

Esta sociedad no deja de darnos ejemplo. Una vez mas son los primeros en llegar. Los americanos son gente que deciden sus cosas y queramos o no, ya tenían lavadoras cuando nosotros pensábamos que el  agua corriente era utopía.

Diferentes son las culturas europeo-latinas que son de gentes totalmente dependientes cuyo ideal de vida es ser funcionario de cualquier cosa. Quedaron atrás los tiempos de noblezas y señoriítos, pero solo aparentemente, todavía en Europa seguimos poniendo en manos de otros nuestro bienestar, nuestros derechos y hasta nuestra propia basura…

Solo así se entiende unas sociedades cuya aportación a la POLÍTICA, en el mejor de los casos, es de un voto cada cuatro años que equivale a un cheque en blanco a los partidos políticos. No queremos decidir casi nada, no denunciamos, no participamos, no nos informamos y en muchos casos nuestro criterio está condicionado de antemano por cuestiones que nada tienen que ver con lo que se trata.

Dejamos a los partidos que elijan a nuestros líderes: desde el presidente del gobierno, congresistas, senadores hasta el último concejal de pueblo. Toda una maquinaria, procedimientos y clanes que ponen o quitan como a marionetas a las  personas que nos van a guiar, a representar. Los USA, sin embargo, elijen, en primarias dentro del propio partido, donde las listas están abiertas a todo el mundo. sobre todo a quien la gente elija.

Dejamos a los partidos que elijan a nuestro presidente: cuando no hay mayorías absolutas, podemos echarnos a temblar entre las negociaciones y/o chantajes y/o cuentas pasadas que saldar hasta que definen de que lado están. Luego nos queda toda una legislatura hipotecada desde el principio. Los americanos someten a referendum de nuevo este importante cargo ejecutivo, haciendo que la separación de poderes sea real, no como nosotros, donde el legislativo elije al ejecutivo.

Dejamos a los partidos que controlen nuestro sistema judicial; designen sus cargos e interpreten las leyes hasta donde la conveniencia recomiende. Los americanos nos dan un buen repaso: elijen periódicamente al sheriff, también elijen al fiscal (resposable de la iniciativa judicial; denunciar de oficio por instancia o por conocimiento), también elijen al juez que debe ser la figura que modere la conviencia civil, interprete al legislativo y controle al ejcutivo. En EEUU los cargos importantes como jueces de supremo, solo les retira del cargo la jubilación y no están sujetos a débitos, a coacciones partidistas que desfiguran completamente su acción. Y finalmente, el pueblo es el jurado de los pleitos,, dan la cara y absuelven o condenan según su conciencia. Si aciertan o se equivocan es la gente, la sociedad en estado puro quien lo hace.

Nuestros partidos todo lo hacen todo en nombre del pueblo a quien dice representar. En la historia esta manera de hacer política se conocía con un nombre muy explicativo. En las culturas latinas somos muy dados a dejarlo todo en manos en una aristocracia dominante para así poder echarles la culpa de nuestra propia dejadez.

A %d blogueros les gusta esto: