Etiqueta: Arquitectura Tradicional

Arquitectura Tradicional de Jaraicejo. Pueblos del Parque Nacional de Monfragüe. Extremadura


Arquitectura Tradicional de Jaraicejo.

Pueblos del Parque Nacional de Monfragüe. Extremadura

Jaraicejo busca asiento en un pequeño camorro situado estratégicamente en el escalón por encima del río Almonte y bajo la raña que nos llevará hasta las alturas del Puerto de Miravete.

Está concebido como un oasis en un mar de naturaleza, punto de parada, avituallamiento y descanso en los caminantes y rebaños que cruzan estos pasos siguiendo las mas importantes vías que transitan hacia en suroeste  peninsular.

Resulta sencillo imaginar que a lo largo de los tiempos, el emplazamiento haya servido de refugio de pueblos más o menos importantes, cuyo conocimiento, no han llegado hasta nuestros días. Lo cierto es que va a ser con el final de la reconquista cuando empecemos a tener noticias de los avatares que han transcurrido en la población.

img_6520-1200x800De 1284 podemos datar la carta-fundación de Jaraicejo, en una donación que el Rey Sancho hace a un ballestero suyo, entonces ocupaba la mitad de lo que hoy es el término municipal.

Poco antes empezamos a tener noticias de otros poblados como Ferruz o Herruz, Valero… que van a estar vivos hasta casi el final de la Edad Media.

En los documentos se hablan de los peligros de los pasos: por su mal estado, por las alimañas (recordar  que entonces había hasta osos en estas montañas)  y sobre todo por la presencia de bandidos como Los Golfines, que tenían aterrorizado a todos cuantos ponían sus pies en el monte.

img_6513-1200x735Es por lo que las primeras construcciones son eminentemente defensivas: el castillo y sus torres, también la primitiva iglesia y las primeras casas.

Todo esto está ya en marcha a finales del siglo XIII cuando Jaraicejo pasa definitivamente al Obispado de Plasencia.

Esta situación de estado casi de guerra hace que los reyes confirmen importantes exenciones de impuestos a los vecinos del pueblo y el aumento de la población es considerable. Tanto que hasta interpelan al rey en numerosas ocasiones reclamando derechos o increpando a obispos.

Del castillo quedan dos torres, la calle llamada así y algunos lienzos de muralla empotrados en el puzzle que es la iglesia. Estas referencias nos marcan un perímetro que coincide con la parte más alta de la población.

El barrio mas antiguo es el de la Rivera y algunas calles que rodean la iglesia-castillo. Son estrechas y generalmente retorcidas, nos quedan portadas viejas que nos retrotraen a momentos anteriores al siglo XVI.

img_6511-1200x800Las calles se desarrollan a lo largo de los caminos importantes que llegan: el de Talavera o Madrid y el de Trujillo, que se va a desdoblar hasta en tres calles que se van creando a medida que el camino principal del momento va variando: Calle Camino Viejo, Calle Trujillo y Avda. Juan Carlos I (Nacional V)

Con la llegada del Obispo Gutierrez de Carvajal el impulso va a ser definitivo para el crecimiento, pero sobre todo, la mejora del urbanismo local. Diseñó el pueblo de sus sueños, el lugar ideal para servir a Dios y los Hombres y no escatimó recursos.

Acabó la construcción del puente del Almonte para que las comunicaciones estuvieran permanentemente abiertas.

La iglesia fue su obra cumbre por la grandiosidad y belleza del conjunto, apto para tener las celebraciones religiosas más importantes.

El Ayuntamiento como Pósito Municipal, el Convento, el Palacio Obispal, muchas casas grandes y pequeñas…  La gran plaza también es obra suya, pudo ser el antiguo patio de armas del castillo y lo convirtió en el centro de la vida social con edificación de grandes casas. El Rollo-Picota, trasladado hace poco a la plaza, representa el gran eñorío de este obispo.

img_6504-1200x800

img_6531-1200x800Fomentó el asentamiento de importantes familias que contribuyeron a crear una población importante en la órbita de Plasencia, en las mismas puertas de Trujillo y en el paso casi obligatorio entre Madrid y Extremadura, Portugal y Andalucía.

Así, en la Calle Talavera se instalaron la mayor parte de los nobles y todavía quedan escudos y portadas de un esplendor que quedó atrás.

img_6508-1200x800En Jaraicejo las casas no son grandes, aunque tampoco pequeñas. No son muchas las que elevan el segundo piso con intenciones de habitarlo.

La pizarra es el elemento constructivo utilizado, sólo las viviendas más notables utiliza granito para las equinas y las puertas y ventanas. La mayor parte dispone de un patio que suele servir de huerto.

IMG_0487-(1024x683)El siglo XVIII y XIX tiene poca incidencia en la población, quizás sea un retroceso general con la invasión francesa que dejó un gran rastro de destrucción. Sólo algunas casas grandes que se remozan y otras que se van situando a lo largo de la calle Trujillo y paralelas.

Nos queda el Barrio del Calvario, como apartado, al otro lado de la Nacional V.

img_7906-1300x867Más recientemente numerosas viviendas se han construido en las partes mas llanas: el Ejido con lo que muchos, sobre todo los mas jóvenes se ha instalado en esta parte.

En este lugar también ha han ido construyendo las instalaciones deportivas y de ocio como pistas deportivas,  la piscina, el parque.. Todo el perímetro está plagado de  algunas naves agrícolas y ganaderas, casi todas pequeñas, excepto en el Ejido, donde hay algunas de considerable tamaño.

img_7514-1200x800

Navezuelas. Arquitectura Tradicional del Geoparque Villuercas Ibores Jara. Extremadura


Navezuelas.

Arquitectura Tradicional del Geoparque Villuercas Ibores Jara.

El pueblo se asienta sobre la falda de la sierra, como a media montaña y con un importante desnivel.

Lo abrupto del terreno hace que las viviendas tengan tres y cuatro plantas. Muchas casas parecen que se incrustan en la montaña.

El sonido del agua bajo nuestros pasos nos acompañará casi de manera constante por cualquier trayecto que consideremos realizar. Multitud de arroyos corren entre las casas, cruzan las calles aportando un frescor siempre presente. Casi todos los cauces están tapados, pienso que si algunos estuvieran visibles aportarían nuevos atractivos.

La buena situación socio-económica de la población ha permitido que se haya construido mucho; pero fundamentalmente en terrenos donde antiguamente no había casas.

El Barrio Viejo guarda las historias del pasado de Navezuelas; entre sus casas quedaron rastros de la antigüedad: el ayuntamiento viejo, las escuelas; viejos mesones… singularidades y originalidades que llamarán nuestra atención.

Todavía podemos pasear entre recuerdos de un pasado que no está demasiado lejos. Aquí, las casas son de piedra y algún adove, de mediano tamaño.

En el interior de casi todas ellas, un entramado de maderas que servirán de acomodo a las estancias y dará consistencia al conjunto. Se presentan en una disposición desordenada de calles que se adaptan de manera natural a la pendiente y las rocas donde se sustentan.

La bodega y el almacén de herramientas se sitúa en la planta baja, en ocasiones y si hay espacios también los animales. En el piso superior; a salvo de humedades topamos con la cocina, normalmente en el centro. Alrededor, pequeñas habitaciones dormitorios. Una buena parte también estaría reservada para almacén de productos agrícolas.

Las calles sorprenden a cada paso, las perpendiculares a la pendientes no tienen cuesta alguna, mientras que en las otras son para ir despacio. Buena parte del pueblo está bellamente adornado con flores que aportan buenos aromas y un extraordinario colorido al conjunto.

La abundancia de fuentes pone una música de aguas que resuenan por doquier, todos los barrios disponen de la suya.

Contarán además con la atención de sus gentes, a buen seguro que encontrarán la ocasión de compartir con nosotros recuerdos y experiencias de éstos y de otros momentos, un verdadero lujo en los tiempos que corren.

Galerías de Imágenes

Arquitectura Tradicional de Santa Cruz de la Sierra. Pueblos de la Tierra de Trujillo. Extremadura


Arquitectura Tradicional de Santa Cruz de la Sierra.

Pueblos de la Tierra de Trujillo. Extremadura

El granito de la Sierra es el principal elemento constructivo de la población, aunque las pizarras están muy cerca, la mayor parte de las casas de la población eligen la piedra de grano para elevar sus construcciones.

El tamaño de las casas denota una clase media muy abundante en la población, buena parte de ellas hacen habitable la segunda planta y pocas presentan escasez de espacios o de medios. El señorío de la población rezuma en cada rincón, donde destellos de grandeza asaltan la imaginación de lo que fue en algún día.

El término municipal no es grande, por lo que el pueblo no pretende tampoco ser muy grande. Una estética austera general en la población que no puede ocultar el fondo artístico con el que están realizadas casonas que rayan con palacetes, el buen gusto en el detalle de puertas, ventanas  y el agrado por las cosas bellas, siempre con un detalle que armoniza el conjunto, dotándole de personalidad y originalidad.

La arquitectura es muy representativa de los pueblos de la penillanura de Trujillo y Cáceres, pueblos que están entre el llano y la montaña, adaptándose a terrenos que no acaban de ser llanos y aunque no hay las estrecheces de las tierras de sierra, todavía se echa de menos esa amplitud que disfrutan los pueblos que se construyen en llanos.

Santa Cruz de la Sierra busca acomodo en el regazo de la Sierra, en su parte hacia el  norte y el oeste de la misma, un lugar privilegiado donde confluyen muchas fuentes que manan de la sierra, que también le aporta buena sombra. La imagen de la población y la Sierra de Santa Cruz van unidas haciendo del pueblo y la tierra un todo.

En el casco histórico, que es el 80% de la población, sólo hay uno  que se diferencia con el resto: el Barrio de Santa Rita. Se sitúa en la parte mas elevada, donde más difícil es construir.

Son generalmente casas mas pequeñas, se aprecian más nuevas que el resto y con mas prisas constructivas. El Barrio se sitúa justamente debajo del Convento de los Agustinos, que parece enseñorear, y vigilar especialmente éstas casas desde su altura.

Los caminos que llegan a la población articulan las calles principales dando forma al casco urbano: el camino de Trujillo, Herguijuela – Zorita, Abertura, El Puerto e Ibahernado.

Hay cierta uniformidad entre las tipologías constructivas y las calles que se corresponden con los caminos, por lo que los crecimientos de población sucesivos se fueron asentando sobre estas vías. Sólo queda pararse un poco y estudiar todo el proceso.

Las casas mas grandes ocupan manzanas enteras con sus recintos,  muchas disponen de patio. Se aprecian muchas modificaciones en las construcciones, casi todas a peor o a ruina, también reaprovechamientos de tallas o esculturas que a veces son muy antiguas.

La bóveda de ladrillo es la estructura utilizada para levantar el segundo piso al tiempo que dota al primero de una consistencia a prueba de años, temperaturas y modas. La fuerza de grandes sillares de granito en las esquinas acaban de crear un imagen de construcción fuerte, independientemente de su tamaño.

Casi todas las casas mas imponentes se sitúan en torno a la hermosa plaza, porticada en dos de sus lados y a lo largo de la calle del Ayuntamiento. La plaza es de las mas bonitas de Extremadura, siendo de gran tamaño.

La armonía de los soportales, los colores de las casas y otras que enseñan la piedra, forman un conjunto monumental con muchos puntos de interés: algunas lápidas romanas se exponen en los muros de alguna pared, escudos nobiliarios y alguna filigrana en las ventanas o esquinas… La iglesia es un remate ideal para recrear un ambiente medieval único.

El Convento ocupa la parte alta de la población, visible a gran distancia dada la magnitud de la obra de los Agustinos.

La iglesia y su cúpula al descubierto, junto con los grandes muros que formaban las estancias tienen una bella estampa a pesar de la ruina del conjunto.

En la iglesia está el famoso pozo milagroso, cuyas aguas alcanzaron gran fama por todo el pais.

La Casa del Conde está declarada como Bien de Interés Cultural, por corresponder a la tipología constructiva de la arquitectura señorial del Renacimiento, Siglo XVI.

Está muy presente la influencia de los viajes a Indias de los Chaves. Actualmente gran parte del solar de la casa es utilizada como Casa Rural.

Cerca de ella, una larga inscripción sobre la puerta de una casa dice “SU HACIENDA NADIE DEJE A MUGER… POR DEJARLA SE PERDIERON ESTOS SEÑORES QUE FUERON DE BELVIS Y MONROY”.

Hace referencia a la historia de dos personajes que se fueron a las Indias dejando su fortuna en manos de sus mujeres, a su vuelta se encontraron que estaban en la ruina. En otra casa hay esculpidos dos peregrinos que dicen que hace referencia al viaje de estos dos hombres.

Otro edificio interesante es el conocido como El Palacio, situado en la antigua calle Real, prácticamente enfrete del Ayuntamiento. El conjunto se aprecia muy antiguo, aunque en el siglo XVI tuvo importantes reformas. En sus muros podemos ver un blasón de la familia Chaves y en lo que se conserva se aprecia una importante grandeza constructiva.

En algunas construcciones se pueden observar los grandes portalones por donde entraban bestias y carruajes a los establos y dependencias anejas. Aunque los patios no tienen espacio para huerta, si lo tiene para árboles frutales como naranjos o limoneros.

Hay pozos por todo el pueblo, normalmente con brocal de una sola pieza cuadrado de granito. Pocos tienen pilas donde recoger el agua para abrevadero de animales o para lavar la ropa. En casi todas las entradas nos recibe una cruz de piedra mas o menos decorada, se conservan cinco en buen estado, aunque según cuentan los mayores, había mas.

Los Barrios. Arquiterctura Popular en Herguijuela. Pueblos de la Tierra de Trujillo. Extremadura


Los Barrios. Arquiterctura Popular en Herguijuela.

Pueblos de  Extremadura

Herguijuela es un pequeño pueblo que suma actualmente casi 400 personas, la emigración va menguando los 1800 que llego a tener en los años 50.

Con pocas casas, existe una gran variedad, pudiendo ver prácticamente todas las formas del vivir que la historia nos ha permitido en esta parte de Extremadura.

Aunque las montañas mas grandes son de pizarra, el material principal es la piedra de granito, que queda inmediato a la población y es muy fácil para manejar.

De vez en cuando encontramos lienzos donde la pizarra se mezcla con el granito cambiándo el color gris brillante general por unos tonos mas ocres.

La población se organiza en tres barrios tradicionales: Barrio de Arriba, La Iglesia y Barrio de Abajo. A éstos hay que añadir la carretera, donde se ha mudado mucha gente desde su construcción en los años ochenta.

El Barrio de Arriba queda limitado por la calle Trujillo, antiguo camino y la actual carretera… el extremo sur es la Plaza de la Constitución y el gran complejo de tierras de los Condes de la Calzada, entonces campos y huertas.

Quizás sea el mas antiguo, es donde podemos encontrar las calles mas prietas y retorcidas, casi un laberinto donde pierdes el norte con facilidad. Las casas parecen querer cerrarse sobre si mismas para convertir el barrio en un pequeño fortín, con los pasos contados. Las casas son muy variadas, aunque encontramos casas grandes hay ausencia de grandes construcciones. Todo esto acaba en la Plaza de la Constitución, que está inmediata a la Plaza de España que es donde se encuentra la iglesia.

Por todas las calles de Herguijuela encontramos muchos pozos que tiene agua casi al alcance de la mano. La capa freática está muy cerca y no hay que ahondar mucho para dar con una buena vena que cubra las necesidades para la casa y el huerto, que muchas veces está en el mismo patio.

El Barrio de abajo puede representar el crecimiento de la población durante el siglo XVI, donde la situación económica, junto con el oro americano posibilita obras como la de la iglesia y aumentos de población que se asientan siguiendo el camino que va a Garciaz y Zorita. De esta manera, la iglesia deja de estar en un extremo de la población.

En el barrio esta la calle Molinillo, que puede acoger el espacio del otro molino de aceite de la población, también la calle San Roque, que nos puede dar pistas sobre la ubicación de la antigua Ermita de San Roque.

El Barrio de la Iglesia acoge las mejores construcciones de la población. Los grandes y perfilados sillares de granito en las esquinas lucen un poderío que eleva las casas, habitando con comodidad la primera planta y disponiendo de una espaciosa troje.

El siglo XVII ve llegar a los Condes de la Calzada, y con ellos la urbanización hacia el camino de Santa Cruz, desde la iglesia,

Estas viviendas suelen disponer de patios a su altura. El viejo Ayuntamiento es el típico ejemplo de casa realizada con gran esmero, muy austera, vistosa por fuera y un cofre indestructible desde dentro.

 

El barrio del Prado ha experimentado un gran crecimiento desde la construcción de la carretera. Ahora aloja muchas viviendas, importantes empresas y algunos servicios públicos.

Al ser nuevo en su mayoría, tiene buenos trazados con calles amplias y rectas. Antíguamente vivía poca gente, había muchas cuadras y otras construcciones de uso agrícola y Ganadero, estampa bien distinta a la de hoy.

El cementerio se situa en la salida hacia Santa Cruz de la Sierra, se cree que allí estaba la antigua Ermita de los Mártires.

Con la adquisición de la finca de la Marquesa, antiguo solar de los Condes, el Ayuntamiento se hace un espacio vital para el desarrollo del casco urbano, las dotaciones municipales y lugar para muchos servicios indispensables.

Así se traslada el Ayuntamiento, el médico y se crean pistas deportivas, piscina, pisos tutelados, biblioteca, centro de mayores y hasta un amplio jardín…. un plan que cambia el desarrollo urbanístico creando un espacio público de encuentro y servicios en el mismo corazón del pueblo.

A %d blogueros les gusta esto: