Etiqueta: Mirador

20090507 Ruta del Refugio de Andrés a los Miradores de la Moraleja en la Reserva de Cijara. Siberia de Extremadura. Fuenlabrada de los Montes


20090507

Ruta del Refugio de Andrés a los Miradores de la Moraleja en Fuenlabrada de los Montes.

Reserva de Cijara. Siberia de Extremadura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruta a los Canchos de la Majailla o Asomadilla. Fósiles, Pinturas y otros Restos en Castañar de Ibor


Fósiles, Pinturas y otros Restos…

Ruta a los Canchos de la Majailla de Castañar de Ibor

DSC_0619 - copia

DSC_0588No tardamos mucho tiempo en reparar en este espigón de cuarcitas que sobresale en la loma del Camorro de Castañar de Ibor. Un risco que por un lado presenta una pared vertical de unos diez metros y sin embargo, por la otra llegas a lo mas alto prácticamente sin escalar un solo metro.

Hay un par de maneras para acercarse a los muchos misterios que encierra el lugar; la ideal empieza en la misma carretera, enfrente del Hostal-Restaurante Solaire. Este lugar coincide con el principio de la Ruta de los Castaños y Chorrera de Calabazas, entre los huertos que riega el Arroyo del Castañar

DSC_0602_01 - copiaUnos pocos cientos de metros y nos desviamos por el Camino de las Hontanillas adentrándonos en un bosque de castaños encantador, que según la estación nos presentará una imagen bien distinta. El camino deja a la derecha otro interesante cerrete que según nos cuenta Pedro tiene restos para investigar.

Cuando se acaba este camino comienza una intrépida aventura que consiste en buscar la vereda que lleva directo al risc o. Está bien marc ada, pero la generosidad de la tierra nos dificulta su tránsito con las retamas, brezos, jaras y los muchos rebrotes supervivientes del gran incendio de 2005.

DSC_0631 - copia Robles, castaños, alcornoques, encinas y  madroños entre los principales. Hay una buena llanura con muchos fondo de tierra y los nacimientos de la Fuente de la Cesta aseguran una humedad constante. Enseguida te das cuenta que es un lugar propicio para la vida y con la proximidad de los canchos aparecen las primeras construcciones.

Aprovechan el material de la casquera para recrear lo que parece un asentamiento antiguo. Quizás siempre ha existido un puñado de hombres aferrados a un rincón fértil de estos valles.

DSC_0648_01_-_copia La piedras procedentes de las primitivas edificaciones se confunden con la pedrera. En torno a una pequeña roca quedan restos de una pared circular de buena consistencia, debajo de la roca se aprecia una cueva que está colmatada de piedras y arena, por lo que no sabemos la profundidad de la cavidad.

Muy cerca está el gran risco, en sus barbas encontramos oquedades mas o menos grandes, pero en todas grandes paneles con restos fósiles que serán constantes en todo el entorno. Contamos varias cuevas, pero la mayor de todas está en el perfil que mira al  norte: sus paredes muestran un textura increíble de plasticidad. Parece mentira que la cuarcita pueda recrear formas tan delicadas  y caprichosas.

DSC_0668DSC_0691_01

DSC_0696

DSC_0688_01En el lateral de la izquierda vimos una figura pintada en un tramo liso de roca. Está a buena altura, por lo que no pudimos acercarnos muchos, pero las fotografías son muy explicativas. Parece un antropomorfo, una figura humana como muchas de la comarca.

DSC_0747_01

DSC_0751DSC_0742

DSC_0739 No tardaremos tampoco mucho tiempo en dar con grandes rocas en las que la historia dejó plasmado un retrato de hace millones de años. Hay fósiles de varias clases: trilovites, crucianas, gusanos… algunos son muy extraños y los especialistas nos irán alumbrando. Nosotros buscaremos las rocas cuarcíticas que aquí son de un blanco casi nuclear.

La estratégica situación de este emplazamiento es clave en la seguridad de la zona. Seguramente es el punto mas bajo, donde son visibles las poblaciones de Navalvillar de Ibor y Castañar de Ibor y su Castillejo. Además del desfiladero de Viejas.

DSC_0729 Punto vigía desde el que podemos contemplar las sierras, montes y rañas de las Villuercas. Una visión desde donde El Valle del Ibor empieza a cerrarse en un embudo que solo abrirá muchos kilómetros río arriba.

Para bajar, podemos hacerlo por la directa, aprovechando los claros de la pedrera llegaremos a un camino que nos lleva hasta la carretera, pocos metros por encima de la Fuente de la Cesta, donde podemos refrescarnos y comentar las sensaciones de esta ruta.

DSC_0715_01

Ruta al Mirador de la Berrea. Reserva Regional de Caza de Cijara. Siberia de Extremadura


Rutas por la Reserva de Cijara. Siberia de Extremadura

Ruta al Mirador de la Berrea

El Mirador de la Berrea es el Mirador de la Reserva Regional de Caza de Cijara por excelencia; para su emplazamiento eligieron el sitio perfecto, casi en el centro del inmenso espacio que la forman su mas de 25.000 hectáreas de montes sin fin.

Desde este lugar podemos, no sólo observar los animales en estado salvaje, sino que a nuestro alcance tendremos las claves para entender un ecosistema tan peculiar como variado en sus  bosques de encinas, pinos, madroñeras, quejigos.. en las montañas y en los riscos; al borde de los arroyos en las estepas mas secas.

La diversidad es la protagonistas de unas tierras que se marcan profundamente por la estación que vive

Para llegar existen cuatro rutas principales: por la parte de Helechosa de los Montes desde el camino que sale del Recinto Ferial donde se celebran importantes eventos como CITUR, Feria de Turismo de Caja y Pesca que organiza la Mancomunidad de Cijara. Son 21 kilómetros de pista terrera de buen firme y ancho seguro.

Otra de las maneras es acercarnos a Herrera de Duque y por la estrecha carretera, pero asfaltada poco mas de 9 km hasta la fábrica de agua de Acuarel, a partir de ahí unos 7 mas de buen camino para llegar a mirador; no tiene mucha pérdida, sólo en un cruce que tendremos que girar a derecha y enfilamos el camino que pasa por nuestro destino.

También podemos probar la ruta próxima a Villarta de los Montes, ya sea desde la Cañada Real Segoviana o por el desvío de la carretera a Herrera, que marca el Área Recreativa de la Muela y tirando por los Robledillos.

Y por último si tratas de llegar desde Fuenlabrada de los Montes te espera la mas aventurera y pintoresca manera de hacerlo ya que pasa por lugares muy atractivos: el Mirador de los Sotillos en la loma de los Castrejones, Área Recreativa de los Sotillo en el arroyo, edificios de uso agrícola-ganadero… , aunque es la que va mas en línea recta, atraviesa los montes que forman el corazón de la Reserva

Llegar será ya una aventura enriquecedora por sí misma. Si vamos en coche habrá que hacerlo lo mas despacio posible, procurando no realizar maniobras bruscas o ruidos altisonantes.

Durante todo el trayecto ya habrás visto las manadas de ciervos pastar en las praderas o descansando tumbados bajo la sombra; intentado pasar desapercibidos o mirando tranquilamente nuestro paso.

También hay corzos y gamos entre los mayores que aportan un poco de exotismo al paisaje.

reserva-booking

Mas difícil será localizar al jabalí, al no ser que en su huida cruce nuestro camino. Los naturales de la tierra los ven enseguida, pero a los menos acostumbrados les cuesta verlos cuando están parados, fijos como estatuas entre la maleza del bosque. Van normalmente en manada, varios adultos y sus crías.

El Mirador se puede visitar en cualquier época, recomendable la época de celo del ciervo que empieza cuando el tiempo deja definitivamente de ser verano para cambiar la estación.  A partir de ahí dura aproximadamente una luna en pleno apogeo, aunque se puede extender algunas semanas mas dependiendo como venga el tiempo. Durante estos días el macho emite un bramido ronco y sostenido, muy nasal. Decimos que el ciervo “berrea” llamando a las hembras y marcando su territorio.

reserva-booking

Los animales bajan la guardia y se exponen mas de la cuenta; además del celo, el alimento escasea ya que todavía no hay pastos nuevos, las reservas son pocas y están fuera de sus territorios mas seguros, con lo que los veras de cerca. Las manadas de hembras y uno o mas machos compitiendo circulan por todas partes. Conviene ir pertrechados de prismáticos o telescopio terrestre para no perder detalle y acercar los animales y paisajes.

El resto del año también se les ve fácilmente y se pueden aprovechar otros recursos como el Lago próximo en el que podemos recrearnos con la abundante fauna que vive o se acerca al charco, sobre todo las aves entre las que nos puede sorprender un ejemplar de las muchas especies que albergan los bosques y riscos de la Reserva de Cijara.

Un buen complemento de esta ruta es visitar el Miniparque que hay en Herrera del Duque, donde hay dos grandes cercados. Uno tiene jabalíes y el otro ciervos.

Estos animales están acostumbrado a la presencia humana con lo que acudirán a nuestra llamada esperando encontrar un obsequio de los visitantes. Normalmente llevamos algo de pan duro o algunas bellotas que recogimos en la Reserva. Los tendrás a un palmo y podrás recrearte en las bellas estampas de estos animales.

reserva-booking

Galerías de Fotos

A %d blogueros les gusta esto: