Categoría: Orellana la Vieja

Iglesia de la Inmaculada en Orellana la Vieja. Patrimonio Monumental en las Vegas Altas del Guadiana.


Iglesia de la Inmaculada en Orellana la Vieja.

Patrimonio Monumental en las Vegas Altas del Guadiana.

IMG_1083-(1300x867)

IMG_1002-(1300x855)Desde mediados de siglo XIV, en Orellana la Vieja podemos constatar la presencia de un grupo humano estable, germen de la actual población. Inicialmente era veinte pobladores que son aumentados rápidamente en setenta más según autorización Real.

Juan Alfonso de la Cámara, edifica o reedifica el castillo y se inicia un periodo de paz que llega a nuestros días. En esa primera población ya podemos presuponer la existencia de una iglesia para una población que no dejará de crecer.

De esa primera iglesia no sabemos nada, ni en la documentación, ni en la arqueología del monumento, que no deja ver con claridad restos antiguos. Será a final del siglo XVI cuando el Obispo de Plasencia encarge la construcción de un gran templo.

IMG_1078-(1300x858)Diseñan lo que se conoce como Iglesia de Salón, una gran nave rectangular con cabecera semicircular, de gran altura y sobriedad. Realizada a base de mampostería de pizarra con grandes y gruesos muros. Los contrafuertes exteriores sujetan la armadura de arcos que aguanta el techo.

La cubierta se soluciona con un entramado de madera, dividido en tres partes, sujetas con grandes arcos de granito. Algunos consideran que es el original del siglo XVI. La cabecera se cierra con una bóveda de ladrillo semicircular que contrasta con el techo del resto de la iglesia.

El plan inicial no dejaba claro el asunto de la torre, que posteriormente se adosa en un lateral de la nave con una construcción mas bien delgada y no acompaña a las grandes dimensiones del resto del templo.

IMG_1005-(1300x867) Hay tres puertas de acceso, siendo la principal y más moderna, 1659 según la incripción de la portada, la situada en los pies del templo.

De estilo casi neoclásico, da acceso a la plaza y a la cañada; a su lado hay una gran cruz, recuerdo de la guerra civil.

Encima hay una estilizada ventana de estilo plateresco que parece posterior. Las otras dos entradas, las de los costados, tienen trazas más antiguas. También en el siglo XVII se reforma el altar mayor según otra inscripción que podemos observar.

El interior cuesta imaginar… apenas algunas fotografías antiguas recuerdan el esplendor del retablo que adornaba el ábside. Tampoco del resto de decoración y esculturas originales que se han ido perdiendo en los muchos sinsentido de la historia.

IMG_1052-(1300x867)

IMG_1053-(1300x867)La iglesia esta dedicada a la advocación de María Inmaculada Concepción, cuya imagen preside el templo en el centro de un retablo que es copia del original rococó, perdido en la guerra civil.

Muy bonito el conjunto y merece especial atención la talla de San Sebastián.

El mayor espacio en todo el retablo está dedicado al Cristo Crucificado.

IMG_1069-(1300x867)Igual suerte corrió la talla original gótica del Cristo de la Capilla, la actual también es copia de la antigua, proveniente según algunos del Convento.

Esta advocación es sin duda la que mayores pasiones desata en la población.

Además de realizar una capilla anexa a la nave central de la iglesia en su honor, las fiestas del Cristo son de las que mas se celebran y raigambre popular tienen.

Toda la capilla está decorada con primor, muy bonito todo el artesanado en madera y las tallas de estilo gótico que armonizan el conjunto.

IMG_1076-(1300x867)Se conserva el órgano, debe ser del siglo XVIII, muy interesante el escudo del Obispo de Plasencia Don Pedro Ponce de León, situado en la puerta de acceso a la sacristía.

Algunos objetos de gran valor, como una Cruz Procesional de plata, algunos cálices con anagramas de la Orden de Alcántara.

 

IMG_1073-(1300x867)

Arquitectura Tradicional en Orellana la Vieja. Pueblos de las Vegas Altas del Guadiana. Extremadura


Arquitectura Tradicional en Orellana la Vieja.

Pueblos de las Vegas Altas del Guadiana. Extremadura

Orellana la Vieja se asienta en una colada, entre dos cerros, que dan vista al río Guadiana, hoy al Embalse de Orellana, que llega apenas 300 metros de la población.

Se resguarda del aire norteño por las últimas estribaciones de las Sierras de Pela, muy próximas también.

El pueblo se origina a lo largo de la Cañada Real Segoviana, que atraviesa de norte a sur el casco urbano y del Camino Natural del Guadiana que corre por toda la margen norte del Río, cruzándonos de este a oeste.

Prácticamente toda la población mantiene un aire tradicional en sus construcciones. Más cerca de los modelos utilizados por los vecinos pueblos cacereños del norte que de los pueblos blancos de sur del Guadiana, también presentes.

La zoña más antigua la encontramos en el triángulo formado por los tres grandes monumentos de Orellana: el Castillo, la iglesia y el Convento.

En esta parte las calles son mas bien estrechas y retorcidas. Las viviendas son de formas irregulares y de tamaños muy variables. Las crónicas dicen: “las calles las mas no tienen figura de tales por que ban haziendo casas en mangas abarriadas en los extremos del pueblo”

Se sitúan, sobre todo a lo largo de la Calle Real, las casas grandes, algunas con aires palaciegos o formas singulares de interpretar la construcción.

Son las calles comerciales por excelencia, tiendas tradicionales se alternan con modernas empresas hosteleras.

Además de la mencionada Calle Real, podemos pasear por otras como: calle de Hospital, de San Juan, de Santo Domingo, la Calle Tenerías o la del Convento, la del Molar o del Palacio.

Muchas viviendas carecen de patio o lo tienen casi a modo testimonial.

Construidas con fuertes muros de pizarras principalmente o adobes, y bóvedas de ladrillo en los techos,  formando estructuras muy fuertes que resisten el paso del tiempo impasibles..

En las cercanías de la iglesia se encuentran dos plazas, que bien podían ser una sola, la Plaza de España y la Plaza de Extremadura;  hacen de eje histórico de la población. En la actualidad todo está basculando hacia la nueva circunvalación, va a ser precisamente hacia el oeste donde se produzcan los mayores aumentos de la población

A final del siglo XVIII existen todavía las Ermitas de San Sebastian y de Santo Domingo, que están en las afueras de la población.

Posteriormente se proyecta un crecimiento organizado en calles paralelas, perfectamente diseñadas en manzanas que trazan radiales perpendiculares.

Con parcelas rectangulares de mas de 200 metros cuadrados y todas muy parecidas en cuanto a sus dimensiones.

La Calle Peñas Altas, Palacio, Corredera y la Calle Nueva son los protagonistas de un crecimiento espectacular, sobre todo en cuanto a su extensión

Disponen de diez metros de fachada, donde hacen la vivienda y 30 de fondo. Las casas suelen tener una planta habitable y otra que sirve de almacén de utensilios y provisiones.

Disponen de un gran patio, con espacios para los útiles agrícolas o ganaderos y un pequeño huerto ya que disponen de pozos generosos.

La variante construida para salvar el centro de la población por un lado y la edificación nuevas instalaciones culturales, deportivas y administrativas, desarrolladas en la antigua carretera de Guadalupe por otro; serán las nuevas referencias del desarrollo urbano

Así como la calle Palacio y su paralela Reyes Huertas que llevan la población hacia las Playas del Embalse de Orellana en grandes avenidas, flanqueadas por abundante arbolado y equipamiento deportivo y de ocio.

A un lado y otro de la circunvalación del oeste se desarrolla un polígono industrial donde se instalan nuevas empresas y servicios.

El desarrollo de la Plaza de San Sebastián, con la construcción del Ayuntamiento y el Centro de Salud será definitivo para que la demanda de nuevas viviendas decidan estos espacios para su ubicación ideal.

A %d blogueros les gusta esto: