La Economía Familiar en el Medio Rural


Economía Rural

La Experiencia Sostenible y Rentable

 
Ya desde hace mucho tiempo nos lo vienen anunciando: competir en calidad y no en cantidad no es ya una opción empresarial sino una cuestión de supervivencia. Es lo que pasa cuando los pobres del mundo quieren dejar de serlo; ellos trabajan mucho mas barato que nosotros y es imposible luchar en cantidades con lugares como China o la India, por no hablar de Argentina, Rumanía o el mismo Marruecos. Es un proceso natural; las macroindustrias se instalan en los lugares mas económicos, lo hicieron en España entre los 60 y los 80; desde entonces no ha venido ninguna. Lógicamente; si hay que hacer coches, plantar tomates o construir un complejo turístico ya es mucho mas de la mitad de barato hacerlo en Rumanía, Marruecos o el Caribe americano que en nuestro pais. Además, en Extremadura ,no tenemos mano de obra suficiente para ellas.
 
No sólo no llegan nuevas inversiones, sino que se están marchando multinacionales que empleaban un tanto por ciento escandaloso de trabajadores en muchas zonas de España. Hay pueblos, hasta provincias enteras que dependen de una fábrica. Y en momentos como los actuales aprovechan para llevar a cabo procesos que en muchos casos serían necesarios hasta sin crisis: Las regulaciones de empleo con despidos y bajas, la reducción de jornadas e incluso ya se empieza a hablar de bajadas de sueldo. Esto si la empresa no cierra totalmente dejando directamente en la calle a miles de personas y otras tantas que se van a ver afectadas drásticamente en su actividad.
 
 En Extremadura difícilmente se darán esas condiciones extremas; en esta nuestra querida selva no han llegado a venir nunca y afortunadamente quedan muchas cosas que hacer. Lo primero es convercer a nuestra gente que en su tierra, en sus cosas y en sus manos tienen un valor seguro. Que sus campos tienen las mejores condiciones y el agua para producir lo que la sociedad vaya demandando. Que en el pais de los servicios hosteleros, Extremadura es el eje turístico de la península y un lugar como pocos donde disfrutar del ocio y el tiempo libre ofreciendo algo que ya nadie tiene: la pureza en la naturaleza y en los hombres, un patrimonio forjado a base de leyendas legendarias y  el irresistible atractivo de lo desconocido. También tenemos que apoyar las ilusiones y las iniciativas que despiertan en Extremadura como un tesoro: animando a los que mas cerca tenemos  y allanando los caminos que traen nueva sangre a nuestra Comunidad.
 
La economía en el medio rural es algo variable, como el tiempo. Pocas plazas hay para fijos y los asalariados se tienen que conformar con nóminas bases o rellenar de horas extras el día para llegar a un nivel medio decente. En los pueblos se tienen que explotar todos recursos y las habilidades a tu alcance: hay una buena parte que son los comerciantes de toda la vida, constructores, pequeños talleres, nuevos emprearios y los también autónomos propietarios de las casas rurales que nacen como setas por todas partes; estos son, el motor real de la economía, trabajan sin horario, habitualmente en lo que les gusta. Luego están los funcionarios, pseudofuncionarios, funcionarios anuales y la casta de medianos propietarios, 300 a 600 hectáreas; los unos trabajan lo que quieren y los otros lo que les da la gana. entre todos estos representan la escasa zona media de esta sociedad. La clase alta ni está ni se la espera ni siquiera a la hora de comer. Viven en las capitales haciendo cualquier cosa; sus propiedades son manejadas por administradores que generan pingues beneficios, pero apenas representa un 5 o 10 por ciento de las posibilidades reales que pueden representar fincones del tamaños gigantescos en los que apenas pastan un puñado de vacas u ovejas.
 
Las más clases desfavorecidas representan mas que en ninguna otra el ejemplo de una conciencia empresarial durmiente en sus gentes extrapolable a cualquier otro estrato social. Hacen posible una renta familiar envidiable sin salirse de los estandares oficiales de miseria: consiguen ser propietarios de fincas urbanas y rústicas de un valor importantísimo, muchos no saben ni lo que tienen,  y al mismo tiempo acceder a todas las ayudas posibles: PER, paros, becas, asistencia social… Con gente acostumbrada a trabajar duro y exportando a sus hijos fuera, el sistema funcionaba de perlas: a la nómina ocasional añadían las famosas chapuzas, también los importantes ingresos en especie de la huerta, el olivar, la viña y las subvenciones que en muchos casos conllevan…  el trabajo estacional en las campañas del espárrago, de la cereza o el tabaco y los derechos de paro completaban el año. Un pastizal amasado con sudor y esfuerzo que conviertieron en ladrillo en su mayor parte.
 
Con los tiempos de vacas gordas parecía que el sistema se sostenía en las escasas nuevas generaciones; pero el nivel de trabajo no era ni mucho menos el de sus progenitores y con ello las rentas empiezan a no llegar en una sociedad con mas necesidades y mas habituada al consumo. Aquí es donde podemos empezar a a abrir el ojo y pensar un poco, acercarnos al concepto de calidad frente a cantidad. Los jóvenes deben dar un paso adelante y hacerse con las riendas de su futuro. En sus manos está la posibilidad para conjugar Tradición e Innovación y buscar la excelencia en sus productos. La calidad de ellos hará posible que los compradores pagen un precio justo por el trabajo que acarrean. Los productos ecológicos ya se muestran como explotaciones rentables con mercados ávidos de alimentos puros. Trabajar menos y ganar mas puede ser una quimera para muchos, pero ya hay ejemplos de sobra como para empezar a tomarnos en serio el asunto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: