Grabados Prehistóricos de la Mina del Ibor en Castañar de Ibor. Las Villuercas


Arqueología en Castañar de Ibor

Grabados Rupestres de la Mina de Ibor.

IMG_5932 Este fantástico viaje comienza en las grutas abiertas sobre las calizas próximas al Río Ibor. El primer acercamiento al lugar lo tuvo Vicente Paredes en 1897, que  nos hace un relato espeluznante de sus hallazgos.
Habla de huesos, cerámicas, fósiles, de paredes y rellenos. Nos  dibuja un panorama encantador en las cuevas próximas. No vio los Grabados en la galería cercana, pero tuvo la oportunidad de conocer restos que aportan una luz importante al conjunto.

paredes_01

“1897.-

Caverna habitada por el hombre sita en termino de Castañar de Ibor a cien metros de la margen derecha del rio Ybor y a media legua al poniente del pueblo.

Tiene una entrada en la pendiente de la margen derecha del rio Ybor de 1,50 de ancha por 1,70 de alta y de la forma parecida a la que indica el croquis, la cual estaba tapiada con pared de piedra y lodo.

Derribada la pared encontraron un relleno de tierra y piedra suelta de un metro longitudinal de la galería y a causa de que están buscando tesoros los descubridores, engañados por los libros que llaman en el país de Tesoros, acometieron el trabajo de escavar el resto del relleno de la caverna compuesto de un conglomerado de huesos, pedazos de pizarra, cantos rodados de cuarcita, carbones vegetales y otros materiales, que habiendo estado sueltos se encuentran ahora incrustado en una pasta caliza que pudiéramos llamar roca fosilizada.

Esta masa de caliza que rellena la cueva es la que contiene los fósiles ——–distinguiéndose bien de la caliza que forma la caverna, a la que no esta unidas, sino en contacto con los lados y suelo, sin llegar al techo del cual esta separado en lo que han descubierto por un hueco cuya altura varia de 10 a 30 centímetros, obstruido en parte con estalactitas y con los huesos, cantos rodados fragmentos de cerámica y los demás materiales incrustados semejantes a los incrustados en la roca del resto del relleno, pero suelto.

Próxima a esta caverna, a distancia de 12 metros, se ve otra en la que se puede recorrer 30 metros de galería; pero no se ha formado en ella el relleno de roca fosilífera.

Vicente Paredes”

IMG_5936 Los grabados propiamente dichos se descubrieron en 1995, en una época en que se están llevando a cabo importantes trabajos de investigación en la magnífica Cueva de Castañar.
Un año mas tarde se publican los estudios en la “Revista de Estudios Extremeños: “Una nueva estación paleolítica en Extremadura. Los grabados de la Cueva de la Mina de Ibor (Castañar de Ibor, Cáceres)” por Sergio Ripoll López, Hipólito Collado Giraldo.
Tenemos que salir de Castañar de Ibor por la Carretera que se dirige a Robledollano. Despacio vamos enfilando el río.

Nos desviamos en el último camino que encontramos a la derecha antes del puente. Esta vía se dirige hasta el despoblado del Avellanar que puede ser un buen postre de esta excursión.

Estamos atentos, pues hay un cruce que debemos coger a la derecha, como adentrándonos en un exuberante valle por el que baja el un arroyo encantador.  Saliendo de nuevo al cauce del Ibor y muy atentos a unas formaciones de caliza ennegrecida que encontramos a la derecha, enfrente de un olivar que puede servirnos de aparcamiento improvisado.

Buscamos la vereda por la parte derecha de las rocas y ascendemos unos metros hasta encontrarnos con varias bocas. Enfrente justo hay un gran agujero que impresiona por su figura, a la derecha hay algunos mas por los que podemos transitar tranquilamente, seguramente se corresponden con los descritos por Vicente Paredes.

Hay un recorrido circular en uno de ellos y el resto son de corto acceso. Lo suficiente para sentir la temperatura del planeta, la oscuridad de la mina y el olor de las entrañas de tierra.

Un poco hacia la izquierda está la conocida Mina de Ibor, cerrada al público por la peligrosidad que tiene lo inesperado de sus túneles y por albergar los grabados prehistóricos mas antiguos de Extremadura. Tienen identificado una posible figura de oso, cabezas de cérvidos, caballos y cuadrúpedos. Sin embargo hay  multitud de rayados que todavía no se han descifrado.

La cueva parece estar colmatada de relleno en algunas partes, sobre todo en la zona donde están estos grabados, que de no ser por la acumulación de escombros, hubiera sido difícil haberlos vistos ya que se sitúan a una cierta altura sobre el nivel original.

Los escombros están presentes desde la misma entrada, que puede haber estado tapada, oculta por un montón de piedras y arenas.

La cueva tiene un eje central que lleva directamente al embudo donde sitúan los grabados, en un estrechamiento que lleva a una gran sala en lo que parece el fondo, no obstante, la gran cantidad de rellenos y algunos desprendimientos pueden tapar algunas galerías mas.

Hay túneles perpendiculares que se adentran en la montaña, algunas llegan a grandes salas o forman oscuros laberintos, también zonas donde el derrumbe del techo y los materiales de colmatación se confunden, queda mucho por estudiar.

extrpaleo01

DSC_4786 Casi todos los tramos tienen metro y medio de ancho por otro tanto de alto.

D. HIPOLITO COLLADO GERALDO en sus investigaciones en la Mina, llega a unas conclusiones muy interesantes y bien explicadas:

“Técnicamente las figuras han sido realizadas mediante un grabado lineal muy fino de sección en «U», totalmente patinado y recubierto por una fina capa calcítica. Todas las figuras se ejecutan con un único trazo seguro y sin fugas y en algunos casos se utilizan las irregularidades de la superficie rocosa para dar volumen a las figuras. Estas son un total de siete animales, además de una serie de trazos indefinibles que se distribuyen por toda la superficie del panel.
grabado-mina-ibor

Los animales identificados son los siguientes:

  • Figura 1: prótomos de cérvido orientado a la derecha con las luchaderas definidas mediante un haz de trazos muy desarrollados y convergentes en la zona inferior
  • Figura 2: representación incompleta de équido en posición horizontal y dispuesto hacia la izquierda, con la cabeza insinuada y las extremidades delanteras resueltas en un doble trazo convergente.
  • Figura 3: representación incompleta de plantígrado joven (osezno) mirando hacia la izquierda. La clasificación zoológica se establece a partir de las orejas redondeadas, los belfos marcados provechando un abultamiento de la pared y el morro proyectado hacia adelante, dándole un aspecto prognato que se reduce al llegar a la madurez. Esta figura se superpone a la anterior
  • Figura 4: cuartos traseros de un animal muy perdido orientado a la derecha, posiblemente un nuevo équido
  • Figura 5: nueva representación de los cuartos traseros de un cuadrúpedo orientado hacia la izquierda.
  • Figura 6: animal acéfalo, posiblemente un caballo dispuesto hacia la izquierda, que únicamente conserva la.pata delantera resuelta mediante sendos surcos convergentes. La extremidad está cerrada en ángulo por la parte inferior y con indicación de un despiece que se ha identificado como un posible casco.
  • Figura 7: pequeña representación de ciervo dispuesto hacia la izquierda de la que se distingue la cabeza, de forma subtriangular, con el morro redondeado, prolongándose con el mismo trazo la línea del pecho. En la parte superior se aprecia con dificultad el asta en posición vertical.

cabezaAl igual que sucede con la cueva de Maltravieso, la ausencia de contexto arqueológico y la imposibilidad de emplear métodos de datación directa nos lleva a la utilización de criterios estilísticos para adscribir este conjunto de figuras a un período cronológico en concreto dentro del Paleolítico Superior.”

No sería nada caro hacer practicable este recurso, sus mas de 30 metros de profundidad y el laberinto de túneles accesibles son un reclamo de primer orden.

Justo enfrente de la boca hay un mirador natural a modo de terraza donde recrearnos en los sentimientos humanos mas puros, intentando conectar con los hombres que se sentaron y miraron un paisaje que todavía está intacto. Es un lugar muy especial para las gentes de todos los tiempos y que a buen seguro marcará un hito en vuestras vidas.

Hay teorías que hablan de formaciones naturales debido a la circulación de agua entre la caliza, pero el propio nombre y algunas áreas donde se puede apreciar el ataque sobre la roca indican un aprovechamiento minero. Lo mas probable es que ésta sea la puerta de un gran misterio.

figura03

IMG_5974No está nada claro y quizás tengan parte de razón todas las teorías, un estudio mas concienzudo revelaría datos importantes.

En las proximidades hay otras oquedades y un pozo cegado que dicen que se utilizaba para hacer cal.

Algunas construcciones mas ponen el punto de un entorno marcado por huellas muy antiguas

image Documentación:

  • Primera noticia de las cuevas. 1857
  • http://www.uned.es/dpto-pha/extremadura/mina/mina.htm#introduccion
  • http://www.rupestre.net/tracce_php/modules.php?name=Sections&op=printpage&artid=18
  • http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=107543&orden=0
  • http://campus.usal.es/~revistas_trabajo/index.php/0514-7336/article/viewFile/5231/5269
  • Revista de Estudios Extremeños – Sumariosimage Fotografías:
  • Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: