Los Nombres de Extremadura. Berzocana


La Cañada de los Brezos

Intentamos deducir el sigificado del nombre partiendo de esta división en la que todos estamos de acuerdo: Berzo – cana.

Que sepamos, el topónimo sólo se repite en el Río del mismo nombre. Este, va paralelo a la carretera que va al tunel de Miravete, hasta que se junta con el Almonte. Sobre el origen se han expuesto al menos dos teorías: “Los Brezos Canos” y otra, que dice que la “Familia Versus Canus” dio origen a la palabra.

La primera se apoya en la traducción Berzo es Brezo y Cana viene de cano, blanco y así se llegaría a Berezo Cano. No le falta sentido a la teoría, no obstante hay flecos sin explicar: el femenino del nombre, y realmente la proporción del Brezo Blanco sobre el de otros colores solo llegaría a un 20% siendo muy generosos.

La interpretación de la familia Versus Canus está apoyada en una lectura que se ha hecho sobre una lápida romana que está en la casa de la caballería de los Hidalgo, empotrada en la pared y de soporte de la chimenea. La dificultad de ver la letras es grande, no por su estado de conservación, sino por la posicion que tienes, la poca luz, el hollín negro pegado… Después de una sesión fotográfica y del trabajo reposado sobre las imágenes de alta resolución deducimos otra lectura.

Empezando a pensar en el sentido de “Berzo – cana” hice una primera interpretación: Berzo, de Berezo es Brezo y estudié la posibilidad de que cana pudiera venir del latín canna, cañada, camino. Así tendriamos la Cañada de los Brezos. Interesante, pensé. Encontrar ese camino sería fácil al conocer la carretera que va de Cañamero a Jaraicejo (hoy al tunel de Miravete). Una importante vía que une el camino Mérida – Toledo con el que sube de Trujillo el Noreste de España.

y1pAjTMwXLoK0zFUUnIWgzruWw4O-8_mOGooHbXwb9nFS_vKseZ5KyW8VSvdq_Z45MH[1]La siguiente pieza era la cuestión de los Brezos; la palabra, de origen celta se adapta perfectamente al sentir de los pueblos de las Villuercas y casi se cierra el círculo al comprobar que la cañada va siempre por la última loma de las cuarcitas de los riscos, sobre un suelo ácido que es propicio para el brezo y se da con mucha abundancia. Apenas cien metros por debajo del camino, en el lecho del valle, primero del río de Berzocana y luego del Almonte el suelo cambia a pizarra y ya no se da este arbusto.

El sonido canna de Berzocana no cambia a caña como en Cañamero. En Berzocana conserva la pronunciación latina, la ñ, mas castellana se asentó en el pueblo vecino, pero la fuerte impresión de la cultura romana en Berzocana fue determinante para que finalmente triunfase el sonido “cana”.

El paso de una intuición bien asentada a firme teoría fue posible por la aparición de documentos como el Libro de Monterías de Alfonso XI, de 1340 y en el título de Vila de 1440 donde se escribe “Berzocanna” y “Berzocaña”.

Ya en el otro documento de Villa de 1538, aparece el definitivo Berzocana que perdura hasta hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: