Guadalupe de Extremadura IV. La Puebla de Guadalupe


Guadalupe de Extremadura IV

LA PUEBLA DE GUADALUPE

IMG_0900[1] En un lugar donde todo era montes bravos y tierra despoblada se haría un gran pueblo; esa fue la profecía que hizo la virgen en su aparición ante el pastor,

La plaza puede ser el punto de encuentro, un punto de partida para llegar al corazón guadalupense. Es el sitio donde Monasterio y Pueblo se funden en el perfecto binomio que hoy conocemos.

PARADOR DE TURISMOpatio%20del%20restaurante[1]

Este edificio se construyó a principios del Siglo XVI destinado a Colegio de Infantes o Gramática, que es como se llamaba entonces a los estudios de Latín, Humanidades y Canto.

Estaba íntimamente relacionado con la actividad de investigación y estudios realizados en el Hospital. Aquí se realizaron las primeras intervenciones quirúrgicas con autorización papal, prácticas que hasta entonces eran consideradas cuasi diabólicas.

Después de un largo abandono se reconstruyó en 1965 por el Ministerio de Información y Turismo, acondicionándolo como Parador Nacional.

IMG_0243[1]

ARCO DE SAN PEDRO

IMG_1616[1] La Imagen de San Pedro resalta en una pequeña hornacina empotrada sobre el arco. La cal de las paredes impiden contemplar los materiales de su construcción, pero se presumen los utilizados en el resto de puertas de la Puebla.

Está plenamente integrado en las viviendas cercanas. En la parte superior de la cara exterior tiene habitación con balcón incluido en la cara interior del mismo.

Este da salida al los Barrios altos, es ruta recomendable y dulce paseo siguiendo la calle corredera o respirar hondo y subir por la empinada para ver el otro barrio histórico de la Puebla

BARRIO DE ARRIBA

Este barrio no desmerece en absoluto con el resto de la Puebla, rincones llenos de encanto se suceden entre calles que recuerdan otros tiempos.

Es el mas desconocido por los repechos que supone llegar arriba, pero una vez allí tenemos las vistas que nos regalan las alturas.

Las fuentes no faltan poniendo su melodía cantarina en las muchas plazoletas que articulan el barrio.

BARRIO DE ABAJO

calle%205[1] Recorre las calles más típicas que rodean el monasterio, quizá las mas conservadas de la Puebla.

Se accede desde la Plaza de Santa María de Guadalupe por una espléndida puerta: El Arco de Sevilla. Al final de esta calle la fuente de los Tres Chorros, que da nombre a la plazuela y enlaza con la Calle Ruperto Cordero, que es el eje que articula la zona.

Durante el trayecto, siempre a pie, se observa la típica arquitectura medieval de la Puebla: soportales de madera, casas porticadas y calles estrechas y empedradas. Casi todo el Barrio está cerrado por Arcos defensivos: el Arco de Sevilla, el de las Eras y el del Tinte, protegen la mayor parte del barrio, aunque un buen número de casas quedan fuera del mismo.

ARCO DEL CHORRO

IMG_1568[1] Desde la Plaza vemos este curioso arco. Formaba parte del primer recinto defensivo del Monasterio.

Tanto la cara interior como la exterior merecen unos minutos de nuestra atención. Encima del mismo también hay habitación. La parte exterior denota todavía las antiguas almenas entre ventanales y balcones medio empotrados.

Una rocambolesca composición que resulta muy curiosa. En la cara interior hay una pequeña ventana de madera decorada con tiestos llenos de flores que junto con los balcones forma un entorno de singular tipismo.

ARCO DE SEVILLA

IMG_5576[1] Da paso al barrio bajo de la Puebla, obligado paseo turístico en el que encontraremos los rasgos mas característicos de la personalidad local.

Formaba parte del primer cinturón defensivo del Monasterio. Es uno de los mas elaborados y ornamentados; en la actualidad forma parte de una vivienda, la cara exterior del arco forma un arco de medio punto, hecho de ladrillo

.

ARCO DEL TINTE

IMG_1557[1] Cuando te escurres entre las calles del barrio bajo, perdido entre rincones Entre las muchas cosas que sorprenden a cada paso, llega este precioso arco para anunciarte el fin de la población, a partir de aquí las casas dejan paso a establos y otras instalaciones agrícolas.

El arco se conserva prácticamente intacto, al contrario de los demás no tiene construcción encima. Descansa sobre dos contrafuertes sujetos a su vez sobre las casas adyacentes. El modelo se repite de nuevo en el diseño: medio punto en el exterior y apuntado en el interior. Ladrillo en el arco y pizarra en el resto de la construcción son lo materiales utilizados.

ARCO DE LAS ERAS

IMG_3282[1] Puerta de Levante, cerraba el núcleo urbano de la Puebla y estaba en el segundo cinturón defensivo del Monasterio; final y vuelta del itinerario turístico que nace en el Arco de Sevilla y concluye aquí. Los mas curiosos traspasan el arco y giran nuevamente hacia abajo en busca de mas experiencias que sin duda encontrarán.

La eras quedaban a las afueras, el pueblo terminaba en este punto dando paso a la desbordante naturaleza que le rodea.

La construcción es un poco mas tosca, no esmerándose mucho en cuidados especiales o adornos llamativos, sin embargo, en su sobriedad despierta gran interés en los visitantes que se acercan hasta aquí. De los pocos que tienen todavía restos de las antiguas almenas que defendían la puerta.

IMG_0869[1]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: