Madrid – Berzocana. Tres Rutas para el Concierto de la Aparición


http://video.google.com/googleplayer.swf?docid=1702064231656549099&hl=es&fs=true

El trabajo realizado por el equipo desplegado por la Asociación de Intérpretes y Artistas de España,http://www.aie.es/home.asp, ha sido sobresaliente en todos los aspectos. Las empresas que desarrollaron el evento “Clásicos en Ruta” han dado muestra de gran profesionalidad y las artistas son de Matrícula de Honor. Y  a María José que sin ella hubiera sido todo casi imposible.
De Madrid vinieron todos, tres convoys sucesivos: primero Elena y Victoria con la compañía de Marisa y otra compañera que pasaba las hojas del piano: hicieron la ruta habitual para venir a Berzocana (autovía hasta el Tunel de Miravete y desvío a Deleitosa)
Pasaron la experiencia de recorrer unos 30 kilómetros de carreterinas de montaña de al menos 14 tipos distintos de asfaltos, anchos y estados de conservación, el “pequeño” desastre de las comunicaciones de esta parte de las Villuercas, rematado por la Junta al desvirtuar el cruce de Robledollano.
Sintieron de cerca la naturaleza, los animales. Aterrizaron en la Casa Rural de Agroturismo Rincón de los Olivos, www.alternatura.info , expertos en agricultura y ganadería ecológica y unos soles de personas.
El GPS del afinador del piano le jugó una pequeña pasada. Para cualquier persona que no haya venido nunca a las Villuercas, entrar como lo hizo este hombre es hacerlo por la puerta grande.
A la altura de Almaraz le indicaba el desvío de Belvis de Monroy, de allí a Campillo de Deleitosa, a Delitosa y Berzocana. Para morirse y que no te encuentren ni los buitres. Una tras otra, vas cruzando sierras cada vez mas altas y cruzando rios cada vez mas hondos. Cuando sales a Deleitosa, coincidiendo con la parte mala de la compañeras artistas, la carreterina que lleva al pueblo te sabe a gloria.
Comieron en Solana, en el Restaurante de Tía Tomasa, www.restaurantetomasa.com/, una especie de gran cabaña vikinga; excelentemente bien atendia por Goro and company. Ya totalmente relajados estaban a primera hora de la tarde soleándose en los bancos de la plaza de Berzocana.
Los últimos que llegaron, con algo de retraso fueron los de  furgoneta que trajo el piano, su suerte no fue menos curiosa. En este caso marcaron la ruta por Trujillo, Zorita, Cañamero.
Hasta ahí ya supone una gran vuelta en tiempo y distancia, pero al final para subir el puerto de Berzocana lo hicieron por la carretera vieja. Esos ocho kilómetros son de los que marcan para toda la vida, por su espectacularidad, por la belleza de sus paisajes, la variedad y frodosidad de la flora que arropa la carretera… Cuando llegaron, sacaron, transportaron y montaron el piano en un pis pas entre los dos, chapó.
Enseguida el afinador retocó las partes del instrumentos y Elena y Victoria no tardaron en aparecer.
Hace tiempo que no disfrutábamos de esta manera. La iglesia estuvo llena y la gente se entregó rápidamente al arte de Elena y Victoria comprendiendo que estábamos ante dos de las más grandes. Fue un momento emocionante; consiguieron el silencio absoluto entre personas de distinta condicion social cultural, musical, grandes, niños.. Todos atónitos, absortos, caminando entre cada nota, en cada gesto, a cada suspiro… y para terminar, nos pusieron el corazón en un puño en el Ave María final.
En fin., como todo lo bueno, se acaba enseguida. Esperemos no tardar en repetir la experiencia. Creo que en Berzocana siempre habrá un hueco para alguien que venga a aportar cultura en su amplia concepción. Tenemos en Enero y Marzo otras dos fechas significativas para llenar con una actuación artística de calidad.
Cuando tengamos el video lo ponemos.

Nombres de Extremadura. La Zarza


La Defensa en la Frontera

 
Zarza de Montánchez, la Zarza (de Alange), Zarza la Mayor, Zarza de Granadilla, Zarza Capilla, Conquista de la Sierra, antiguamente La Zarza. Estas son las Zarzas que tenemos en Extremadura, son la mayoría de las de España donde también las encontramos, entre otros:La Zarza de Pumadera, la Zarza (valladolid), Zarza de Tajo, Santa Cruz de la Zarza, entre los topónimos referidos a poblaciones. Hay otros nombres como Zarzuela de Jadraque, Zarzuela del Monte, Zarzuela del Pinar, Zarzosa del Río Pisuerga, Zarzalejo, Zarzosa, Moralzarzal,  o similares que también vienen a referirse al mismo concepto y hasta hay un Cristo que se llama de la Zarza en Aliaga (Teruel).
 
La palabra, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es de origen prerromano, viene de "sarza" y se refiere a un arbusto espinoso de la familia de las Rosáceas. Genéricamente también puede hablarse de cualquier Arbusto esinoso. También tenemos la variante de la "Zarza Mora", que es un arbusto espinoso cuyo fruto es bien conocido y que se extiende fundamentalmente por la mitad sur de España. Otros Autores hay que dicen que el  nombre Etimológicamente parece que procede del nombre Árabe: Xarac. No se si los inventores fueron unos u otros pero creo que es a éstos últimos a quien podemos atribuir por lo menos, la enorme difusión del nombre.
 
La investigación arrancó cuando  observé que todas estas poblaciones eran territorios limítrofes entre tierras que equivaldrían a lo que hoy llamamos comarcas. Los pueblos llamados así colindaban con otros que ya tenían distinto centro de gravedad: por ejemplo Zarza de Montánchez con Robledillo de Trujillo, Zarza de Granadilla con Villar de Plasencia, Zarza la Mayor era la mas grande de las Fronteras de Alcántara…. Normalmente estas denominadas Zarzas, eran las mas importantes, defensivamente hablando de la población de referencia, estando situdadas en enclaves estratégicos en tiempos de guerras. 
 
La teoría se cumplía en todos los casos y la daba por buena, quedaba el sentido de nombre. Hoy día, con el abandono de los campos, sobre todo en las pequeñas propiedades de 1 a 5 hectáreas, próximas a los pueblos, la zarza está por todas partes, crece por doquier y aparentemente de forma caótica, sobre todo por los trastornos que nos causa. No se sabe si es autóctona o traida por los árabes, pero podemos decir que donde hay zarzas hay o ha habido humanos.
 
Antiguamente no era así, con el uso, los caminos y fincas se mantenían limpias. Las Zarzas tenían un espacio y una funcion claramente definidas: las cercas se cerraban con un muro de piedra de poco mas de metro y medio de alto generalmente,  estaba cubierta por un espeso manto de zarzas que llegaba a mas de dos metros de altura y con caida a ambos lados de la pared. Estas zarzas proveían de absoluta seguridad, sobre todo,  frente a los alimañas aunque también las personas veían dificultado el acceso, y cualquier intento de asalto quedaria marcado en el manto vegetal. Protegiendo bien la entrada, muchas veces con tu presencia, podrías estar relativamente tranquilo, sobre todo en época de cosecha.
 
Aprovecho la ocasión para referirme al caso de Conquista de la Sierra, que antes se llamaba "La Zarza". Buscando de quien era tierra de frontera llegamos a la conclusión que lo era de los antiguos dominios de Zuferola; lo que nos da una idea de la dimensión de esa entidad perdida en el tiempo…

Los Nombres de Extremadura. Berzocana


La Cañada de los Brezos

Intentamos deducir el sigificado del nombre partiendo de esta división en la que todos estamos de acuerdo: Berzo – cana.

Que sepamos, el topónimo sólo se repite en el Río del mismo nombre. Este, va paralelo a la carretera que va al tunel de Miravete, hasta que se junta con el Almonte. Sobre el origen se han expuesto al menos dos teorías: “Los Brezos Canos” y otra, que dice que la “Familia Versus Canus” dio origen a la palabra.

La primera se apoya en la traducción Berzo es Brezo y Cana viene de cano, blanco y así se llegaría a Berezo Cano. No le falta sentido a la teoría, no obstante hay flecos sin explicar: el femenino del nombre, y realmente la proporción del Brezo Blanco sobre el de otros colores solo llegaría a un 20% siendo muy generosos.

La interpretación de la familia Versus Canus está apoyada en una lectura que se ha hecho sobre una lápida romana que está en la casa de la caballería de los Hidalgo, empotrada en la pared y de soporte de la chimenea. La dificultad de ver la letras es grande, no por su estado de conservación, sino por la posicion que tienes, la poca luz, el hollín negro pegado… Después de una sesión fotográfica y del trabajo reposado sobre las imágenes de alta resolución deducimos otra lectura.

Empezando a pensar en el sentido de “Berzo – cana” hice una primera interpretación: Berzo, de Berezo es Brezo y estudié la posibilidad de que cana pudiera venir del latín canna, cañada, camino. Así tendriamos la Cañada de los Brezos. Interesante, pensé. Encontrar ese camino sería fácil al conocer la carretera que va de Cañamero a Jaraicejo (hoy al tunel de Miravete). Una importante vía que une el camino Mérida – Toledo con el que sube de Trujillo el Noreste de España.

y1pAjTMwXLoK0zFUUnIWgzruWw4O-8_mOGooHbXwb9nFS_vKseZ5KyW8VSvdq_Z45MH[1]La siguiente pieza era la cuestión de los Brezos; la palabra, de origen celta se adapta perfectamente al sentir de los pueblos de las Villuercas y casi se cierra el círculo al comprobar que la cañada va siempre por la última loma de las cuarcitas de los riscos, sobre un suelo ácido que es propicio para el brezo y se da con mucha abundancia. Apenas cien metros por debajo del camino, en el lecho del valle, primero del río de Berzocana y luego del Almonte el suelo cambia a pizarra y ya no se da este arbusto.

El sonido canna de Berzocana no cambia a caña como en Cañamero. En Berzocana conserva la pronunciación latina, la ñ, mas castellana se asentó en el pueblo vecino, pero la fuerte impresión de la cultura romana en Berzocana fue determinante para que finalmente triunfase el sonido “cana”.

El paso de una intuición bien asentada a firme teoría fue posible por la aparición de documentos como el Libro de Monterías de Alfonso XI, de 1340 y en el título de Vila de 1440 donde se escribe “Berzocanna” y “Berzocaña”.

Ya en el otro documento de Villa de 1538, aparece el definitivo Berzocana que perdura hasta hoy.

Los Nombres de Extremadura. Navezuelas


Las Navas: Cuando en la Casa hay Hogar.

Navezuelas es una palabra derivada de nave; que según una de las acepciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua y del uso cotidiano significa: cuerpo principal o parte  de un edificio o conjunto de edficios, normalmente dedicados al uso de las faenas del campo: almacenes, establos etc…

Podriamos dejar aquí la investigación y concluir con esa explicación la naturaleza del nombre. Pero creo que el singular de Navezuelas no es nave sino “nava”, un topónimo ampliamente presente en toda la comarca. Para definir la palabra nava se dan múltiples y contradictorias teorías. Sin embargo encontramos muchos casos que desdicen cada una de ellas.

A pesar de que nave ya es una palabra femenina, parece que cuando cambia a nava, ese carácter femenino se incrementa de una manera importante. Lo femenino representa, por encima de todo, la vida, la familia, el hogar. Cuando en esos edificios, dispersos por el campo, se habitaba de una manera contínua, la nave pasaba a ser Nava.

Las Navas están repartidas por todas partes, y en todas ellas se da la circunstacia de ser lugar permanentemente habitado por personas. En la Nava encontramos viviendas, establos, almacenes. Normalmente estaban alejadas de la población de referencia y era esa distancia uno de los factores determinantes para el establecimiento de gentes en los campos.

Esta circunstancia es una de las características principales de Navezuelas, donde la población ha estado muy dispersa por todo el término. En grupos de 20 a 30 personas, núcleos familiares de numerosos miembros que formaban verdaderos clanes. Apegados a la tierra que les da el sustento diario, junto a corrientes que aseguraran sus cultivos y la supervivencia de los animales.

Villuercas, Ibores y Jara. Demasiado Largo


Villuercas, Ibores y Jara.
Demasiado Largo

Juntos o Revueltos

Cuando me preguntan o digo de que comarca soy. Cuando veo los carteles, panfletos, organizaciones administrativas, agrupación de medios, infraestructuras de comunicaciones, la geografía y la historia llego a una conclusión clara: Necesitamos unirnos.

Entre el Tajo y el Guadiana se desenvuelve una gran montaña cuyo punto mas alto y eje de las mismas se encuentra en el Monte Villuerca. Seña de identidad para estos pueblos. Desde su altura se domina buena parte de la submeseta sur de España

Estos riscos y montañas forman parte de los sistemas conocidos desde muy antiguo como Los Montes, y desde la Reconquista como “de Toledo“. Engloban las tierras más salvajes y vírgenes de la Península:

image
  • Montes de Monfrague:fecha norte: Parque Nacional
  • Montes de la Villuerca: Villuercas Ibores y Jara
  • Montes de la Jara: en tierras de Toledo y Ciudad Real
  • Montes de la Siberia: Montes de Cijara, Montes de Lacimurga y Montes de Capilla
  • Montes de Anchuras: Ciudad Real, Parque Nacional
Centrandonos en nuestra parte vemos como la historia, desde la reconquista cristiana, nos ha tendido a separar: en el reparto de los vencedores las tierras se partieron entre Trujillo, el señorito de Oropesa y Talavera. Divisiones administrativas, júridicas y hasta religiosas que nos han obligado a vivir de espaldas.

Menos mal que en el último intercambio de cromos, en 1833, no salimos demasiado mal parados; se reinventan las provincias y Cáceres logro recuperar El Ibor y los pueblos de la Jara; y Alía aunque sin sus pedanías: Castilblanco y Valdecaballeros.

Y así nos hemos metido en un pequeño lío que afecta a la imagen que estamos dando de nosotros mismos con el rompecabezas Villuercas-Ibores-Jara. La Junta de Extremadura, en un loable intento de ordenar el territorio ha llevado a cabo la creación de Comarcas Naturales y así hemos llegado a la reunificación de los Montes de la Villuerca, un esfuerzo que muchos veniamos reclamando desde hace tiempo.

Tenemos que solucionar esta cuestión, necesitamos reunirnos en un nombre. No puede ser que unos sean de las Villuercas otros de la Jara; que las Denominaciones de Origen vayan cada una por su cuenta; que para decir de donde soy tenga que hacer merienda por el camino.

Diferencias…. pocas; la zona de los Ibores son dos valles: El Ibor (equiparable al Viejas o Almonte) y el Gualija, que está en la misma línea de montañas que el Guadarranque. En cuanto a las rañas que encontramos de Castañar abajo son gemelas, aunque mas grades, de las Mesas de Alía y las dehesas de la Jara apenas difieren de las de Logrosán, la única diferencia es que a los primeros les cae la sierra al Oeste y los segundos las ven hacia el Norte.

Creo que solo la justificación político-histórica mantienen artificialmente las fronteras internas. Y os aseguro que cuando desgajaron Los Ibores del resto de sus hermanos de las Villuercas, se hizo por el afán de poder de los reyes, condes y demás señoritos de la época, que nos trataron como mercancia que se intercambian unos y otros, sin contar con los pueblos y sus gentes.

Los pueblos del Ibor representan 1/8 del territorio global de la Mancomunidad . Creo que ya ha sido un logro importante para ellos que toda la zona de producción de Quesos de cabra, no solo de las antiguas Villuercas, sino en todas las Tierras de Trujillo se llame “Quesos de los Ibores”; pero tienen que hacer un esfuerzco por reencontrarse a sí mismos volviendo su cabeza hacia sus hermanos villuerquinos, dejando atrás revindicaciones cuasi nacionalistas y reclamando singualridades basadas en planteamientos injustificables.

Los pueblos de la Jara ( otro octavo del total ), están mas cerca de lo que parece y mas de la mitad de sus tierras están sierras adentro; sabías que el término municipal de Villar del Pedroso llega casi hasta el mismo Pozo de la Nieves de Guadalupe? creo que puede ser mas identitario para Villar del Pedroso ser consecuente con su propia realidad villuerquina, en lugar de usar el topónimo de los pueblos vecinos, de una Comunidad vecina, ellos nunca tuvieron la coletilla “de la Jara…”. Alomejor es que no lo son.

En esta comarca, todavía echamos de menos a pueblos que están entroncados a estos montes: Garciaz, Conquista de la Sierra y Zorita por el Oeste, Bohonal y Mesas de Ibor al Norte y Valdecaballeros y Castiblanco al Sur. Juntos, representamos una oferta iningualable, variopinta pero uniformada entre montes y riscos. Completa y competitiva con cualquier otra por Naturaleza, Patrimonio y recursos…
Mi propuesta es que la Mancomunidad se llame Montes de la Villuerca. Cambiar las tierras por el Monte mas alto y característico de la comarca. Es un matiz interesante, ya que creo que podemos llegar a hacer como nuestra esa referencia y simplificar los discursos.
No veo a ningún ciudadano de la comarca diciendo: “soy de las Villuercas Ibores y la Jara”. Si queremos ir todos a una hay que unificar esa respuesta. Si no conseguimos una misma contestación en Logrosán, en Castañar de Ibor o en Carrascalejo, el de donde soy? donde voy? de donde vengo? seguirán siendo tres respuestas: unos dirán que de las Villuercas, o de los Ibores y otros de la Jara.
A %d blogueros les gusta esto: