Autor: nurietamb

CASTAÑOS CENTENARIOS, Valle del Jerte


Partimos desde el pueblo, Casas de Castañar.

El paisaje es increíble, un bosque de robles inmenso y sólo algunos castaños que sobrevivieron a la “tiña” , una de las enfermedades más devastadoras del castaño. Las hojas todavia no están en su máximo esplendor, sobre todo en las zonas altas, me imagino el bosque tan frondoso que habrá de aquí a un mes, dónde la luz casi no penetra… y ahí es dónde vamos, en busca de estos castaños centenarios que siguen en pié después de tantas primaveras.

 

DSC_0186.JPG

 

 

Por el camino nos encontramos con algunos castaños enormes, aunque no declarados como árbol singular, se puede observar su grandeza, algunos han perdido sus partes con el paso de los años. Cuentan que antiguamente los pastores que andaban por estas sierras con sus rebaños, utilizaban algunos de éstos castaños para refugiar a los cabritillos recién nacidos, los dejaban ahi mientras subian a la sierra para darle de comer a sus cabras.

 

DSC_0204.JPG

 

 

A pocos metros de éstos, nos encontramos con “la fuente de las Escobachas”, situado en el paraje de la Sierra de San Bernabé. Aquí están, dos de los majestuosos castaños que buscamos,  se llaman así porque justo al lado hay una fuente, casi destruida, llamada con ese nombre.

 

DSC_0358.JPG

Castaño de las Escobanchas

 

DSC_0195.JPG

Fuente de las Escobanchas

 

DSC_0203.JPG

Árbol singular, castaño de las Escobanchas

 

Éste, tiene un porte muy figurativo, poco común, que recuerda a una mano abierta. Una parte de él no ha soportado el peso y una de sus grandes ramas a caído al suelo. Su  perímetro supera los 7 metros y tiene más de 100 años. Son dos de los mayores castaños de Extremadura.

 

DSC_0359.JPG

En la rama resquebrajada podemos observar el paso de los años, sus anillos, que se pueden contar perfectamente, delatan su edad…es increible admirarlo!

 

 

Después de observarlo durante un buen rato y agarrarnos a él para que nos trasmita toda su energia positiva, seguimos nuestro camino por la Sierra de San Bernabé, seguimos viendo algunos gigantes solitarios…o lo que queda de ellos…

 

DSC_0217.JPG

 

 

Aquí está, solitario, como si el tiempo no hubiese pasado por él, otro de los grandes….aunque tampoco declarado arbol singular, “El castaño de Realengos”, éste ejemplar supera los 25 metros y tiene un perímetro de 6 metros, conserva perfectamente su porte natural, algo dificil en ésta especie.

 

DSC_0362.JPG

Castaño de Realengos

 

Tomamos un camino que gira a la izquierda para empezar a bajar y observar el más grande de todos, el jefe….. pero antes nos encontramos con 5 de sus hermanos, todos juntos, algunos carbonizados en su interior después de haber sobrevivido a varios incendios.

 

DSC_0222.JPG

 

 

Ya vemos muy cerquita el pueblo, “El Escondelobo” se hace de rogar y nosotros estamos impacientes de ver a éste majestuoso árbol que nació en plena Edad Media. Tomamos un camino que se estrecha y que nos conduce hasta él, aquí está…..”El Castaño de Escondelobo o Condelobo” imaginamos que su nombre se debe a que en este paraje antiguamente habia muchos lobos…

 

DSC_0368.JPG

Castaño de Escondelobo

 

DSC_0369.JPG

 

Tiene unos 700 años de vida, es el mayor de los castaños a nivel regional y nacional, con unos 10 metros de diametro, sólo sobrevive un 10% de él, y ya es mucho para la longevidad de éste especimen. Se ven perfectamente  las heridas de los años, totalmente hueco por dentro, al igual que sus hermanos, le ha tocado sobrevivir a los incendios, su madera está negra por muchos sitios, sobre todo en su interior. Que cantidad de batallas ha tenido que ver, si pudiera hablar…….

Esperamos que podamos seguir viendo por muchos años más a éste patriarca y a todos sus hermanos en éste paraje tan espectacular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CEREZO EN FLOR, Valle del Jerte


Hoy toca el Valle del Jerte, que bonito lugar para perderse un sábado de sol.

DSC_0372.JPG

Valle del Jerte

DSC_0333.JPG

Cerezo en flor

El Torno es nuestro punto de partida, aquí lo llaman el mirador del Valle, ya que tiene unas vistas increibles y se aprecia la mayor parte del Valle. El sol nos acompaña durante toda la mañana.

Desde la carretera nos ponemos en marcha hacia la “Garganta de la Puria”, durante el recorrido, unos 3 km podemos apreciar que la mayor parte de los cerezos del lado opuesto ya estas repletos de flores, un manto blanco cubre todo el valle. Se nota que en las partes más altas la flor todavia está perezosa.

DSC_0292.JPG

El Valle lo componen 11 pueblos, han desaparecido algunos que tambien formaban parte de él, como Asperilla, Oxalvo, Vadillo….. debido al despoblamiento ahora solo quedan las ruinas.

Éste valle antiguamente estaba poblado de castaños, debido a la enfermedad de la tiña, el castaño dió paso al cerezo, poco a poco la gente del lugar fué aterrazando el terreno, formando terrazas, para quitar la pendiente y poder cultivar en él, hoy en día hay mas de un millón y medio de cerezos.

Su cultivo se generalizó a partir del siglo XVIII. La picota del Jerte es un cultivo autóctono del Valle, sólo se produce en esta zona, tiene la denominación de origen Cereza del Jerte

Hay una leyenda que cuenta que, un zar ruso eligió éste lugar para descansar, pero su mujer estaba triste porque echaba de menos las nieves de Rusia, él, para que su mujer estuviera feliz, decidió plantar todos éstos cerezos para que una vez al año las flores simulasen esa nieve que tanto añoraba su esposa.

Con tanta leyenda hemos llegado a la Garganta de la puria, un lugar precioso y muy tranquilo donde sólo se escucha el ruido del agua y los pajarillos cantando. Antiguamente la llamaban la “Garganta de la furia”, imaginaos  la cantidad de agua que llevaba. Ésta garganta nace en Tornavacas y desemboca en el Río Jerte, el más importante del Valle. Tiene un montón de cascadas, pero la más grande de todas es la que llaman “el manto de la Virgen”

DSC_0305.JPG

Garganta de la Puria

 

Empezamos a subir la ladera siguiendo el curso de la garganta, un recorrido precioso, donde predomina el bosque de ribera, alisos, sauces, fresnos…un bosque frondoso que no deja que penetre casi la luz, aunque todavia sus hojas no están al 100%.

DSC_0304.JPG

DSC_0321.JPG

 

Llegamos por fin a la cima! …un descansito…

DSC_0324.JPG

 

 

Zona de pastores, lugar de trashumancia…

DSC_0134.JPG

En ésta zona fueron construidos un centenar de chozos, con forma cónica. Éstos chozos eran el lugar de cobijo de personas, aquí pasaban largas temporadas con su ganado. Trashumantes del centro-norte de España que evitaban los vientos fríos y buscaban la abundancia de pastos y el calor de Extremadura. Gracias a ellos se crearon gran cantidad de vias pecuarias por toda España. Podemos encontrar estos chozos por toda la sierra.

DSC_0135.JPG

Seguimos nuestro camino por éstas sierras de nuevo hacia el Torno, aquí en la cima, los cerezos y la mayoria de las especies no han despertado del todo de su letargo.

DSC_0164.JPG

El Torno

DSC_0328.JPG

Una visita imprescindible es la del Mirador de la Memoria, dedicado a los olvidados de la guerra civil y la dictadura. Un lugar donde observar  éstas maravillosas esculturas, dudosas, con miedo, perdidas….e inevitablemente transportarnos al pasado.

DSC_0344.JPG

Mirador de la Memoria

DSC_0349.JPG

 

 

 

 

 

LOS BARRUECOS


Monumento Natural desde 1996, Malpartida de Cáceres

A las 11 a.m empezamos nuestra ruta por este maravilloso lugar, que tranquilidad….solo unos cuantos pasean a ésta hora evitando las procesiones…

Empezamos nuestro itinerario donde se juntan la ruta verde y roja, ruta que empieza en la charca de arriba. Aquí ya empezamos a observar sus grandes bolos de granito, de ahí el nombre de “los Barruecos”.

DSC_0041.JPG

Ruta del Barrueco de  arriba

DSC_0047.JPG

Bolo granítico

Bordeamos su orilla para seguir por la ruta verde que se une a la roja y nos encontramos restos de la historia no muy lejana…

DSC_0038.JPG

Molino

 

Éstas charcas son el refugio de cantidad de aves, encontramos gran cantidad de acuáticas  como garcillas, garzas, ánades, martin pescador….y  de rapaces como águila calzada, milanos, águiluchos cenizos, cernicalo primilla  ….situado entre dos grandes espacios naturales como la Sierra de San Pedro y los LLanos de Cáceres es utilizado por mucha de éstas aves como zona de caza.

DSC_0043.JPG

En nuestro recorrido también están presentes las plantas, la reina de éste paraje es la  retama blanca, otras especies menos presentes como el torvisco, la dedalera, el piruétano, eucalipto……

La reina  indiscutible de éste espacio es la cigüeña blanca, Malpartida de Cáceres está declarado como pueblo europeo de las cigüeñas por la gran cantidad que encontramos en sus alrededores, en los Barruecos éstas aprovechan los bolos graníticos para hacer sus nidos en lo alto.

DSC_0071.JPG

Más tarde tomamos la ruta verde, la que nos lleva al museo Vostell, éste museo fué creado por el artista alemán Wolf Vostell, y se encuentra en el antiguo lavadero de lanas.

DSC_0049.JPG

Ruta del Barrueco de abajo y Museo Vostell al fondo

Alrededor del museo aparecen esculturas de éste artista que se integran en el paisaje.

DSC_0050.JPG

Damos la vuelta para coger la ruta azul. No paran de impresionarnos la cantidad de formas que tienen las rocas que nos acompañan durante todo el recorrido.Nos encontramos con gran cantidad de personas que aprovechan el dia de descanso para buscar “criadillas” la trufa blanca, de gran interés culinario.

Tomamos la ruta azul en busca de una antigüa villa romana que había alrededor de Norba Caesarina y un conjunto de tumbas antropomorfas excavadas en las rocas. Sólo quedan los restos, pero se adivina perfectamente el tamaño de la villa.

DSC_0063.JPG

DSC_0065.JPG

Un poquito más adelante empezamos la ruta de los sentidos y los restos de un poblado Neolítico, donde podemos contemplar  pinturas y  grabados rupestres. También gran cantidad de rocas con formas muy diversas.

DSC_0057.JPG

DSC_0064.JPG

Peña de la seta

 

DSC_0062.JPG

Peña de la tortuga

 

DSC_0067.JPG

Restos de pinturas rupestres en el interior de la roca

DSC_0068.JPG

Pintura rupestre

 

 

RUTA CASCO ANTIGUO CACERES


Ruta por el Casco Antiguo de Cáceres

Dicen que después de mucho andar uno siempre vuelve a sus raíces…..

Tuvo una temprana ocupación humana, evidencia de ello son las pinturas rupestres paleolíticas en la cueva de Maltravieso, no faltan restos del poblamiento en la Edad de los Metales como en la pequeña cueva del Conejar, pero ésta ciudad empieza a tener cierta entidad con la llegada de los romanos, fueron ellos los que fundaron la ciudad a partir de la colonia Norba Caesarina en el año 25 a.C.

Son diferentes las culturas que por aqui pasaron y dejaron su huella, no deja indiferente al que la visita, tanta historia en cada uno de sus rincones….MONUMENTO NACIONAL en 1949 y PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD en 1986.

DSC_0004.JPG

Plaza Mayor- Torre de bujaco

Mañana soleada, después de que el pronóstico para Semana Santa no fuese muy bueno. Empezamos la visita desde la plaza mayor, concretamente desde el Arco de la Estrella, principal entrada a la ciudad Monumental, coronado por el escudo de Cáceres y un templete con la imagen de nuestra señora de la Estrella. Al lado, vigilante, encontramos la Torre de Bujaco, torre árabe del S.XII donde el caudillo Abu Ya’qub degolló a todos los que la defendian, tiene una altura de 25 metros y en ella podemos visitar el centro de interpretación.

DSC_0012.JPG

Iglesia-Concatedral Santa Maria

DSC_0008.JPG

San Pedro de Alcántara

Nos adentramos por la calle que nos conduce a una de las plazas más importantes del conjunto momumental, la Plaza de Santa Maria. Aquí se concentran tres momumentos que no podemos dejar pasar de largo como son la Iglesia-Concatedral de Santa Maria del S. X-XVI, es uno de los templos cristianos más importantes y antiguos de la ciudad, en ella podemos encontrar la cofradía del Cristo negro, declarada de interés turístico Nacional, sale en procesión el miércoles por la noche, en total silencio. En una de sus esquinas encontramos la estatua de bronce de San Pedro de Alcántara al que se le besan los pies para pedir un deseo.

DSC_0011

Jardín Renacentista

Palacio y Torre de Carvajal,  palacio gótico del S.XV con su torre redonda única en el casco antiguo, en su fachada encontramos el escudo de la familia Carvajal con unos 300-400 años de antigüedad, una de las familias nobles más importantes que hubo en ésta época.

En su interior podemos ver el claustro y un jardín renacentista típico de las casas nobles con especies típicas de la zona, destacando una higuera de origen milenario. Podemos sentarnos tranquilamente y observar los pajarillos que por ayí pasan a comer los frutos de sus árboles.

DSC_0010

Palacio de Carvajal

Palacio Episcopal, lugar de residencia del obispo de Coria, de estilo renacentista. En su fachada se observan dos medallones con figuras de lo que parecen dos indios americanos, dan idea de la participación de la región en la colonización de América.

12956873920011.jpgSeguimos la visita por sus calles llenas de gente intentando plasmar en sus fotografias la historia vivida, nos encontramos con el Palacio de los Golfines de Abajo, nombre dado por la familia que aquí vivió “la familia Golfin” aquí se hospedaban los Reyes Católicos en sus visitas a Cáceres,  en agradecimiento a los numerosos servicios de la familia a los Reyes Católicos estos permitieron colocar su escudo único en Cáceres en la fachada de su palacio.

 

Justo al lado se encuentra la famosa plaza de San Jorge, dedicada al patrón de su ciudad  “San Jorge” que tiene una estatua a los pies de la Iglesia en la que podemos verlo luchando con el dragón al que dice la leyenda que mató.

DSC_0014.JPG

Estatuta de San Jorge

Ésta plaza es escenario del festival WOMAD que se celebra en el mes de mayo en Cáceres, aparece majestuosa la Iglesia de San Francisco Javier, de estilo barroco, custodiada por los “misioneros de la preciosa sangre”, debido al desnivel de la plaza hace que el conjunto parezca más monumental, a su izquierda encalado en ella se encuentra el Convento de los Jesuitas.

 

DSC_0013.JPG

Iglesia de San Francisco Javier

DSC_0016.JPGSubimos por sus calles estrechas, admirados por la gran cantidad de casas señoriales y su maravilloso estado de conservación hasta llegar a la Plaza de San Mateo.

En la Plaza de San Mateo hay una Iglesia que lleva su nombre, edificada sobre un antigua mezquita. Haciendo ángulo está la plazuela de San Pablo donde podremos comprar unos exquisitos dulces de yema de  huevo hechos por las monjas clarisas que residen en convento de clausura.

DSC_0017.JPG

Iglesia de San Mateo

11821058_468837903296967_1394291138_n

El Palacio de las Cigüeñas, se llama así por el gran número de nidos de cigüeñas que hay sobre él. Es el único que conserva su torre intacta, la única que no fué desmochada como las demás por la Reina Católica. Edificada sobre un antiguo alcázar almohade. Actualmente acoge a la sede del Gobierno Militar.

DSCN0437.JPG

Palacio de las Cigúeñas

A unos poco metros, en la plaza de las Veletas encontramos el Museo de Cáceres, con grandes restos arqueológicos desde el Paleolítico superior hasta la época Visigoda, en la parte inferior podemos visitar un mágnífico algibe excavado en la roca, el más importante y mejor conservado de la Península Ibérica, con 16 arcos y 12 columnas que soportan su peso.

DSC_0020.JPG

Restos de la época Visigoda

DSC_0022.JPG

Mosaico Romano

Aljibe.jpg

Aljibe árabe

DSC_0025.JPGSeguimanos caminando por la historia hasta llegar a la Puerta de Mérida, ésta puerta formaba parte de una de las cuatro entradas más importantes de la ciudad pero fué derribada por la avaricia del hombre para poder construir un palacio que finalmente no se llevó a cabo y con ella se fué parte de la historia, de los nobles que por ella entraron para hacerse un hueco en la ciudad.

Desde aquí nos adentramos en el Barrio de San Antonio, donde hubo una importante comunidad judia, una zona de cuestas empinadas y calles estrechas. Todo el barrio judío gira en torno a la Ermita de San Antonio, edificada sobre la antigua Sinagoga, lugar de culto y reunión judia. El barrio de San Antonio tiene un encanto especial, barrio tranquilo, muchas de sus calles decoradas con macetas de la gente que todavia habita en él, es obligatoria su visita.

DSC_0026.JPG

DSC_0030.JPGJusto al lado y para finalizar la visita del Casco antiguo hay que visitar la Casa museo árabe, donde se pueden ver todas las estancias de una casa árabe, la decoración, sus costumbres, un aljibe enterrado…..

 

DSC_0032.JPG

virgendelamontaña21.jpgPara terminar nuestra ruta y poder ver toda la ciudad hay que subir a uno de los miradores más bonitos de Cáceres, el
Santuario de la Virgen de la Montaña. La Virgen de la Montaña es la patrona de Cáceres. Está ubicado sobre una blanca atalaya desde la que se abarca con una sola mirada desde las montañas del Sistema Central hasta las serranías de la Oretana, casi 19.000 kilómetros cuadrados de superficie, algo menos que la provincia de Cáceres. No menos impresionante es la vista que desde este mirador tenemos de la ciudad de Cáceres al completo no faltando su parte antigua.

No falteis a la visita por Cáceres, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD!

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: