Estatua de Francisco Pizarro. Trujillo. Extremadura


Estatuas de Francisco Pizarro

Primer Suspiro

En 1890, cuando se estaba fundiendo la escultura Hernán Cortés en Barcelona, un concejal del ayuntamiento de Trujillo se dirige al pleno demandando una dedicatoria en forma de escultura a quien tanto debía la Ciudad, a su mas famoso conquistador Francisco Pizarro. 

El único eco que tuvo su intervención fue una réplica de otro  compañero comentando que dedicarle una calle saldría más económico. 

Vamos a tener que esperar más de 30 años a que aparezcan los mimbres necesarios acometer un intento serio sobre  este gran proyecto: Un erudito local comprometido, un alcalde con sensibilidad cultural y la suerte siempre esperada. 

Más que la historia de una estatua, se trata de las historias de gentes muy diversas que conectan en una emoción. La personalidad, la  vida y la conquista  de Francisco Pizarro.

Las Comisiones y Los Festivales

En 1913, La máquina trujillana se pone en marcha y se crean tres comisiones: una para hablar con los políticos y nobles, otra para recaudar fondos y otra para organizar festivales con los que se pretendía sufragar los gastos.. 

Un artista de reconocido prestigio hace la maqueta de una escultura de Pizarro en bronce claramente inspirada en la recién instalada de Hernán Cortés en Medellín. 

Se realizan un par de festivales que ingresan algunos dineros y se consigue alguna donación importante,  pero cualquier presupuesto queda lejos y cunde el desánimo general…

En la maqueta, Pizarro tiene Armadura de la época, cruzando su pecho con la banda sobre la cual ostenta la venera de la Orden de Santiago, concedida por Carlos V. En su mano derecha empuña la espada, mientras que con la otra enarbola la bandera española sobre ídolos paganos. Tendrán 3 metros de Altura y será de bronce.

El Pedestal, una roca irregular de 4 a 5 metros de altura, en la parte lateral el escudo de Perú o el de Pizarro, en el frente una inscripción que dirá, la Comisión y se aprovechará el pilar de la plaza. Es la carta del autor D. Rafael Galán. Madrid 15 abril 1915

Charles Rumsey

Mientras esto ocurre en Trujillo,  un escultor norteamericano está fascinado con las culturas hispanas.  Su paso por Francia y el barrio Latino, donde fijó su residencia unos años, fue definitivo para que se enamorase de la epopeya americana y de un Conquistado: Francisco Pizarro. 

El era especialista en caballos, los adoraba, uno de sus maestros era especialista en ellos. Rumsey los había esculpido en distintas poses, casi siempre los pura sangre que montaba. Para Rumsey fue un reto conjugar las dimensiones de un caballo pequeño, con un gran hombre,  de la elegancia y la fuerza, de la expresión artística y la realidad histórica. 

En 1910 ya tenía un modelo de como veía el al Conquistador,pero recibe el encargo de una escultura ecuestre para la Exposición Universal de 1915 en San Francisco. Fue la última de las grandes Exposiciones y conmemoró la apertura del Canal de Panama

La escultura como gran parte de la exposición era temporal y a su finalización se destruyó.  Era enorme,  un coloso de casi seis metros de altura. Recibió una medalla de Bronce.

Murió muy joven en un accidente automovilístico, pero dejó un gran legado en el que la Ciudad de Trujillo recibiría una grata sorpresa en forma de donación.

Los detalles de la armadura en el modelo se extraen de un estudio cuidadoso de la armadura de Pizarro, presentada en Madrid.

Pequeña Escultura, valorada en 4500 dolares.

En su investigación, Rumsey también descubrió que el caballo preferido de los conquistadores era un pony bajo, rechoncho y fuerte completamente diferente a los purasangres de proporciones más esbeltas y elegantes que habían sido sus modelos anteriores.

 La proporción de caballo por jinete en el Pizarro es, por lo tanto, bastante distinta a la de las estatuas ecuestres más idealizadas de la época.

El Encuentro de las Ideas

A fines de 1924, empezó a correrse el rumor de que una señora norteamericana regalaba la estatua de Pizarro a la Ciudad de Trujillo. La esplendidez de la señora americana fue acogida con reserva y sin entusiasmo debido a los fracasos anteriores y se ponían en duda las noticias algo confusas que se iban recibiendo.

Al final se sabe que una comisión encabezada por el alcalde de Trujillo  se dirige a Madrid a ver al Duque de Alba para hablar de la escultura. 

En el palacio de Liria, el Duque les contó que estando en África en una cacería de tigres hizo amistad con un hijo de la sekñora Runmsey haciendo extensiva la amistad a sus padres

. El Sr. Runmsey padre, multimillonario norteamericano, era hombre de gran cultura y de entusiasmo loco por España, por su historia y por sus conquistadores especialmente por Pizarro. Hizo grandes estudios sobre la Conquista del Peú y llego a enamorarse tanto de la obra colosal llevada a cabo por el valeroso trujillano de quien decía era superior en todo conceptos a los demás conquistadores. Era muy aficionado a la escultura y no sabiendo como enaltecer y perpetuar la memoria de Francisco Pizarro modeló una estatua ecuestre del Ilustre trujillano, que es la que tengo el gusto de mostrar a ustedes en esta fotografía que pueden llevarse a Trujillo pues para que la conozcan los trujillanos me las ha entregado su viuda.

Continua el Duque diciendo que muerto el Sr. Runmsey su viuda quiere llevar a efecto el pensamiento de su marido pues siente aun mayor entusiasmo que él por Pizarro, por Trujillo y por España, en su relación con América y encomienda con fervoroso entusiasmo ver colocada en Trujillo la estatua que modeló su marido.

Dijo el Duque que ha sido examinada por un profesional y al efecto se llamó al gran escultor Mariano Benlliure que examinó la obra con todo detalle asegurando era una escultura perfectísima que denotaba gran conocimiento dé los trajes de la época, de las armas, de los arreos y de la anatomía caballar pues los músculos y posición del caballo son exactos a los descritos en documentos históricos de aquella época.

Creo que a Trujillo se le abren puertas para obtener en el futuro mayores bienes; hoy es la estatua, tras ella vendrán las visitas, las relaciones con otros pueblos y quien sabe donde puede llegar el ofrecimiento de Mrs. Runmsey. Tengo entendido que Trujillo es algo apático pero debe despertar de su modorra…. En fin ustedes dirán y verán lo que hacen

Al terminar el Duque su amena conversación los visitantes quedaron absortos pues les parecía un sueño lo que acababan de oír

La estatua, fundida en París por uno de los mejores, al principio iba a ser parte de las obras expuestas en la Primavera de la pintura y la escultura del Gran Palacio de París en 1929 donde se rindió homenaje a Rumsey, fallecido recientemente. Después,  en  ese mismo año, la estatua viaja a España

Los Preparativos

En la primavera siguiente venía a Trujillo la Señora. Runmsey siendo recibida con gran entusiasmo por gran multitud de trujillanos. 

Se ofreció costear todo lo referente al emplazamiento de la estatua y se encargo el proyecto al eminente arquitecto D. Pedro Muguruza a quien la estatua no le gustó tanto como a Benlluire y propuso su instalación en el Campillo , a lo cual Mrs. Runmsey no accedió pues era su deseo que la estatua fuese instalada en la Plaza Mayor. 

El Sr. Muguruza hizo el proyecto para instalarla en el centro de la Plaza, pero hubo oposición por gran parte de trujillanos que no querían ver desaparecer el pilar; se hizo otro proyecto situando la estatua, delante de donde se encontraba la plaza de mercado pero tampoco satisfizo al pueblo y al fin se hizo el proyecto ubicando la estatua donde se encuentra en la actualidad.

El 18 de marzo de 1927 llegarán a Trujillo dos camiones con el boceto de escayola de la estatua de Pizarro, se hará un basamento de madera provisional para montar la estatua[21]. Se probará delante de la Troya y de San Martín, opción finalmente aceptada.

El Pizarro de Conquista de la Sierra

Existe una tradición en Conquista de la Sierra según la cual llegaron al pueblo 18 fardos que contenían la estatua de Pizarrro.

Según ellos, había sido un regalo de una señora norteamericana a Conquista por ser el lugar de nacimiento del conquistador. Recordemos la leyenda de Pizarro en Conquista de la Sierra

siguiendo este relato, los fardos acabaron en Trujillo por la imposibilidad de instalarse en la localidad.

No puedo restar credibilidad a la información de Conquista en su globalidad. Quizás algunos detalles pueden haber transformado la historia en estos casi cien años recorridos.

Muchas son las incógnitas, pero mi impresión es que llegaron los fardos de la escultura de yeso, puesto que la original solo tenía dos. No se si llegaron a Conquista antes o después de que fueran probados en la plaza trujillana, tampoco creo que quien trajese el envío decía toda la verda y tampoco sabemos el destino de tanto yeso en forma de Pizarro

Inauguración de la Escultura

La estatua es de bronce y su peso es de  6.500 Kg., se compone de dos piezas, una forma el caballo y medio cuerpo del jinete hasta la cintura y la otra el resto.

 Representa a Pizarro como caballero ataviado para la lucha encima de un pedestal, cabalgando en su caballo con el pelo al viento a través del casco, con armadura y espada en ristre. La estatua de Pizarro ha dado la vuelta al mundo y es la  seña de identidad de la ciudad de Trujillo.

El granito traído de Santa Cruz para hacer el pedestal lo hicieron los canteros de Trujillo, allí está puesta la fecha, las armas de los Pizarro y el nombre de los donantes.

La primera inauguración tuvo que ser suspendida cuando todo estaba preparado, la causa,la enfermedad de la Sra. Rumsey,, pero apenas recuperó salud se inciaron los preparativos del evento.Fue inaugurado el monumento el 9 de Junio de 1929 descubriendo la estatua Mrs. Runmsey en presencia de autoridades civiles militares y eclesiásticas, locales, provinciales y nacionales asistiendo el Presidente del Gobierno General Don Miguel Primo de Rivera, y en representación de S.M. el Rey lo hicieron sus S.S. A.A. reales Dª. Beatriz y Don Alfonso de Orleans.  Volaron el cielo aviones, vino la banda militar, También asistieron numerosos embajadores así como los descendientes del Conquistador.A Mari Harriman se la nombrará hija adoptiva de Trujillo y D. José Ordóñez Valdés profesor de la escuela de artes y oficios de Madrid ha hecho el pergamino que se la regalará, el texto dice:

«Trujillo, Ciudad Española de la provincia de Cáceres y cuna del célebre Conquistador Francisco Pizarro, interpretando los sentimientos de estimación y gratitud de todo el vecindario, ante el espléndido obsequio recibido de la respetable dama americana Mrs. Mari Arriman viuda

de Mr. Charles Rumsey con la erección de un magnífico monumento para perpetuar la memoria de aquel.

Ha acordado nombrar a dicha Sra. hija adoptiva de Trujillo y hacerlo así constar documentalmente para ofrecer a la generosa donante un testimonio de la alta consideración que merece a la ciudad agradecida.

Y el cumplimiento de lo acordado se extiende el presente Título que firman los miembros de la Corporación Municipal.

Todas las informaciones apuntan a que charles Rumsey realizó un modelo en 1910, las fichas del museo, además de informar de esto dcie que se funde en la década de los 20…

Sospecho que hizo alguno pequeño primero, nos lo encontrábamos en importantes Galerías de Arte alcanzando cotizaciones de 4200$.

Luego hizo uno de tamaño mediano, que ha servido para la realización de las otras tres. Esta mediana sería la que después, sus hijos regalaran al Museo de Bufalo.

El Pizarro de Búfalo

La llama El Centauro,  En la Ficha de esta vers de la Galería de Arte de Bufalo dice que es de 1910 y que se funde en la década de 1920. en su descripción podemos podemos leer

Tanto el conquistador español como su corcel están vestidos con armaduras del siglo XVI, desde los cascos llamativos hasta las afiladas espuelas.  

La estatua está animada con un espíritu de fuerza.  El hombre y el caballo están preparados para enfrentarse al enemigo. Con el brazo reforzado, Pizarro agarró su espada, listo para lanzarla hacia adelante. 

 El caballo, con la cabeza erguida, se lanza con orgullo hacia adelante, ansioso por llevar a su amo a la batalla.  

El que está expuesto fue un regalo de los hijos de Rumsey a la Galería de Arte de Búfalo, ocupando un lugar principal en la fachada del edificio en 1953

El PIzarro de Lima

este fue el último que se fundió, fue inaugurada el 18 de enero de 1935 con motivo de la celebración del IV centenario de la fundación de la ciudad. 

La escultura fue también una donación de la viuda del escultor Rumsey y había llegado procedente de Nueva York.1​  Es conocida con el apodo de “La Peregrino” por las tres ubicaciones que ha tenido desde su llegada a la ciudad. 

La ubicación original de la estatua fue el atrio de la Catedral de Lima. Pero se quejaron los curas y la cambiaron 

En 1952 fue movida a la plaza Pizarro, donde la utilizaon como excusa para una gran operacion urbanística, que incluía una demolición un edificio de su propia historia para hacer una gran plaza donde situar la estatua.

 y en 2003, los antisistemas adoptados por el indigenismo radical e inclulto consiguen apartar la estatua. Fue reubicada al Parque de la Muralla,34​ sin el pedestal con el que fue inaugurado y que tuvo a lo largo de su historia, relegada a un lugar no principal.

En fin… ustedes mismos

El Pizarro que dicen Hernán Cortés.

Hay una corriente, muy fina, pero que no deja de chirriar todo el tiempo, guarreando la mancha,  enturbiando las historias posibles con hipótesis que tienen una base quebradiza.  ..

La original de Medellín es de 1890 y preside una hermosa plaza. En ningún momento, en la mente de su Rumsey nunca hubo otra persona… era una emoción compartida con su familia.

Los autores de la idea de Hernán Cortés no hacen sino abrir heridas que otro aprovechan luego para decir que la de Lima iba para Mexico, pero como allí no la quisieron se fue para el Perú.

Unas abominaciones históricas., normalmente intencionadas políticamente, que hacen sino socavar nuestros cimientos culturales básicos.

lo que si podemos decir que la estatua de Cortés en Medellín fue el detonante que quizás hubiera conseguido un Pizarro para Trujillo. Lo único claro es que la tenemos gracias al altruismo, a la generosidad y al inmeso amor de una persona por la historia de otros, una historia que segruamente le hubiera gustado fuera la suya.

Agradecer los trabajos de: Luis Núñez Secos, José Lozano Ramos, Emerson Barr y José Antonio Ramos que han servido de base para este trabajo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: