Categoría: Castañar de Ibor

Grabados Prehistóricos de la Mina del Ibor en Castañar de Ibor. Las Villuercas


Arqueología en Castañar de Ibor

Grabados Rupestres de la Mina de Ibor.

IMG_5932 Este fantástico viaje comienza en las grutas abiertas sobre las calizas próximas al Río Ibor. El primer acercamiento al lugar lo tuvo Vicente Paredes en 1897, que  nos hace un relato espeluznante de sus hallazgos.
Habla de huesos, cerámicas, fósiles, de paredes y rellenos. Nos  dibuja un panorama encantador en las cuevas próximas. No vio los Grabados en la galería cercana, pero tuvo la oportunidad de conocer restos que aportan una luz importante al conjunto.

paredes_01

“1897.-

Caverna habitada por el hombre sita en termino de Castañar de Ibor a cien metros de la margen derecha del rio Ybor y a media legua al poniente del pueblo.

Tiene una entrada en la pendiente de la margen derecha del rio Ybor de 1,50 de ancha por 1,70 de alta y de la forma parecida a la que indica el croquis, la cual estaba tapiada con pared de piedra y lodo.

Derribada la pared encontraron un relleno de tierra y piedra suelta de un metro longitudinal de la galería y a causa de que están buscando tesoros los descubridores, engañados por los libros que llaman en el país de Tesoros, acometieron el trabajo de escavar el resto del relleno de la caverna compuesto de un conglomerado de huesos, pedazos de pizarra, cantos rodados de cuarcita, carbones vegetales y otros materiales, que habiendo estado sueltos se encuentran ahora incrustado en una pasta caliza que pudiéramos llamar roca fosilizada.

Esta masa de caliza que rellena la cueva es la que contiene los fósiles ——–distinguiéndose bien de la caliza que forma la caverna, a la que no esta unidas, sino en contacto con los lados y suelo, sin llegar al techo del cual esta separado en lo que han descubierto por un hueco cuya altura varia de 10 a 30 centímetros, obstruido en parte con estalactitas y con los huesos, cantos rodados fragmentos de cerámica y los demás materiales incrustados semejantes a los incrustados en la roca del resto del relleno, pero suelto.

Próxima a esta caverna, a distancia de 12 metros, se ve otra en la que se puede recorrer 30 metros de galería; pero no se ha formado en ella el relleno de roca fosilífera.

Vicente Paredes”

IMG_5936 Los grabados propiamente dichos se descubrieron en 1995, en una época en que se están llevando a cabo importantes trabajos de investigación en la magnífica Cueva de Castañar.
Un año mas tarde se publican los estudios en la “Revista de Estudios Extremeños: “Una nueva estación paleolítica en Extremadura. Los grabados de la Cueva de la Mina de Ibor (Castañar de Ibor, Cáceres)” por Sergio Ripoll López, Hipólito Collado Giraldo.
Tenemos que salir de Castañar de Ibor por la Carretera que se dirige a Robledollano. Despacio vamos enfilando el río.

Nos desviamos en el último camino que encontramos a la derecha antes del puente. Esta vía se dirige hasta el despoblado del Avellanar que puede ser un buen postre de esta excursión.

Estamos atentos, pues hay un cruce que debemos coger a la derecha, como adentrándonos en un exuberante valle por el que baja el un arroyo encantador.  Saliendo de nuevo al cauce del Ibor y muy atentos a unas formaciones de caliza ennegrecida que encontramos a la derecha, enfrente de un olivar que puede servirnos de aparcamiento improvisado.

Buscamos la vereda por la parte derecha de las rocas y ascendemos unos metros hasta encontrarnos con varias bocas. Enfrente justo hay un gran agujero que impresiona por su figura, a la derecha hay algunos mas por los que podemos transitar tranquilamente, seguramente se corresponden con los descritos por Vicente Paredes.

Hay un recorrido circular en uno de ellos y el resto son de corto acceso. Lo suficiente para sentir la temperatura del planeta, la oscuridad de la mina y el olor de las entrañas de tierra.

Un poco hacia la izquierda está la conocida Mina de Ibor, cerrada al público por la peligrosidad que tiene lo inesperado de sus túneles y por albergar los grabados prehistóricos mas antiguos de Extremadura. Tienen identificado una posible figura de oso, cabezas de cérvidos, caballos y cuadrúpedos. Sin embargo hay  multitud de rayados que todavía no se han descifrado.

La cueva parece estar colmatada de relleno en algunas partes, sobre todo en la zona donde están estos grabados, que de no ser por la acumulación de escombros, hubiera sido difícil haberlos vistos ya que se sitúan a una cierta altura sobre el nivel original.

Los escombros están presentes desde la misma entrada, que puede haber estado tapada, oculta por un montón de piedras y arenas.

La cueva tiene un eje central que lleva directamente al embudo donde sitúan los grabados, en un estrechamiento que lleva a una gran sala en lo que parece el fondo, no obstante, la gran cantidad de rellenos y algunos desprendimientos pueden tapar algunas galerías mas.

Hay túneles perpendiculares que se adentran en la montaña, algunas llegan a grandes salas o forman oscuros laberintos, también zonas donde el derrumbe del techo y los materiales de colmatación se confunden, queda mucho por estudiar.

extrpaleo01

DSC_4786 Casi todos los tramos tienen metro y medio de ancho por otro tanto de alto.

D. HIPOLITO COLLADO GERALDO en sus investigaciones en la Mina, llega a unas conclusiones muy interesantes y bien explicadas:

“Técnicamente las figuras han sido realizadas mediante un grabado lineal muy fino de sección en «U», totalmente patinado y recubierto por una fina capa calcítica. Todas las figuras se ejecutan con un único trazo seguro y sin fugas y en algunos casos se utilizan las irregularidades de la superficie rocosa para dar volumen a las figuras. Estas son un total de siete animales, además de una serie de trazos indefinibles que se distribuyen por toda la superficie del panel.
grabado-mina-ibor

Los animales identificados son los siguientes:

  • Figura 1: prótomos de cérvido orientado a la derecha con las luchaderas definidas mediante un haz de trazos muy desarrollados y convergentes en la zona inferior
  • Figura 2: representación incompleta de équido en posición horizontal y dispuesto hacia la izquierda, con la cabeza insinuada y las extremidades delanteras resueltas en un doble trazo convergente.
  • Figura 3: representación incompleta de plantígrado joven (osezno) mirando hacia la izquierda. La clasificación zoológica se establece a partir de las orejas redondeadas, los belfos marcados provechando un abultamiento de la pared y el morro proyectado hacia adelante, dándole un aspecto prognato que se reduce al llegar a la madurez. Esta figura se superpone a la anterior
  • Figura 4: cuartos traseros de un animal muy perdido orientado a la derecha, posiblemente un nuevo équido
  • Figura 5: nueva representación de los cuartos traseros de un cuadrúpedo orientado hacia la izquierda.
  • Figura 6: animal acéfalo, posiblemente un caballo dispuesto hacia la izquierda, que únicamente conserva la.pata delantera resuelta mediante sendos surcos convergentes. La extremidad está cerrada en ángulo por la parte inferior y con indicación de un despiece que se ha identificado como un posible casco.
  • Figura 7: pequeña representación de ciervo dispuesto hacia la izquierda de la que se distingue la cabeza, de forma subtriangular, con el morro redondeado, prolongándose con el mismo trazo la línea del pecho. En la parte superior se aprecia con dificultad el asta en posición vertical.

cabezaAl igual que sucede con la cueva de Maltravieso, la ausencia de contexto arqueológico y la imposibilidad de emplear métodos de datación directa nos lleva a la utilización de criterios estilísticos para adscribir este conjunto de figuras a un período cronológico en concreto dentro del Paleolítico Superior.”

No sería nada caro hacer practicable este recurso, sus mas de 30 metros de profundidad y el laberinto de túneles accesibles son un reclamo de primer orden.

Justo enfrente de la boca hay un mirador natural a modo de terraza donde recrearnos en los sentimientos humanos mas puros, intentando conectar con los hombres que se sentaron y miraron un paisaje que todavía está intacto. Es un lugar muy especial para las gentes de todos los tiempos y que a buen seguro marcará un hito en vuestras vidas.

Hay teorías que hablan de formaciones naturales debido a la circulación de agua entre la caliza, pero el propio nombre y algunas áreas donde se puede apreciar el ataque sobre la roca indican un aprovechamiento minero. Lo mas probable es que ésta sea la puerta de un gran misterio.

figura03

IMG_5974No está nada claro y quizás tengan parte de razón todas las teorías, un estudio mas concienzudo revelaría datos importantes.

En las proximidades hay otras oquedades y un pozo cegado que dicen que se utilizaba para hacer cal.

Algunas construcciones mas ponen el punto de un entorno marcado por huellas muy antiguas

image Documentación:

  • Primera noticia de las cuevas. 1857
  • http://www.uned.es/dpto-pha/extremadura/mina/mina.htm#introduccion
  • http://www.rupestre.net/tracce_php/modules.php?name=Sections&op=printpage&artid=18
  • http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=107543&orden=0
  • http://campus.usal.es/~revistas_trabajo/index.php/0514-7336/article/viewFile/5231/5269
  • Revista de Estudios Extremeños – Sumariosimage Fotografías:
  • Cueva de Castañar de Ibor. El Tesoro Geológico de las Villuercas


    El Tesoro Geológico de las Villuercas

    La Cueva de Castañar de Ibor

    cuevas_castanar-3[1]
    Las vicisitudes que ha tenido que pasar esta maravilla para su toma en consideración se asemeja a los grandes problemas que tuvieron los descubridores de las Cuevas de Altamira o Atapuerca.
    Se descubre casualmente  cuando un animal que araba un olivar próximo a  Castañar de Ibor hundió sus cuartos traseros en un agujero abierto en la tierra, hombre y bestia pasaron un mal rato hasta que consiguieron salir del trance.
    cuevas_castanar-1[1]
    Casi cuevas_castanar-4[1] 20 años pasaron sin que nadie prestara atención al descubrimiento, hasta que el  15 de octubre de 1986 el entonces alcalde de Castañar y un grupo de jóvenes espeleólogos, denuncian la existencia de la cueva en una entrevista con el presidente de la Diputación de Cáceres.
    En noviembre de ese año técnicos delInstituto Geológico de España realiza un estudio preliminar de la cavidad señalando la viabilidad de su explotación y destacando que es una de las cuevas más bellas de España y única en el tipo de formaciones geológicas.
    cueva10[1] En el año 1993 se instruye el expediente de expropiación del terreno donde se ubica. En 1997 la gruta es declarada Monumento Natural. Unos estudios realizados, este año se descubre la gran fragilidad de la cavidad.
    En el año 1999 con la continuación de los estudios para abrir la cueva al público, se proyecta un Centro de Interpretación, con la reproducción de la cueva en diversas salar, con muestras fotográficas, paneles informativos y dioramas.
    cueva2[1] Al principio bajaban cerca de 20 personas diarias en turnos de mañana y tarde, pero últimamente las visitas están muy restringidas y las listas de espera son de mas de un año.
    Si consigues autorización te puedes considerar una persona privilegiada, como si te hubiera tocado un gran premio. Algo así pasa por tu cabeza cuando te pones el mono y el casco y escuchas atento los consejos del guía que te acompañará. Notas el corazón  cuando bajas por el estrecho tubo. La emoción de estar próximo a un lugar único en el mundo junto a la oscuridad van poniendo suspense a cada escalón que descendemos.
    Unos 570 millones de años tienen la culpa del hermoso bosque mineral que se forma en estas profundidades. Los estratos de pizarras y calizas que se sitúan por encima junto a la penetración y condensación del agua va a ser la materia prima de varios kilómetros de grutas, salas y lagos interiores donde las condiciones de temperatura, unos 17 grados y humedad del 95% que en algunos sitios llega a ser del 100% son muy especiales.
    cuevas_castanar-2[1]
    plano%20de%20la%20cueva[1]

    cuevas_castanar-4[3] Las salas descubiertas hasta la fecha se llaman con los nombres de sus caprichosas formas o de las tonalidades minerales que lo decoran:

    Sala Nevada, El Jardín, La Librería, la Sala de los Lagos, la Sala Roja, la Sala de las Planchas, la Sala,de la Bandera, la Galería de los Corales

    Aunque hayas visto un algunas fotos y tengas una imaginación desbordante, la realidad va superar ampliamente todas tus previsiones. Es mucho mas espectacular de lo que jamás pudieras pensar.

    Del conjunto al detalle, no puedes dejar de admirar tanta belleza. Si ya has estado en otras cuevas, vas a percibir enseguida que como estas formaciones no hay otras, ni cristales tan transparentes ni tan finos, muchos como agujas, espinas de cactus de cristal que crecen en todas direcciones.

    cueva3[1] Algunas veces, los óxidos de hierro y manganeso tiñen de colores los espacios haciendo aun mas bonito el entorno. Las estalactitas y estalagmitas que acostumbramos a ver también aparecen en sus mil formas: cónicas, escalonadas, recreando cataratas…

    Mientras transitas entre los pasadizos, estrechos a veces, el haz de la linterna ilumina nuestros pasos adivinando grutas que abren en varias direcciones lagunas que limitan nuestro recorrido y territorios todavía inexplorados. Salas de diferentes alturas se pierden a la vista entre oscuros laberintos de coral.

    cuevas_castanar-6[1]

    Sin%20t%C3%ADtulo-2[1]

    Sin%20t%C3%ADtulo-5[1] Los espeleotemas y su morfología son muy variados. Los más abundantes son:

    – cristales alargados en punta, de aragonito y calcita formando multiramificaciones,

    – cristales o «ramas» de aragonito,

    – en el techo de la cueva se reconocen varillas, que suelen ser formas en forma de tubo, a veces se estrechan hacia abajo,

    – estalactitas, cónicas o cilíndricas, de anchos variables de centímetros a metros

    – las estalagmitas son relativamente escasas; en su parte superior están cubiertas por cristales fibrosos de aragonito,

    – las estalactitas y estalagmitas a veces se unen dando lugar a columnas,

    – cortinas que cuelgan de las paredes, y se conocen como banderas,

    – el suelo de la cueva y especialmente el de algunas salas están tapizados por cristales blancos fibrosos de aragonito,

    – depósitos de moon-milk, una especie de polvillo blanco de cristal, presente sobre casi todas las formaciones descritas y en todas las salas de la cueva.

    Las cuevas en Castañar son muy frecuentes, mucho mas que lo que apuntan los descubrimientos y leyendas en torno al subsuelo del término.

    Santiago, el cabrero, vecino de Castañar muchos años antes de que se conociera la existencia de la Cueva, decía haber recorrido del pueblo y transitado bajo las casas de los vecinos.

    Tres años después de la exploración de la cueva, un campesino informa que en sus tierras, a 1 Km de la anterior, existía una abertura de 15 cms. que se tragaba el agua de un pequeño reguero, formado por el agua de lluvia y el alpechín de las aceitunas de una almazara. Abren un hueco por el que descender. Tenía una caída vertical de 40 metros. Utilizando cuerdas de escalar y escalas iniciaron el descenso. Durante ocho horas exploraron aquella nueva caverna. Realizaron un estudio, pero las condiciones internas y los derrumbes de roca existentes la hacían peligrosa y sin aparente interés. La gruta sigue la dirección de la cercana población de Castañar.

    Es una pena que no haya una buena base fotográfica de las cuevas. Las que encontramos son pocas y la mayoría no tienen calidad para poder ser admiradas en toda su extensión, con todo su detalle. Los comunicadores ven limitadas sus capacidades de expresión al no contar  con suficientes fondos documentales libres de derechos y aptos para su utilización.

    Sin%20t%C3%ADtulo-3[1] Si no tienes concertada visita y pasas cerca no dejes de parar en el Centro de Interpretación de la Cueva de Castañar, donde podrás acercarte todo lo posible a los diferentes argumentos que explican el conjunto. Fotografías, Documentales, trabajos de investigación, maquetas…

    Para solicitar una visita:  Por fax o por teléfono al número 927 554 635, por Correo ordinario: Centro de Interpretación del Monumento Natural “Cueva del Castañar” Ctra… del camping, s/n, 10340 Castañar de Ibor (Cáceres).

    cuevas_castanar-8[1]

    Enlaces de Interés:

    mapa%20de%20casta%C3%B1ar[1]

    http://www.youtube.com/p/9D086DEF3A757376&hl=es_ES&fs=1

    Castañar de Ibor I. Primeros Pasos


    Castañar de Ibor I.

    Primeros Pasos por Castañar de Ibor

    IMG_6295[1] Castañar de Ibor ocupa las tierras medias del Valle del río Ibor, cuando el desfiladero se abre posibilitando lugares idóneos para la vida. Flanqueado por dos enormes montañas con alturas que superan los 1200 metros y orientado al norte.

    Como en todas estas sierras, la población estaba muy diseminada por el territorio; agrupada en clanes de treinta, cincuenta o mas personas. Se tienen constancia de al menos tres grupos con un centro importante que ha ido cambiando a lo largo de los tiempos según la circunstancia que les toca vivir.

    IMG_6434[1]

    IMG_6447[1] Pocos sitios pueden presumir del paraíso natural en que se convierte cada palmo de tierra; en superficie bosques de robles, castaños milenarios como el Calabazas, alcornocales sin fin y el manto verde de encinas, brezos, jaras.

    La fauna está muy presente, abunda la caza mayor: ciervos, corzos y jabalíes, también las aves: de los grandes buitres a las rapaces mas exóticas. El río Ibor recrea el clásico ecosistema de ribera, con sus grandes bosques de alisos, chopos.. aguas cantarinas y finos peces junto a mamíferos tan poco frecuentes como la nutria.

    Pero debajo de tierra guarda esencias únicas en todo el planeta; estampas irrepetibles que han dado a conocer las Cuevas de Castañar en todo el mundo. Pero también existe una intensa actividad minera que ha socavado las entrañas en busca de los minerales mas preciados.

    IMG_6438[1]La diversidad geológica es muy significante; las calizas se abren paso entre pizarras y suelos rañosos: montañas de arenas y cantos rodados.

    las cumbres son para los riscos de cuarcita que se elevan desafiante a los cielos, con sus cuevas, sus pinturas rupestres, sus casqueras como ríos de piedra que corren por sus interminables barrancos.

    Entre todos estos materiales se encuentran vetas metalíferas de las que se ha extraído oro, plata, plomo, mercurio, hierro entre los mas significativos.

    IMG_0032[1]

    IMG_0043[1]  El pueblo es el mayor de todos los del valle. También es quizá el que mejor conserva el tipismo antiguo en los barrios. Pequeñas casas que se adaptan como pueden a una orografía difícil. Comparte el encanto de las aldeas de montaña con las formas y servicios propios del momento actual.

    La plaza es uno de los puntos mas altos de la población y punto de partida ideal para recorrer calles y callejuelas, al tiempo que disfrutas de la compañía del lugareño, que hará mucho mas interesante nuestro paso.

    IMG_0056[1] La oferta turística es de las mas completa y variada; en alojamiento, donde contamos con establecimientos rurales, hostales, camping, albergue…

    También si hablamos de restauración donde la oferta varía del menú del día a las mas atrevidas recetas; del plato de la abuela a la gastronomía de diseño; llena de colores y sabores.

    El Senderismo va tomando fuerza con rutas que te acercan a valores tan singulares como atractivos. El Centro de Interpretación de las Cuevas de Castañar explica la transcendencia e importancia del lugar que muy pocos logran conocer en persona.

    IMG_5980[1]

    La Denominación de Origen Queso Ibores y la de la Miel Villuercas Ibores son punta de lanza del reconocimiento de unas calidades propias de espacios privilegiados, donde los altos valores medioambientales conviven con usos tradicionales que hacen que sus productos estén entre los mejores.

    IMG_0057[1]IMG_5942[1]

    IMG_5932[1] El paso de los tiempos nos ha dejado rastros que indican una intensa actividad. Los antiguos pobladores que dejaron dibujos de osos grabados en la Cueva de Ibor.

    En la Edad del Bronce se llenan de pinturas rupestres las cuevas de la sierra y se inicia la actividad minera.

    Poco después es el momento de castros celtibéricos como el de Castillejo, muy próximo a la población.

    IMG_6007[1]

     IMG_6390[1]

    Ya en época romana se sistematizan los trabajos mineros, buena muestra queda en las Herrerías y su acueducto, así como en el complejo minero de Torre de los Moros.

    La paz lleva a las gentes a zonas llamas, menos seguras, y La Avellaneda es la referencia para las gentes de todo el valle hasta su abandono en el siglo XVI, por las hormigas, dicen…

     

    IMG_6071[1]

    IMG_6057[1] La influencia árabe sólo fue de paso, como en todas las Villuercas, no queda rastro de ellos. Con la reconquista cristiana viene la influencia de Toledo y Talavera en todos los aspectos: civil, religioso…

    Se produce una fractura con el resto de la comarca que se va a repartir con Trujillo y el Conde de Oropesa. Esta circunstancia, junto con la política de abandono por parte de todos produce un retroceso demográfico, económico y cultural.

    IMG_0049[1]En 1833 se crean las nuevas provincias y los pueblos de los Ibores y la Jara basculan a Cáceres con lo que se produce una nueva ordenación del territorio.

    La creación de la Comunidad Autónoma acentúa la vocación de Castañar de Ibor como pueblo de Extremadura.

    Después de pasar por las organizaciones comarcales del Campo Arañuelo, en 2007 se produce la reunificación de todos los valles y sierras de la Villuerca en un solo ente conocido como Mancomunidad de las Villuercas, Ibores y Jara.

    IMG_6096[1]

    Ruta de la Historia de la Minería en Castañar de Ibor. 1ª Parte


    Turismo en las Villuercas, Ibores y Jara

    Ruta de la Historia de la Minería en Castañar de Ibor. 1ªParte

    Este fantástico viaje comienza en las grutas abiertas sobre las calizas próximas al Río Ibor. Tenemos que salir de Castañar por la Carretera que se dirige a Robledollano

    Nos desviamos en el último camino que encontramos a la derecha antes del puente. Esta vía se dirige hasta el despoblado del Avellanar que puede ser el postre de esta excursión.

    Estamos atentos, pues hay un cruce que nosotros debemos coger a la derecha, como adentrándonos en un exhuverante valle por el que baja el un arroyo encantador.  Saliendo de nuevo y muy atentos a unas formaciones de caliza ennegrecida que encontramos a la derecha, enfrente de un olivar que puede servirnos de aparcamiento improvisado.

    Buscamos la vereda por la parte derecha de las rocas y ascendemos unos metros hasta encontrarnos con varias bocas. Enfrente justo hay un gran agujero que impresiona por su figura, a la derecha hay algunos mas por los que podemos transitar tranquilamente. Hay un recorrido circular en uno de ellos y el resto son de corto acceso. Lo suficiente para sentir la temperatura del planeta, la oscuridad de la mina y el olor de las entrañas de tierra.

    Un poco hacia la izquierda está la conocida Mina de Ibor, cerrada al público por la peligrosidad que tiene lo inesperado de sus túneles y por albergar los grabados prehistóricos mas antiguos de Extremadura. Tienen identificado una figura de oso, aunque existen multitud de rayados que todavía no se han descifrado.

    La cueva parece estar colmatada de relleno en algunas partes, sobre todo en la que están estos restos, que de no ser por ellos, hubiera sido difícil haberlos vistos. Hay galerías que se adentran en la montaña, algunas llegan a grandes salas o forman oscuros laberintos. Hay zonas donde se ha derrumbado el techo y casi todo está por estudiar.

    No sería nada caro hacer practicable este recurso y si contaran con las vocaciones desinteresadas hasta podíamos intentar saber algo mas de los tiempos antiguos en Extremadura.

    Justo enfrente de la boca hay un mirador natural a modo de terraza donde recrearnos en los sentimientos humanos mas puros, intentando conectar con los hombres que se sentaron y miraron un paisaje que todavía está intacto. Es un lugar muy especial para las gentes de todos los tiempos y que a buen seguro marcará un hito en vuestras vidas.

    Hay teorías que hablan de formaciones naturales debido a la circulación de agua entre la caliza, pero el propio nombre y algunas áreas donde se puede apreciar el ataque sobre la roca indican un aprovechamiento minero.

    No está nada claro y quizás tengan parte de razón ambas teorías, un estudio mas concienzudo revelaría datos importantes.

    En las proximidades hay otras oquedades y un pozo cegado que dicen que se utilizaba para hacer cal.

    Algunas construcciones mas ponen el punto de un entorno marcado por huellas muy antiguas

    Volvemos sobre nuestros pasos para regresar al cruce de caminos que antes cogimos a derecha para segiur por el otro. Cruzamos el río por un estrecho puente.

    Hacemos las postales de nuestra vida y continuamos unos cientos de metros hasta un lugar despejado. A la derecha, tras un olivar y casi tapada por la vegetación de rivera encontramos la conocida como Torre de los Moros.

    Como otras construcciones atribuidas a los árabes, esta parece ser muy anterior. Un cuadrado fuerte de anchísimos muros realizados con hiladas de grandes piedras de cantos rodados. Están unidos por un mortero bastado muy fuerte. en el lado que mira al río tiene una puerta de acceso que en otro tiempo estaría elevada y rodeada de un foso.

    La que si está bien alta, seguramente coincidiendo con la segunda planta interior es una abertura por la que da a una escalera exterior que sube a lo mas elevado.

    Se aprecian restos de una cúpula de ladrillo que cerraría el techo de la torre. No hay otras construcciones ni murallas, está totalmente aislada y formando parte de un conjunto que no parece ser de uso militar. Mas bien parece una gran caja fuerte donde guardar grandes tesoros.

    Seguramente está íntimamente  relacionada con la Mina que está justo enfrente. En el lado norte descubrimos grandes masas de escorias de fundición. El propio color de la tierra nos indica los altos contenidos en mineral que entierra. También hay lo que parece un gran canal para recoger las aguas del río y acercarlas al complejo industrial.

    De la época de su construcción no sabemos nada, pero el modelo, los escogidos materiales y la monumentalidad del conjunto solo puede ser obra de los tiempos de los romanos, que la utilizaran para proteger el mineral una vez procesado.

    A %d blogueros les gusta esto: