Categoría: Siberia de Extremadura

Datos de la Historia de Villarta de los Montes


Las tierras del “extremo” toman en Villarta de los Montes un carácter superlativo. Desde los tiempos remotos los historiadores han trazado lineas que limitan las tierras; normalmente sobre montañas y ríos que impiden, dificultan o hacen mas largos los caminos y alejan a las personas. Villarta de los Montes es la expresión mas cruda de la realidad de la Siberia de Extremadura. De nadie o de todos; hombres y tierras a caballo entre culturas; puentes que unen el cáracter jovial y hacendoso de la Serena con el seco y bohemio transcurrir de las Sierras cacereñas; o con los nobles y sencillos pueblos toledanos; casi se puede respirar el aire de Ciudad Real, Sevilla , Córdova y al mismo tiempo, Madrid está a tiro de piedra.
Vetones, Oretanos, Carpetanos y Túrdulos  se tienden a encontrar en torno a este maravilloso rincón de la Siberia extremeña. Las hoces del Guadiana van a ser referencia obligada en cualquier discursión territorial que se haya entablado a través de los siglos. Conforman un espacio infranqueable que nadie puede saltar; el foso del río se fortalece con líneas de altas sierras que se cruzan perpendicularmente, algunas son tan grandes que tienes que recorrer casi un kilómetro de río para dejarla atrás y empezar a pasar por la siguiente..
Muchos caminos importantes pasan por esta población o en sus inmediaciones; a pocos kilómetros se encuentra el Castro del Muro, citado como una de las mansiones romanas en la calzada de ´Mérida a Toledo. La vieja ciudad va a ser el eje de esta parte de los montes hasta la alta edad media, cuando se produce su definitiva destrucción. A partir de este momento, y con la nueva administración toledana empiezan a aparecer otros lugares que hasta entonces no tubieron tanta relevancia: Helechosa, Bohonal y Villarta de los Montes.
Alfonso VIII en la división de términos de la Ordena de Calatrava dice “Ficus de Estemellis”. En 1189 un documento dice: “ad vadum sicus de Extremelis” o “ad vadum ficus de Extremellis”. Muchos autores refieren el Vado de Estimillas como el un emplazamiento próximo al puente viejo de Villarta. Ee nombra una línea que va desde “subtus Almaden de Chillón… ad focen de Estera …. ad capud quod dicitur de Agudo… ad vadum sicus de Extremellis … per caminum quod vadit per Espinaz qui dicitur Canis … ad portum de Aljob”, este último es Ahober-Milagro.
Con la victoria almohade de Alarcos en 1196 se produce el último empujón moro en la comarca que ya quedaría en tierra de nadie. Desde 1204 se empiezan a tener noticias de la ocupación del castillo de Muro por los cristianos, que van a intercambiarse esta propiedad entre obispo, rey y el aventurero Alfonso Tellez durante los treinta años siguiente hasta que se llega a la ruina del lugar.
En las delimitaciones que se hacen en 1246 entre los territorios de Córdoba y la Orden de Calatraba, Sancho III  confirma la antigua linde.   En 1269 nos cuentan en otro documento: “de la Figuera, en las Estimiellas
El 1269 se produce un acuerdo entre la Orden de Calatrava y los de Toledo para que ninguno pueble los extremos. Sin embargo nuevas poblacíones, entre las que se encuentran Ferreruela empiezan a litigar con Puebla de Alcocer hasta que el Señor de la Puebla Diego García establece que “Ferreruela e los otros logares de tierra de Peloche e de Sierruela e de la Garvayuela e del Rencon e todos los otros logares que son poblados o se poblaran daqui adelante en todo el termino de la Puebla que todos ssean aldeas de la dicha Puebla
En 1377, el Concejo toledano envió mandatarios a los pueblos de sus “montes y estremos”: “a los conçejos e alcalles e alguasiles de La Puebla de Alcoçer e de Villanueva de Siruela e de la Fuentlabradae de Villaharta e de sus terminos, nuestros vasallos et a todos los otros vesinos e moradores en los nuestros montes e estremos“. Poco desupués en 1379 y 1399 aparece como “Villaharta de Estimillas“.
En 1425 se produce una pequeña intervención en el puente: “… Alonso Rodrigues, vallestero de maça del Rey, arrendador de Villarharta… dixo que era menester adobar la puente de Guadiana y luego los dichos Toledanos mandaron al dicho Alonso Rodriguez que lo ficiese adobar, y lo que gastase se le recebiria en cuenta“.
En 1448, en un deslinde de las tierras de Puebla todavía aparece el castillo de Muro: “e  dende en su derecho a dar ençima de las Navas de Benaçayd de las de abaxo, e dende en su derech a dar en el castillo deMur que esta en la otra parte del ´Rio Guadiana, e dende a dar en laposada del Estomisa.”
Con la caída de Muro, toda la influencia de la vieja ciudad se traslada la Villarta de los Montes. En 1495 un testimonio declara “como del dicho lugar de Arrova… se maherian e nombravan e enbiavan dos o tres onbres al lugar de Villarta, el quel se tenia entonçes como cabeça de los lugares de La Helechosa e de los Bodonales e de los Aguijones e del dicho lugar Arrova… como lugares de una juridiçion, termino e juzgado
Un retrato fiel de la Villaharta nos ofrecen las relaciones, interrogatorios y noticias que nos acerca Ablasco en su Blog: http://villartamipueblo.blogspot.com/

Puente Viejo

Texto no disponible
Difiniciones de la orden y Cavalleria de Calatrava Conforme al capitulo general, celebrado en Madrid año de 1652. Escrito por Orden de Calatrava, España. -, Pedro de Villafranca-Malagon, Thomas Francisco de Prieto

Parque Temático en la Reserva de Caza de Cijara.


La Naturaleza en tus Sentidos.


La Reserva Regional de Caza de Cijara es un Patrimonio heredado
en las trasferencias;

cuando dejó de ser Nacional pareció que le quitaran los galones, cuando en realidad nunca se le ha prestado tanta atención como en estos momentos.

La Junta de Extremadura parece que tiene un discurso pero sin embargo, no acaba de
expresar una intención clara sobre sus propósitos para estás tierras. La dirección
que muestran sus acciones es correcta pero se muestra titubeante cuando tenía
que ser uno de los proyectos estandartes de Extremadura.

Una actitud que, en el presente, desconcierta a los locales. Fue declarada en 1966 Reserva Nacional para la protección de especies cinegéticas. La Caza está perfectamente organizada y el acuerdo entre autoridades y cazadores parece total. Al fin y al cabo éstos últimos hacen el trabajo de control de especies; haciendo un uso racional de los ganados y aprovechando el ancestral rito para diezmar los excedentes que las miles de hectares de la Reserva no son capaces de alimentar.


Se van señalizando algunas de la miles Rutas de Senderismo que recorren una tierra que está por descubrir, kilómetros
de tierra salvaje donde solo un puñado de hombres difrutan de un medio que ha
estado intacto para las gentes de todos los tiempos. Las casas, miradores, alberguerías y otras construcciones poco a poco recuperan lustre y se vislumbra un poquino que su uso será turístico. Poco a poco se abre pistas para las visitas de un turismo incipiente que ya atrae a miles de personas por año.

Los pocos agricultores y ganaderos que van quedando explotan sus tierras conviviendo con
una Naturaleza muy viva: disfrutando sus ventajas y resignados ante los inconvenientes
que les ocasionan  las manadas de ciervos o javalíes.. Y es que el protagonista de toda esta película es la Naturaleza que te rodea, te abraza, que entra dentro de tí para hacerte formar parte de ella misma. La tierra se nos muestra como un gran círculo de montañas de unos 30 km de diámetro, en su interior una gran llanura de forma irregular ya que por sus costados encontramos valles formas
muy variables donde se dibujan rincones perdidos. Los montes están llenos de esencias en formas de flores, árboles o animales que cruzan tu camino.

La Reserva se vé tajada por el curso del Guadiana, que con el Pantano de Cijara, la gran mancha azul se nos muestra como un atractivo separador de tierras.

La flora es un catálogo completo y generos de la práctica totalidad de la existente
en Extremadura, con particularidades muy especiales dado el clima que se da
en su interior. La racionalización de los espacios forestales es una asignatura
en vias de solución; igualmente con buenas pero lentas acciones de limpieza del
monte, eliminación de los millones de eucaliptus y repoblación con especies
autóctonas. La Fauna es una pasada; si no has visto animales; ciervos, corzos, javalíes en su estado puro, te invito a recorrer cualquier pista de la Reserva, verás un deseo cumplido 100%. La Protección que tienen las especies cinegéticas,
se exitiende de hecho a otros animales que se benefician de esta atención  .


La Reserva Regional de Caza Cijara comprende un basto territorio; Montes Públicos
en su mayor parte que posibilitan la creación de un gran Parque Temático de
la Naturaleza. Un lugar para aprender a convivir con el medio. Para tener una
experiencia con la tierra y sus cosas por compañera. Aparte de ser un Proyecto sin
escesivas inversiones, sería fácil encontrar apoyos en el Estado, la Unión Europea
y otras organizaciones internacionales. Es sostenible y hasta económicamente
rentable si nos ponemos a ganar dineros que seguro se podrán revertir en la
misma Reserva.

Definitivamente este proyecto alejaría a los pueblos de la Reserva de la práctica despoblación que sufren y sufrirán en un futuro muy cercano si no ponemos remedio.

Estoy seguro que los máximos responsables de Herrera del Duque, Fuenlabrada de los Montes, Helechosa de los Montes, y  Villarta de los Montes sabrán hacer suya esta demanda que desde hace mucho está en sus pueblos. Una oportunidad de crecimiento que hay que aprovechar, no sea que el petróleo suba mucho de precio.

La Deuda Histórica con la Siberia de Extremadura


Deudas Interiores

A principios de los años 50, se lleva a cabo en Extremadura la mayor Revolución Agraria jamás soñada por la izquierda de este pais o de cualquier otro, el llamado Plan Badajoz. Se desarrollo durante mas de 20 años fundamentalmente en la provincia de Badajoz, aunque también se hicieron importantes inversiones en el norte de Cáceres: la Sierra de Gata, Campo Arañuelo y sobre todo en la Comarca de Coria. No se llegó a concluir por la presión de empresarios, fundamentalmete calatalanes y madrileños. 

El Plan era sencillo a la par de audaz:
  1. Expropiaciones masivas a grandes terratenientes, que poseían inmensos latifundios en una tierra inmejorable para la labor; a los pequeños les fueron arrebatadas las mejores vegas de producción junto a los ríos.
  2. Construcción de pantanos, los mayores de España, que últimamente complementa la Presa de la Serena, la 2ª de Europa, impulsada por la Junta de Extremadura. Estos vienen acompañados de centrales hidroeléctricas que tienen una importante potencia.
  3. Preparación para el cultivo, canales  que van a llevar el agua a mas de 150 km de distancia y regar mas de 100.000 hectáreas de parcelas.
  4. Creación de pueblos enteros, mas de 6000 viviendas para los nuevos colonos repartidas en una veintena de poblaciones.
  5. Inversiones en infraestructuras de comuncaciones para una tierra abandonada por la historia: puentes donde había barcas, alfalto en las vías mas importantes.
  6. Creación de Industrias para manufacturar los productos de los regadíos. Esta parte no se llevó a cabo y hemos tenido que esperar hasta la década de los 90 para empezar a ver un desarrollo de empresas importante.

Todas estas actuaciones van a permitir un desarrollo económico, social y cultural muy importante para cientos de miles de personas, que han visto como sus rentas no solo han sido estables, sino que les ha permitido un crecimiento que no sospecharon nunca. Y así, los pueblos y ciudades mas florecientes de Badajoz y de Cáceres lo son al calor de la riqueza e industrias generadas alrededor de los regadíos.

La cruz de esta historia queda en aquellos territorios en los que se hicieron los pantanos: pueblos enteros fueron sepultados por las aguas, alguno, como Granadilla, quedo como isla en el mar interior. Y con ellos miles de personas cambiaron su vida, su tierra, sus raices sumergidas.

 Estos pueblos cedieron las mejores tierras, donde siempre habían estado las huertas que el río alimentaba, vegas riquísimas que eran el pan de muchos de estos lugares. Lo mejor de sí a cambio de nada; un gesto que todavía hoy seguimos sin compensar. La emigración en estos lugares fue mas devastadora que en el resto de Extremadura al verse privados de una de las fuentes mas importante de sustento.

Hoy les cuesta mucho moverse con los tiempos; las Administraciones nunca prestaron atención a este rincón perdido entre tierras de nadie.

Sin embargo las nuevas modas nos traen valores como el Medio Natural, los Productos Ecológicos y la recuperación de la Tradicion y los Valores Culturales.

Y es en esa batalla donde la  Siberia de Extremadura puede presentar una oferta inigualable, unos recursos que no pueden explotar porque carecen de presupuestos para ello ( y para casi todo), la iniciativa privada escasea; solo una luz en el proyecto de Campo de Golf en Castilblanco y en las instalaciones turísticas de Puerto Peña.  La Reserva de Caza de Cijara es un universo vivo. Un Parte Temático de la Naturaleza que está infrautilizado a todos los efectos y el Patrimonio amenaza ruina.

Creo que resultaría importante el aprovechamiento de las aguas desde los mismos pantanos, que la riqueza del oro líquido se distribuya de manera equitativa entre todas las partes: los que la almacenan y los que la toman. Es una deuda que hay que actualizar: mas de 30 años de aprovechamientos masivos sin que haya contrapartidas reales.

Es urgente fijar una cantidad que se considere justa por todas partes, en concepto de Deuda Histórica. Además hay que establecer sistemas para que año por año venga de vuelta una parte del pastel que aquí se posibilita.

Son haberes que esta tierra necesita para ponerse al día, para que los pueblos no se mueran, para equipamientos indispensables, para poner en valor nuestras cosas, en definitiva, lo necesitan para sobrevivir…

 

 

A %d blogueros les gusta esto: