Etiqueta: Arquitectura Tradicional

Arquitectura Tradicional en Orellana la Vieja. Pueblos de las Vegas Altas del Guadiana. Extremadura


Arquitectura Tradicional en Orellana la Vieja.

Pueblos de las Vegas Altas del Guadiana. Extremadura

Orellana la Vieja se asienta en una colada, entre dos cerros, que dan vista al río Guadiana, hoy al Embalse de Orellana, que llega apenas 300 metros de la población.

Se resguarda del aire norteño por las últimas estribaciones de las Sierras de Pela, muy próximas también.

El pueblo se origina a lo largo de la Cañada Real Segoviana, que atraviesa de norte a sur el casco urbano y del Camino Natural del Guadiana que corre por toda la margen norte del Río, cruzándonos de este a oeste.

Prácticamente toda la población mantiene un aire tradicional en sus construcciones. Más cerca de los modelos utilizados por los vecinos pueblos cacereños del norte que de los pueblos blancos de sur del Guadiana, también presentes.

La zoña más antigua la encontramos en el triángulo formado por los tres grandes monumentos de Orellana: el Castillo, la iglesia y el Convento.

En esta parte las calles son mas bien estrechas y retorcidas. Las viviendas son de formas irregulares y de tamaños muy variables. Las crónicas dicen: “las calles las mas no tienen figura de tales por que ban haziendo casas en mangas abarriadas en los extremos del pueblo”

Se sitúan, sobre todo a lo largo de la Calle Real, las casas grandes, algunas con aires palaciegos o formas singulares de interpretar la construcción.

Son las calles comerciales por excelencia, tiendas tradicionales se alternan con modernas empresas hosteleras.

Además de la mencionada Calle Real, podemos pasear por otras como: calle de Hospital, de San Juan, de Santo Domingo, la Calle Tenerías o la del Convento, la del Molar o del Palacio.

Muchas viviendas carecen de patio o lo tienen casi a modo testimonial.

Construidas con fuertes muros de pizarras principalmente o adobes, y bóvedas de ladrillo en los techos,  formando estructuras muy fuertes que resisten el paso del tiempo impasibles..

En las cercanías de la iglesia se encuentran dos plazas, que bien podían ser una sola, la Plaza de España y la Plaza de Extremadura;  hacen de eje histórico de la población. En la actualidad todo está basculando hacia la nueva circunvalación, va a ser precisamente hacia el oeste donde se produzcan los mayores aumentos de la población

A final del siglo XVIII existen todavía las Ermitas de San Sebastian y de Santo Domingo, que están en las afueras de la población.

Posteriormente se proyecta un crecimiento organizado en calles paralelas, perfectamente diseñadas en manzanas que trazan radiales perpendiculares.

Con parcelas rectangulares de mas de 200 metros cuadrados y todas muy parecidas en cuanto a sus dimensiones.

La Calle Peñas Altas, Palacio, Corredera y la Calle Nueva son los protagonistas de un crecimiento espectacular, sobre todo en cuanto a su extensión

Disponen de diez metros de fachada, donde hacen la vivienda y 30 de fondo. Las casas suelen tener una planta habitable y otra que sirve de almacén de utensilios y provisiones.

Disponen de un gran patio, con espacios para los útiles agrícolas o ganaderos y un pequeño huerto ya que disponen de pozos generosos.

La variante construida para salvar el centro de la población por un lado y la edificación nuevas instalaciones culturales, deportivas y administrativas, desarrolladas en la antigua carretera de Guadalupe por otro; serán las nuevas referencias del desarrollo urbano

Así como la calle Palacio y su paralela Reyes Huertas que llevan la población hacia las Playas del Embalse de Orellana en grandes avenidas, flanqueadas por abundante arbolado y equipamiento deportivo y de ocio.

A un lado y otro de la circunvalación del oeste se desarrolla un polígono industrial donde se instalan nuevas empresas y servicios.

El desarrollo de la Plaza de San Sebastián, con la construcción del Ayuntamiento y el Centro de Salud será definitivo para que la demanda de nuevas viviendas decidan estos espacios para su ubicación ideal.

Arquitectura Tradicional de Jaraicejo. Pueblos del Parque Nacional de Monfragüe. Extremadura


Arquitectura Tradicional de Jaraicejo.

Pueblos del Parque Nacional de Monfragüe. Extremadura

Jaraicejo busca asiento en un pequeño camorro situado estratégicamente en el escalón por encima del río Almonte y bajo la raña que nos llevará hasta las alturas del Puerto de Miravete.

Está concebido como un oasis en un mar de naturaleza, punto de parada, avituallamiento y descanso en los caminantes y rebaños que cruzan estos pasos siguiendo las mas importantes vías que transitan hacia en suroeste  peninsular.

Resulta sencillo imaginar que a lo largo de los tiempos, el emplazamiento haya servido de refugio de pueblos más o menos importantes, cuyo conocimiento, no han llegado hasta nuestros días. Lo cierto es que va a ser con el final de la reconquista cuando empecemos a tener noticias de los avatares que han transcurrido en la población.

img_6520-1200x800De 1284 podemos datar la carta-fundación de Jaraicejo, en una donación que el Rey Sancho hace a un ballestero suyo, entonces ocupaba la mitad de lo que hoy es el término municipal.

Poco antes empezamos a tener noticias de otros poblados como Ferruz o Herruz, Valero… que van a estar vivos hasta casi el final de la Edad Media.

En los documentos se hablan de los peligros de los pasos: por su mal estado, por las alimañas (recordar  que entonces había hasta osos en estas montañas)  y sobre todo por la presencia de bandidos como Los Golfines, que tenían aterrorizado a todos cuantos ponían sus pies en el monte.

img_6513-1200x735Es por lo que las primeras construcciones son eminentemente defensivas: el castillo y sus torres, también la primitiva iglesia y las primeras casas.

Todo esto está ya en marcha a finales del siglo XIII cuando Jaraicejo pasa definitivamente al Obispado de Plasencia.

Esta situación de estado casi de guerra hace que los reyes confirmen importantes exenciones de impuestos a los vecinos del pueblo y el aumento de la población es considerable. Tanto que hasta interpelan al rey en numerosas ocasiones reclamando derechos o increpando a obispos.

Del castillo quedan dos torres, la calle llamada así y algunos lienzos de muralla empotrados en el puzzle que es la iglesia. Estas referencias nos marcan un perímetro que coincide con la parte más alta de la población.

El barrio mas antiguo es el de la Rivera y algunas calles que rodean la iglesia-castillo. Son estrechas y generalmente retorcidas, nos quedan portadas viejas que nos retrotraen a momentos anteriores al siglo XVI.

img_6511-1200x800Las calles se desarrollan a lo largo de los caminos importantes que llegan: el de Talavera o Madrid y el de Trujillo, que se va a desdoblar hasta en tres calles que se van creando a medida que el camino principal del momento va variando: Calle Camino Viejo, Calle Trujillo y Avda. Juan Carlos I (Nacional V)

Con la llegada del Obispo Gutierrez de Carvajal el impulso va a ser definitivo para el crecimiento, pero sobre todo, la mejora del urbanismo local. Diseñó el pueblo de sus sueños, el lugar ideal para servir a Dios y los Hombres y no escatimó recursos.

Acabó la construcción del puente del Almonte para que las comunicaciones estuvieran permanentemente abiertas.

La iglesia fue su obra cumbre por la grandiosidad y belleza del conjunto, apto para tener las celebraciones religiosas más importantes.

El Ayuntamiento como Pósito Municipal, el Convento, el Palacio Obispal, muchas casas grandes y pequeñas…  La gran plaza también es obra suya, pudo ser el antiguo patio de armas del castillo y lo convirtió en el centro de la vida social con edificación de grandes casas. El Rollo-Picota, trasladado hace poco a la plaza, representa el gran eñorío de este obispo.

img_6504-1200x800

img_6531-1200x800Fomentó el asentamiento de importantes familias que contribuyeron a crear una población importante en la órbita de Plasencia, en las mismas puertas de Trujillo y en el paso casi obligatorio entre Madrid y Extremadura, Portugal y Andalucía.

Así, en la Calle Talavera se instalaron la mayor parte de los nobles y todavía quedan escudos y portadas de un esplendor que quedó atrás.

img_6508-1200x800En Jaraicejo las casas no son grandes, aunque tampoco pequeñas. No son muchas las que elevan el segundo piso con intenciones de habitarlo.

La pizarra es el elemento constructivo utilizado, sólo las viviendas más notables utiliza granito para las equinas y las puertas y ventanas. La mayor parte dispone de un patio que suele servir de huerto.

IMG_0487-(1024x683)El siglo XVIII y XIX tiene poca incidencia en la población, quizás sea un retroceso general con la invasión francesa que dejó un gran rastro de destrucción. Sólo algunas casas grandes que se remozan y otras que se van situando a lo largo de la calle Trujillo y paralelas.

Nos queda el Barrio del Calvario, como apartado, al otro lado de la Nacional V.

img_7906-1300x867Más recientemente numerosas viviendas se han construido en las partes mas llanas: el Ejido con lo que muchos, sobre todo los mas jóvenes se ha instalado en esta parte.

En este lugar también ha han ido construyendo las instalaciones deportivas y de ocio como pistas deportivas,  la piscina, el parque.. Todo el perímetro está plagado de  algunas naves agrícolas y ganaderas, casi todas pequeñas, excepto en el Ejido, donde hay algunas de considerable tamaño.

img_7514-1200x800

Navezuelas. Arquitectura Tradicional del Geoparque Villuercas Ibores Jara. Extremadura


Navezuelas.

Arquitectura Tradicional del Geoparque Villuercas Ibores Jara.

El pueblo se asienta sobre la falda de la sierra, como a media montaña y con un importante desnivel.

Lo abrupto del terreno hace que las viviendas tengan tres y cuatro plantas. Muchas casas parecen que se incrustan en la montaña.

El sonido del agua bajo nuestros pasos nos acompañará casi de manera constante por cualquier trayecto que consideremos realizar. Multitud de arroyos corren entre las casas, cruzan las calles aportando un frescor siempre presente. Casi todos los cauces están tapados, pienso que si algunos estuvieran visibles aportarían nuevos atractivos.

La buena situación socio-económica de la población ha permitido que se haya construido mucho; pero fundamentalmente en terrenos donde antiguamente no había casas.

El Barrio Viejo guarda las historias del pasado de Navezuelas; entre sus casas quedaron rastros de la antigüedad: el ayuntamiento viejo, las escuelas; viejos mesones… singularidades y originalidades que llamarán nuestra atención.

Todavía podemos pasear entre recuerdos de un pasado que no está demasiado lejos. Aquí, las casas son de piedra y algún adove, de mediano tamaño.

En el interior de casi todas ellas, un entramado de maderas que servirán de acomodo a las estancias y dará consistencia al conjunto. Se presentan en una disposición desordenada de calles que se adaptan de manera natural a la pendiente y las rocas donde se sustentan.

La bodega y el almacén de herramientas se sitúa en la planta baja, en ocasiones y si hay espacios también los animales. En el piso superior; a salvo de humedades topamos con la cocina, normalmente en el centro. Alrededor, pequeñas habitaciones dormitorios. Una buena parte también estaría reservada para almacén de productos agrícolas.

Las calles sorprenden a cada paso, las perpendiculares a la pendientes no tienen cuesta alguna, mientras que en las otras son para ir despacio. Buena parte del pueblo está bellamente adornado con flores que aportan buenos aromas y un extraordinario colorido al conjunto.

La abundancia de fuentes pone una música de aguas que resuenan por doquier, todos los barrios disponen de la suya.

Contarán además con la atención de sus gentes, a buen seguro que encontrarán la ocasión de compartir con nosotros recuerdos y experiencias de éstos y de otros momentos, un verdadero lujo en los tiempos que corren.

Galerías de Imágenes

A %d blogueros les gusta esto: