Categoría: El Corazón de los Nombres

Los Nombres de Extremadura. Navezuelas


Las Navas: Cuando en la Casa hay Hogar.

Navezuelas es una palabra derivada de nave; que según una de las acepciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua y del uso cotidiano significa: cuerpo principal o parte  de un edificio o conjunto de edficios, normalmente dedicados al uso de las faenas del campo: almacenes, establos etc…

Podriamos dejar aquí la investigación y concluir con esa explicación la naturaleza del nombre. Pero creo que el singular de Navezuelas no es nave sino “nava”, un topónimo ampliamente presente en toda la comarca. Para definir la palabra nava se dan múltiples y contradictorias teorías. Sin embargo encontramos muchos casos que desdicen cada una de ellas.

A pesar de que nave ya es una palabra femenina, parece que cuando cambia a nava, ese carácter femenino se incrementa de una manera importante. Lo femenino representa, por encima de todo, la vida, la familia, el hogar. Cuando en esos edificios, dispersos por el campo, se habitaba de una manera contínua, la nave pasaba a ser Nava.

Las Navas están repartidas por todas partes, y en todas ellas se da la circunstacia de ser lugar permanentemente habitado por personas. En la Nava encontramos viviendas, establos, almacenes. Normalmente estaban alejadas de la población de referencia y era esa distancia uno de los factores determinantes para el establecimiento de gentes en los campos.

Esta circunstancia es una de las características principales de Navezuelas, donde la población ha estado muy dispersa por todo el término. En grupos de 20 a 30 personas, núcleos familiares de numerosos miembros que formaban verdaderos clanes. Apegados a la tierra que les da el sustento diario, junto a corrientes que aseguraran sus cultivos y la supervivencia de los animales.

De Zuferola a Zorita


De los últimos días de ZUFEROLA.

Del Nacimiento de ZORITA.

 INTRODUCCION, TIERRAS DE TRUJILLO. 1186

Trujillo y toda su tierra lleva ya veintitantos años en manos de cristianos. Quedan casi diez hasta que el último coletazo moro sujete la frontera en el río Tajo treinta y cuatro años más.

Citando la Crónica de la Orden de Alcántara: “Alfonso VIII hizo una gloriosa entrada por sus tierras a la vuelta por Talavera, y pasando el Tajo entró por tierra de Trujillo e hizo grandes daños en la Serena, de allí atravesó hasta cerca de Sevilla, y aunque no dice si ganó Trujillo… Mandó edificar Plasencia y se hizo dueño de todos los pueblos adyacentes, y entre estos fue el de Truxillo. Yo pienso que luego que el Rey dio la vuelta, mandó a don Gómez, maestre del Perero, pusiese en él algunos freyres que estuviesen de guarnición”. La Crónica sigue diciendo…  “muchos años antes del Maestre de quien aquí tratamos hubo Freiles Truxillenses; por ventura su Orden fue incorporada con la de San Julián del Pereiro”… El 21 de Abril y el 8 de Mayo de 1186 el rey Alfonso VIII firma documentos.

Este año de 1187 Pedro Fernández de Castro deja en su testamento: …“a Dios y a la Orden, y a la milicia y hermanos de Santiago, si la muerte me cogiese sin habla y sin hijos, les dono y concedo todos los castillos míos enumerados: Montánchez, y Santa Cruz, y Zuferola, y Cabañas, y Monfragüe, y Solana, y Peña Falcón, les dono y concedo con el mismo pacto que tengo con el señor rey Alfonso y les hago donación de mis heredades, muebles e inmuebles, que en el siglo tengo…”.

Los entendidos, investigadores o estudiosos intuían que Zuferola era la Peña de Zorita…

 ZUFEROLA, ETIMOLOGÍA

El –ola final es un diminutivo típicamente medieval: saviola  es el diminutivo de sabio, Mariola de María…   La raiz Zufer era una incógnita que llevó muchas consultas e interpretaciones varias, hasta que el amigo Oliva, Estudioso del árabe, consultó en su diccionario y traducía como Piedra. Así Zuferola sería Pequeña Piedra. La Peña es de mineral de cuarcita, como los riscos de sus hermanos mayores de la Villuerca, que llegan a alturas de 1600 metros.

En  el Silo de Zorita  se juntan varias rutas importantes: Multitud de caminos cuyos orígenes se pierden con la existencia del hombre: por Herguijuela, antiguamente “La Calzada”,  nos dirigimos a Trujillo y a las culturas del noroeste español; hacia Toledo por Guadalupe; a Córdoba por Madrigalejos: hacia el Sur a Mérida y Sevilla. Especial mención para el cordel por su ir venir continuo de ganados, hoy en desuso.

El espacio desde Silo al viejo castillo de la Peña nos situaría en el solar de la antigua Zujerola. Un valle abierto al Sur: protegido por dos brazos de sierra al resguardo de los malos vientos del norte; soleado en inverno y sobra temprana en los calores veraniegos. Lugar de acogedora presencia donde las condiciones de vida son muy favorables para el asentamiento humano.

En 1.195 otro legajo la vuelve a nombrar: en una concesión de Alfonso VIII al Maestre de la Orden de Trujillo o del Peral; esta vez precisando su pésima situacion: “…los requus de Zuferola”… los restos… “Dono itaque vobis et confirmo villam et castellum quod vocant Albalat, situm in ripa Tagi, castellum quoque quod vocant Sanctam Crucem prope Trugellum, situm in , reliquum vero Zuferola”

ZORITA, ETIMOLOGÍA Y ORÍGENES.

Etimológicamente la palabra Zorita viene de Zurita que significa “paloma que va en avanzada”; naturalmente buscando en ibérico, el castellano no llegó a explicarse sino aludiendo a la tórtola. La simbología de la Paloma llevó a alguno a pensar que el pueblo se originaría por un palomar: desde luego; si buscara en estandartes, banderas o escudos, la Paloma más cercana a nuestra esencia la encontraría entre aquellas que representaron a los primeros cristianos de todos los tiempos. Sobre todo los la época paleocristiana donde multitud de ornamentos religiosos vienen adornados con la mitológica figura del Espíritu Santo.

“Los de la Zurita” representarían fácilmente ese carácter de todos aquellos que a lo largo de la historia han hecho de avanzada de la Fe; sean los primeros cristianos que en época romana hicieron de Mérida la Sede Principal del Cristianismo de España o, seguramente, de los Caballeros de la Orden de Trujillo llamados también del Peral, que fueron protagonistas del penúltimo avance cristiano.

El castillo ya está arruinado y la villa debe correr peor suerte; entonces, los freires se instalan junto a la cañada que viene de Mérida en una iglesia-fortaleza mucho más modesta. La crucería ojival del baptisterio, claramente gótica  y el Peral que la corona corroboran la hipótesis.  Del Peral es también el arroyo que sirve de linde con las tierras de Conquista de la Sierra y Don Teodoro escribe que la Virgen de la Fuente Santa tiene en su mano derecha una Pera, quizás un recuerdo…

El cuadro se completa con la construcción de las primeras casas. La Tradición y la Arqueología se aúnan para señalarlas en el conocido popularmente como “Zorita Viejo” es el barrio que se sitúa de la iglesia y la calle Real hacia el sur y donde todavía podemos recrearnos en algún portal de reminiscencias altomedievales.

En un principio, es posible la coexistencia de ambas entidades, pocos autóctonos apegados a su tierra dando todavía sentido a la ya decadente Zuferola y los nuevos cristianos unos kilómetros mas abajo poniendo la simiente en la futura villa. También es posible que la Zurita existiera ya desde épocas muy anteriores; los primeros cristianos eran considerados gentes marginales y pudiera ser un barrio cristiano situado en el extrarradio de la población, el caso que es en este momento cuando se produce la extinción de la vieja Zujerola o Zuferola.

En 1.196 el integrismo almohade realiza un importante avance y con Trujillo caen todas las posiciones cristianas al Sur del Tajo. Los moros cambian el culto de la iglesia al nuevo orden musulmán y la población bascula definitivamente a la Zurita. Nada volveremos a saber sobre la suerte de la vieja población, la entidad se difumina en el tiempo  y solo algunos destellos señalarán la verdadera dimensión de lo que algún día fue…

El 25 de enero de 1232 los cristianos reconquistan definitivamente Trujillo: ese día la mezquita vuelve a ser iglesia cristiana. El que la parroquia este dedicada al día de la Conversión de San Pablo nos dice que ya existía; hay otras mezquitas del territorio trujillano que son reconvertidas en iglesias con advocación al santoral de tan señalada fecha; la de Zorita, igual que la situada dentro del castillo de Trujillo, sufriría esta mutación.

 REFLEJOS EN EL TIEMPO

Documentación y Arqueología.

Hasta el 17 abril de 1.353 no hay rastros de nada, entonces los documentos empiezan a confirmar lo que la arqueología ya había verificado, el emplazamiento de la vieja Zujerola: un legajo del Archivo de Trujillo trata sobre una  heredad llamada Las Cañadas, la linda así: “con el exido de la Sarça e con el monte de Alcollaryn e por el portechuelo de Çifuruela…”. Todavía hoy se conserva  “el Portezuelo” en la toponimia zoriteña dando nombre a una collada que da paso al emplazamiento de la antigua villa.

Otro del 30 de mayo del mismo año de 1.353 se refiere al castillo: se sigue un procedimiento sobre la reclamación “que ciertas personas hacen del castillo de Çiferuela así como de ciertas dehesas que hay dentro de los mojones del Pizarroso”… por levante el término municipal de Zorita se extiende por un amplio valle ocupado en parte por el pantano de Sierra Brava; tanto el río, como algunos de sus lugares se nombran Pizarroso o similar. La Cartografía del momento actual nos confirman la existencia de “Ciguerela” y el “Portezuelo”, topónimos todavía vivos en la hermosa tradición zoriteña.

El 2 de abril de 1.791 en los Interrogatorios de la Real Audiencia hablando de Zorita nos cuentan: “Cerca de él hay un peñón que llaman del Castillo, siendo tradición haver estado en él el titulado Zuferola y al pie de dicho peñón se advierten muchos cimientos o fragmentos de edificio”. En un mapa de 1.798; se señala entre los importantes el cordel que sube a Garciaz; entre ellos situa “La Peña del Castillo” y la errata antes mencionada “Lujerola”.

En las primeras investigaciones sobre el terreno se aprecian restos de murallas importantes que rodean la Peña por el lado de Levante y entre los riscos se vislumbran claramente varios torreones de defensa. Hay que sumar además La tradición cuando nos habla de leyendas de moros,  de castillos, de tesoros enterrados, de túneles que llevan a todas partes.

Mil historias que, afortunadamente, nos quedan por descubrir…

 Trabajo presentado en los XXVI Coloquios Históricos de Extremadura en 1997.

Los Nombres de Extremadura. Cañamero


Los Nombres de Extremadura. CañameroEn el Camino del Vino

De siempre ha sido reconocida la estrecha relación de este pueblo y sus lugareños con la carretera; y también con el buen vino. Un viejo diccionario de latín me llevo al significado de Cañamero.

La primera vez que aparece escrito el nombre del pueblo es en un documento de 1221. En él se relata el periplo de miles de judios y cristianos por estos lares; nombran el castillo, los critianos y moros locales…

Entonces aparece escrito como “Cannamerun”.. Después, en 1338, en el deslinde del Monasterio de Guadalupe lo escriben como “Cannamero”.

Enseguida ví que claramente era un nombre derivado del latín; pero la sorpresa fué grande al ver que tiene una traducción directa :Canna es cañada o camino y Merum significa

Vino Puro.

De caña a camino es fácil y cualquier diccionario os va a dar la traducción directa; sin embargo el Merum va a ser mas difícil, ya que debe ser un arcaismo que se dejaría de utilizar hace cientos de años.

Pero todavía quedan sitios donde está demostrada esta relación, como en Relato de Tiberio: En un parrafo dice: “En el campamento se le conocía por su extraordinaria afición al vino, que los soldados en vez de llamarle Nerón le llamaban Mero (por merum, vino sin mezcla). En una cita encontramos:
TIBERIO Y EL VINO DE HISPANIA: Tiberio, futuro suceros de augusto, lo acompañó al frente cántabro en lo que fueron sus primera armas. Por su afición al vino, los soldados no lo llamaban Tiberio Claudio Nerón, sino Biberius Caldius Mero: Biberius, de “Beber”,Caldius de “caldo” o “vino caliente” y Mero de “Vino”.  Revista Historia (National Geographic) nº 105 pág. 66.
 Supongo que el Vino ya se hacía antes que los romanos pusieran sus miras en España, aunque con ellos se extendió los usos de estos caldos por toda la península. Casi seguro que la época de dominación musulmana, con su ley seca no consiguió extingir el buen gusto de los caldos locales. La combinación Alaríje, Pizarra y Sierra ha hecho conocido y reconocido a este lugar por medio mundo.Las Pitarras caseras alcanzan las mas altas cotas en el paladar y las bodegas no dan abasto a la demanda; ahora ponen su punto de mira en la mejora de la calidad que sin lugar a dudas ya disfrutan.El Vino de Cañamero deja huella en los que tienen la oportunidad de disfrutarlo. Cada vez se exiende mas su fama de buen caldo.

Creo que todos deben hacer un esfuerzo porque el Pueblo del Vino tenga una Feria digna; de primera clase a ser posible. El vino es uno de los pilares en la economía de Cañamero y a buen seguro que el negocio no ha echo nada mas que empezar. Hay espacio para que muchos progresen e incluso para que otros tantos se incorporen a esta actividad.

 

Los Nombres de Extremadura. La Siberia.


Los Nombres de Extremadura. La Siberia.

¿Nos vamos a Rusia?, ¿Nos quedamos en casa?

La tentación es grande. Desde que a los eruditos foráneos; urbanitas del siglo XIX les dió la vena rusa, uno detrás de otro nos hemos limitado a repetir como loros. Muchas veces pienso que los que mantienen esta teoría no han estado mucho tiempo en alguno de los dos sitios.
 

No es descabellado relacionar las dos tierras; mas aún cuando el carácter de lugar perdido, en tierra de nadie, donde incluso se deportaban presos,fuese el abono para que esta idea cuajase, es comprensible.
Pero ya hoy hay información suficiente para constatar las enormes distancias entre una Siberia y la otra. Las extremas temperaturas nórdicas nada tiene que ver con las templadas de Extremadura. Los lagos rusos solo son comparables con los nuevos pantanos, pero no estaban antes de 1950. Las montañas de mas de 3000metros nada tiene que ver con nuestras módicas elevaciones que apenas superan los 700 metros. Y lo dejo con las enormes diferncias de los bosques de pinos con las dehesas de encinas.
 
Otra cosa que siempre me llamó la atención fué que el sentimiento siberiano está en el interior de los pueblos, independientemente de su condición social, cultural, está en las personas, ellos se lo llaman a sí mismos como gentilicio propio. Está allí, fuera apenas si se conoce, solo desde la promoción turística y las nuevas mancomunidades está saliendo al exterior, ya se empieza a conocer que existe una Siberia en Extremadura.  Es algo que mana de muy dentro .
 

Entre estas gentes es común la aceptación del término con un orgullo que no corresponde a las imágenes tendenciosas de la Siberia Rusa que conocemos. Para los lugarenos, La Siberia de Extremadura nada tiene que ver con la otra: es algo positivo, territorial, que une, que les hace fuertes, que les hace ser distintos.
 
Lo que parece que se nos ha olvidado es que el Río Guadiana era conocido como Río Ibero antes de que los romanos le cambiaran el nombre. Recordamos que este es de los primeros ríos conocidos de la península en los textos antiguos.
A partir de ahí todo es mas sencillo, y así la Iberia podría ser las tierras del río Ibero. De Iberia a Ciberia hay un paso. Mas cuando el sufijo latino “Ci” es utilizado en topónimos de la misma comara como Cijara. Ci significa “al lado de… o junto a….”.
 
  • Ci-Iberia son las tierras de aca del rio Ibero, el río Guadiana.
  • Ci-Jara: son las tierras de acá de la Jara (actualmente la comarca toledana que linda con Cijara)
  • Ci – terior:

De Ciberia a Siberia saltamos por esa tendencia que tienen estos pueblos a la influencia del sur, latina,  que tiende a silbar el sonido “Z”. La pronunciacion del latín según la forma italiana, las sílabas ce y ci se pronuncian como che y chi o Çe Çi.

Según la Wikipedia: La pronunciación de la Z varía según el origen del hablante. En el 92% del mundo hispano se pronuncia igual que la “s”, lo que se conoce como seseo. En cambio en España (excluyendo parte de Andalucía, Extremadura y las Canarias) es un fonema aparte, que tiene el sonido θ (es decir como la “th” del inglés thin).

Es una teoría mas asentada en la tierra. De más sentido común y la más obvia con los datos en la mano. La conexión rusa contribuyó a crear la imagen negra que mancha muchos pueblos de Extremadura.

A %d blogueros les gusta esto: