Yo también soy ARBERO


Y de la Coral de Guadalupe, para pasar las notas, hacer fotocopias o lo que me manden. Haciendo camino es como se conoce de verdad las gentes. Palabras bonitas, rostros amables y vendedores ambulantes son fáciles de encontrar. Sin embargo, casi siempre se quedan ahí, en simples figurantes y figurines, mangantes o manipuladores que ni comen ni dejan comer o se lo comen todo.
Sin embargo hay otra clase:  gentes que hablan o están calladas, grandes o chicos, mujeres, hombres niños, yupis o hippis que dedican su vida a algo mas que vegetar tranquilamente hasta que las muerte les cambie el tercio o a dar por saco al prójimo.
Este fin de semana he reconocido dos grandes grupos: la Coral de Guadalupe y ARBA Extremadura. Los primeros reunen un variadísimo grupo de personas que en su inmensa mayoría, un 16 de enero, viernes por la noche, con un frío que pela… dejaron todas sus cosas habituales para acercarse a Berzocana para cantar su mejor repertorio. Un generoso ofrecimiento para el pueblo que disfrutamos sobremanera. Lo miembros de la Colar respondieron masívamente a la convocatoria, casi ninguno quiso perderse la ocasión de participar de una fiesta a los Santos de Berzocana: por los Santos y por Berzocana. Todos coinciden en su amor a la música y al canto por encima de otros aspectos que los diferencian: creencias, ideología, profesión, edad… Y lo hacen como los ángeles, se adivinan para recrearse, una treintena larga de voces sabiamente dirigidas, y lideradas por verdaderos maestros de la interpretación musical. La Tradición musical de Guadalupe está en buenas manos.
Los segundos, ARBA Extremadura, son delegación de una de las Asociaciones conservacionistas mas antigúas de España. La parte extremeña de la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono lleva tres años de andadura, de trabajos y convivencias. Se han forjado como un grupo muy variopinto de personas que encuentran una melodía común; al són del zacho, moviendo piedras o limpiando e1 cauce de algún arroyo encantador. La Naturaleza es el catalizador que consigue unir y reunir una fauna humana admirable que tiene un manantial inagotable de solidaridad, de generosidad y de aportación desinteresada al común. Lo vimos llegar en Mercedes los primeros y en furgonetas los penúltimos; de Plasencia, de Cáceres, de Alcuercar, de la Vera… había hispanos y hasta un autraliano…
Se volcaron en un trabajo apasionante que completarón con crecres plantando unos 150 ejemplares de 62 especies distintas; reubicaron mas de una veintena, enlosaron la entrada, limpiaron el cauce del arroyo, sembraron hasta en las pedreras, señalizaron buena parte de la flora existente  y participaron como unos berzocaniegos mas en las fiestas con todo el pueblo. Contribuyeron a la animación, en una demostración de energías propias de quinceañeros. La jornada del domingo fue de remates y de acercamiento a cultura de Berzocana: vieron pinturas rupestres en las cuevas próximas al Botánico,  visitamos el Museo Arqueológico de Berzocana para contarles la esencia de nuestra historia delante de los productos de ella misma, la fabulosa iglesia de San Juan donde se encuentran las Reliquias de San Fulgenico y Santa Florentina…
y se fueron, casi anocheciendo, con la misma desenfadada e inocente sonrisa con que llegaron.  El año que vienes os esperamos de nuevo. Gracias.
Enlaces:

http://cid-fa91d765bcce5515.skydrive.live.com/embedrowdetail.aspx/EncuentrodeArbaenelbot%c3%a1nicodeBerzocana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: