Etiqueta: Coria

Ruta por el Convento de la Coria. Fundación Xavier de Salas. Intramuros de Trujillo. Extremadura


Ruta por el Convento de la Coria.

Fundación Xavier de Salas.

Intramuros de Trujillo. Extremadura

IMG_6397 (2) (1024x683)

wdibchuty111En el siglo XV estaban las casas de Juana García donde vivían ocho beatas terciarias franciscanas en clausura y con escasa renta. Una de estas hermanas llamada Inés de Cristo, hija de Gómez González de Carvajal y viuda de Gonzalo Carrasco, inicia las obras del convento de S. Francisco el Real de la Coria; sor Inés fue ayudada por su hermano Diego de Carvajal que era arcediano de la catedral de Plasencia y el nuevo convento se hizo en terreno de la familia Carvajal.

Llegó a tener buena fama y entre sus santos muros se refugiaron grandes señoras viudas y profesaban jóvenes doncellas de la mejor sociedad local. Allí vivió una tia de don Gonzalo Pizarro atendida por su sirvienta Francisca González, madre que sería de Francisco Pizarro el Conquistador del Perú e hijo bastardo del citado don Gonzalo. Don Juan de Austria refugió en el convento a doña Magdalena de Ulloa con quien algunos dicen llegó también la intrigante princesa de Évoli y bella amante del adalid de Lepanto.

Después de la exclautración de 1836 ya no volvieron las monjas a su viejo monasterio, arruinado, metiéndose en el convento de San Pedro. Estas benerables ruinas fueron visitadas por don Miguel de Unamuno donde sorprendió infraganti una timba de jugadores del cané. En estos tiempos sus restos fueron comprados por particulares donde han creado y afincado la Fundación Xavier de Salas.

Ruta por la Puerta de Coria. Recinto amurallado de Trujillo. Extremadura


Ruta por la Puerta de Coria.

Recinto amurallado de Trujillo. Extremadura

img_6557-1024x683

wdibchuty111Está situada en la mitad del lienzo Norte amurallado y da vista a la umbría, en su ladera notamos las ruinas (basamentos) de un templo visigótico; salió un gran medallón en una fosa y se lo llevaron a Madrid… alrededor del yacimiento aparecen muchos fragmentos de tégulas romanas y hace cuarenta años se recogieron allí mismo unas lápidas funerarias depositadas en la Escuela Taller, institución que ha restaurado todo el entorno para deleite y admiracíon de curiosos y turistas.

La Puerta de Coria indica el camino que partía hacia esa ciudad alto extremeña y el hecho de estar a sí nominada implica un paso importante de viajeros hacia las rutas del noroeste peninsular. Esta vía queda relegada al olvido con el nacimiento del reino de Portugal y posteriormente de la diócesis placentina que revalora el viejo camino romano de la Guinea hoy N-630 y la ruta por Monfragüe desde Trujillo a Plasencia.

Esta puerta de Coria espera tu paso hacia los caminos de la Historia Medieval y donde toda la fuerza de todas aquellas vivencias te esperan.

A %d blogueros les gusta esto: