La Deuda Histórica con la Siberia de Extremadura


Deudas Interiores

A principios de los años 50, se lleva a cabo en Extremadura la mayor Revolución Agraria jamás soñada por la izquierda de este pais o de cualquier otro, el llamado Plan Badajoz. Se desarrollo durante mas de 20 años fundamentalmente en la provincia de Badajoz, aunque también se hicieron importantes inversiones en el norte de Cáceres: la Sierra de Gata, Campo Arañuelo y sobre todo en la Comarca de Coria. No se llegó a concluir por la presión de empresarios, fundamentalmete calatalanes y madrileños. 

El Plan era sencillo a la par de audaz:
  1. Expropiaciones masivas a grandes terratenientes, que poseían inmensos latifundios en una tierra inmejorable para la labor; a los pequeños les fueron arrebatadas las mejores vegas de producción junto a los ríos.
  2. Construcción de pantanos, los mayores de España, que últimamente complementa la Presa de la Serena, la 2ª de Europa, impulsada por la Junta de Extremadura. Estos vienen acompañados de centrales hidroeléctricas que tienen una importante potencia.
  3. Preparación para el cultivo, canales  que van a llevar el agua a mas de 150 km de distancia y regar mas de 100.000 hectáreas de parcelas.
  4. Creación de pueblos enteros, mas de 6000 viviendas para los nuevos colonos repartidas en una veintena de poblaciones.
  5. Inversiones en infraestructuras de comuncaciones para una tierra abandonada por la historia: puentes donde había barcas, alfalto en las vías mas importantes.
  6. Creación de Industrias para manufacturar los productos de los regadíos. Esta parte no se llevó a cabo y hemos tenido que esperar hasta la década de los 90 para empezar a ver un desarrollo de empresas importante.

Todas estas actuaciones van a permitir un desarrollo económico, social y cultural muy importante para cientos de miles de personas, que han visto como sus rentas no solo han sido estables, sino que les ha permitido un crecimiento que no sospecharon nunca. Y así, los pueblos y ciudades mas florecientes de Badajoz y de Cáceres lo son al calor de la riqueza e industrias generadas alrededor de los regadíos.

La cruz de esta historia queda en aquellos territorios en los que se hicieron los pantanos: pueblos enteros fueron sepultados por las aguas, alguno, como Granadilla, quedo como isla en el mar interior. Y con ellos miles de personas cambiaron su vida, su tierra, sus raices sumergidas.

 Estos pueblos cedieron las mejores tierras, donde siempre habían estado las huertas que el río alimentaba, vegas riquísimas que eran el pan de muchos de estos lugares. Lo mejor de sí a cambio de nada; un gesto que todavía hoy seguimos sin compensar. La emigración en estos lugares fue mas devastadora que en el resto de Extremadura al verse privados de una de las fuentes mas importante de sustento.

Hoy les cuesta mucho moverse con los tiempos; las Administraciones nunca prestaron atención a este rincón perdido entre tierras de nadie.

Sin embargo las nuevas modas nos traen valores como el Medio Natural, los Productos Ecológicos y la recuperación de la Tradicion y los Valores Culturales.

Y es en esa batalla donde la  Siberia de Extremadura puede presentar una oferta inigualable, unos recursos que no pueden explotar porque carecen de presupuestos para ello ( y para casi todo), la iniciativa privada escasea; solo una luz en el proyecto de Campo de Golf en Castilblanco y en las instalaciones turísticas de Puerto Peña.  La Reserva de Caza de Cijara es un universo vivo. Un Parte Temático de la Naturaleza que está infrautilizado a todos los efectos y el Patrimonio amenaza ruina.

Creo que resultaría importante el aprovechamiento de las aguas desde los mismos pantanos, que la riqueza del oro líquido se distribuya de manera equitativa entre todas las partes: los que la almacenan y los que la toman. Es una deuda que hay que actualizar: mas de 30 años de aprovechamientos masivos sin que haya contrapartidas reales.

Es urgente fijar una cantidad que se considere justa por todas partes, en concepto de Deuda Histórica. Además hay que establecer sistemas para que año por año venga de vuelta una parte del pastel que aquí se posibilita.

Son haberes que esta tierra necesita para ponerse al día, para que los pueblos no se mueran, para equipamientos indispensables, para poner en valor nuestras cosas, en definitiva, lo necesitan para sobrevivir…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: