Categoría: El Espíritu de la Carbonera

Rey de todos?


Los títulos que corresponden a Su Majestad el Rey de España son:

Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano; Archiduque de Austria; Duque de Borgoña, de Brabante, de Milán, de Atenas y Neopatria; Conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol, del Rosellón, y de Barcelona; Señor de Vizcaya y de Molina; Capitán General de las Reales Fuerzas Armadas y su Comandante Supremo; y Soberano Gran Maestre de la Insigne Orden del Toisón de Oro.

Por los que nos tocan por españoles:

  1. Rey de Castilla,
  2. de León,  
  3. de Aragón,
  4. de Navarra,
  5. de Granada,
  6. de Toledo,
  7. de Valencia,
  8. de Galicia,
  9. de Córdoba,
  10.  de Murcia,
  11. de Jaén,
  12. de los Algarves,
  13. de Algeciras,
  14. de Gibraltar,
  15. de las Islas Canarias

Si os dais cuenta están todas las tierras de España menos Extremadura. Bueno, los más ortodoxos dirán que estamos en el paquete de Castilla, de Leon y tambén un cacho en el de Toledo. Es una mas de las afrentas, los olvidos de las sociedad española para con los extremeños.

Creo que su Majestad haría un gran gesto de justicia histórica para con nosotros recuperando el título de Rey de Strematura que obstentaron antecesores suyos, que también se llamaron de Badajoz durante algún tiempo. Es de Ley que nuestro pueblo sea reconocido en su singularidad. Estaría bien que este reconocimiento viniera incluido en el paquete de pago de la Deuda Histórica con Extremadura que todavía negocian el Estado y la Junta.

Es un buen ejemplo para todos y así, su Majestad, será un mas de todos.

El Espíritu de la Carbonera (II).


EN EL SER Y EL ESTAR
 
Nadie puede moldearte a su interés, venderte motos o supuestos paranormales si no te dejas: nuestro ser ha llegado a unos grados de conciencia que solo podrá ceder ante la violenta espada o al amparo de la razón. 
 
En tanto te deshaces del molde que te han prefabricado aparecen los interrogantes de la primera libertad y saber que quiero se convierte en el primer paso  para ejercer criterio. Descubrirnos puede ser una tarea nada grata de realizar pero renunciar significa llegar al todavía más cruento suicidio en vida: ignorar lo que nos rodea y a nosotros mismos parece ser la manera más cómoda de transitar por este mundo pero en la Era de la Información cada vez es más difícil cerrar los ojos y el conocimiento nos impone la asunción tácita que conlleva obligación moral.
 
Nuestra tarjeta de identidad natural la encontramos en lo íntimo: algunos lo llamamos Alma y habitualmente se confunde con el instinto, con el subconsciente o con el inconsciente. El Ser se sale de dentro en aureola que va por delante de lo puramente físico,  es el escenario de los grandes sentimientos que mueven el mundo, nace con nosotros y transciende al más allá que seguro nos espera. 
 
El Estar por el contrario es lo exterior, lo transitorio, la barrera que tenemos que saltar o  la circunstancia impuesta por Dios en el maravilloso juego de la vida donde la persona tiene que ejercer su voluntad. Hay ocasiones en que dejamos atrás nuestra condición animal y otras raneamos olvidando la humanidad propia de  las gentes. Esta dualidad del Ser y el Estar nos hace personas; continuamente nos movemos entre los anhelos del uno y la implacable realidad del otro; de alguna manera en el estar siempre tendremos la gran oportunidad de poder errar.
 
Podemos vivir de muchas maneras, incluso podemos llegar a oscurecer totalmente nuestro ser en pos de un relativo bien estar, pero sólo entre las caricias del ser podremos encontrarnos, sólo así estaremos bien. Si la cara es el espejo del alma, el corazón es el nervio de sensibilidad intrínsecamente espiritual; en su Estar  se materializa la serenidad en calma o la prevaricación interior en angustia punzante. Si quieres ser alguien sé tú mismo aunque primero intenta averiguar quien eres, pero, ¡vaya! Sólo es el primer paso…

El Espíritu de la Carbonera


EL RESPETO. (I)

 

Corría aquel verano del 88 cuando este pueblo dejaba de bostezar entre apariencias y fachadas. Devociones y tabús caían por su propio peso y a la sociedad de clase le resultaba cada vez más difícil dominar las estructuras. A Dios ya no se llegaba por temor y andábamos más ocupados en la camisa que en la corbata. Toda una generación despertaba de ese sueño de hadas que es la vida; cuando desde la ingenuidad y la inocencia propia de la  infancia nacen los sentimientos más puros y marcamos los nortes básicos de nuestra existencia.

 

Por entonces, la Carbonera dejaba de ser lo que nunca fué para convertirse de la noche a la mañana en la Casa de la Juventud de Trujillo. Allí estábamos todos sin distinción posible, la verdad es que no nos quedaba más narices; era el último reducto vivo de mil batallas libradas ya por muchas generaciones que se quemaron clamando por la renovación de la constumbre en una sociedad que mantenía a rajatabla dogmas que ya nadie nunca más podría justificar. 
 

Rafa se rodeó de personas con cualidades extraordinarias; ese equipo abrió la Carbonera al mundo y todos juntos dimos al lugar un encanto y personalidad irreconocibles por estos lares. Sonaban el Chino y el Último de la fila al unísono cantando Como la cabeza al sombrero; Chawy mantenía el buen rollo a base de alegría, sentimiento y mucha experiencia;  Corne siempre presto y Copito en su eterna sonrisa: respirábamos armonía en libertad sin saber que un Trujillo nuevo estaba creciendo. De momento quedaba frenada en seco la diáspora de trujillanos por la Comarca y un aluvión humano conquistaba la calle García. La primera piedra ya estaba colocada. 
 

El ambiente mejoraba todos los días y las tribus se repartían compartiendo  espacios sin malos rozes: todo lo contrario, la proximidad favoreció la comunicación pero sobre todo y más importante aún si cabe: el Respeto. Uno se ponía donde y como quería, y sólo el prójimo menguaba los vómitos amargos de la vida: cuando ya no podemos mirarnos a la cara sin escupirnos todo puede valer y eso, por nosotros mismos: ni siquiera en el amor o la guerra podemos admitirlo.

 

Dios nos cría y nosotros nos juntamos en cualquier órbita común que seguro compartimos. Sea lo que fuéremos en este mundo de locos; en el espejo pijoteamos al menos un momento buscándonos atractivos, a veces, gritamos vociferando poco menos que cualquier Heavy y cuando vemos como funciona el mundo hasta se nos ponen los pelos de Punky y la carne de Gallina, King un día, Feo al siguiente; tambíen otras veces nos hacen sentir Calaña y casi nunca, podemos ser lo que llevamos dentro.
.

Peregrinos a Caballo.


Otra Ocasión Olvidada.
 
Al menos este año, el del Año del Jubileo,  esperábamos más. Mas publicidad, mas actividades, mas acompañamiento, mas animación, mas apoyo, mas, mas, mas. Mas de todo, mas aun en aquellos acontecimientos que tienen una especial significación.
 
Uno de ellos es la gran peregrinación de hombres a caballo, que en el día de la fiesta de España, aprovechan para rendir culto a la Patrona de Extremadura. La romería no es excesivamente antigua; me cuentan que nació a mediados del siglo pasado, cuando caballeros de Don Benito – Villanueva y Mérida-Badajoz organizarón la marcha por primera vez. Enseguida tuvo gran aceptación y muy pronto otros tantos venidos de Trujillo, Cáceres y otros puntos de la Región hicieron de esta de las mayores peregrinaciones de Caballeros de España. Un grito de afirmación extremeña que no deja de crecer.
 
Antes, llegaban las carabanas a los pueblos convirtiendo esa jornada en fiesta para todos. Fiesta y trabajo, pues se generaba una gran actividad económica en torno a ellos: alojamiento y manutención para las personas y las bestias. Además de la preparación del jolgorio contínuo en el que se desarrollaba el día.
 
Pero el auge que esta adquiriendo la fiesta sobrepasa ampliamente todas las previsiones y hoy se cuentan por miles los romeros que cabalgan por caminos y carreteras hacia Guadalupe. Es tanto, que ya se hace necesario organizar la llegada de los animales a la Puebla. Y con ellos un gentío que acompaña en coches. Un moviento de gentes que desborda lo imaginable.
 
Pero por lo visto eso no es sufiente: la cobertura informativa de evento ha sido nula en todos los medios. No se si es porque están de puente y todavía no se han enterado o por que no se van a enterar nunca. La atención al hecho no a merecido ni siquiera un cartel, un mal triptico, unas banderitas, sitios acondicionados, actividades en torno a los caballos y para los caballeros.
 
El caso es que siempre vamos a remolque de los acontecimientos. Es una manera segura de caminar, pero en la falta de previsión está implícita una dejadez y desidia que nos lleva a desaprovechar todos los trenes que pasan delante nuestra. Esto mismo pasa con los romeros de a pie que llegan en torno al 8 de septiembre. Abandonados en  sus trayectos, desperdiciadas sus posibilidades, menosspreciados en su fin…
 

Mejor un Modelo de Turismo Social


El Modelo de la Casa de la Abuela

 El Turismo es la primera industria de España. El extremeño medio no se ha parado a pensar que del Turismo se hacen las carreteras, se pagan pensiones y gran parte de los servicios que disfrutamos. Vemos los turistas como extraños caidos del cielo, muchos no se explican su presencia recorriendo pueblos y campos, incluso hay quien los cataloga de locos por interesarse por nuestras cosas, por nuestras historias, por subirse a los riscos o andar senderos entre montañas.

Mientras la industria turística se desarrolla con fuerza en Extremadura, el paisano está mirando hacia otro lado. Cuando se abren nuevas posibilidades en nuestros pueblos se muestra desconfiado y titubeante. Y eso que vemos como gentes venidas de otros rincones buscan aquí una oportunidad para su vida y en este momento son la vanguardia de la explosión turística con su ilusión desbordante,  su empuje emprendedor, su apuesta de vida… Mientras abandonamos por inservible nuestro patrimonio, ellos aprecian nuestro entorno y sus posibilidades como un sostén para su vida, encontrando el paraiso en el siempre soñaron vivir.  

Casi todos los extremeños somos propietarios, directa o indirectamente, de un trocito de Extremadura; aunque sea una cuarta parte de la Casa de la Abuela. También algunos tienen tierras: huertos, olivares o fincas mas o menos grandes. Gran parte abandonado o necesitado de urgentes atenciones, cuando no se está viendo abajo. Es un Patrimonio que por lo general no valoramos y nos vemos imposibilitados de gestionar y mantener por múltiples razones. 

La Casa de la Abuela no tiene por que ser grande, es mas, el tamaño de la inversión va a ser proporcional a su volumen y para economías escasas es mas fácil no apuntar demasiado alto en cuestiones monetarias. En un cuadro de 10×10 se puede empezar a soñar, si es algo mas pequeño no importa; aun nos reservamos 30 metros cuadrados para el patio y porche.

Tiene por lo general una planta con muros gruesos de piedras. Hay que intentar conservar los exteriores; si la estructura puede aguantarse en ellos estupendo, si no es así, la ingeniería moderna encontrará una solución. A partir de ahí, vaciado general y elevación o saneamiento de la segunda planta. En total supone unos 24kilos de las antiguas pesetas, una baratija de la que resultará un edificio revalorizado, estéticamente construido y dotado de todas las comodidades: 5 habitaciones y 1 apartamento-vivienda.

Plan de Inversiones

  •  Entre el 60% y 80% lo paga el banco. Je, je La hipoteca quiero decir. Esta cifra puede subir hasta el 100% de los gastos totales si el valor de la finca diera paello.
  • 16% IVA que se devuelve al año mas o menos. Hay que adelantar este dinero.
  • 30% del resto estará Subvencionado por la Junta o PRODER, que cobrarás al año de acabar las inversiones o por certificaciones parciales respectivamente; es un dinero del que tienes que disponer en metálico.
  • Con el alta de autónomo o contratación de la persona a cargo del negocio puedes contar con un pellizco de 9 a 12000 Euros que cobrarás en un año.

Entre pitos y flautas, al cabo de un año de funcionamiento, has recuperado todo el dinero de verdad que adelantaste, la hipoteca, 650 euros,  se paga con los rendimientos, que pagan también el suedo de una persona.  Se puede afrontar el reto si tienes un patrimonio que hipotecar. Mejor así que cayéndose a pedazos. Además generas un puesto de trabajo estable y otro ocasional. También una vivienda para que va a permitirte otras actividades complementarias, eso si el pueblo de la abuela no es destino turístico de primer grado, en ese caso ya tienes para pagar al banco, sacar un sueldo digno y guardar para las vacas flaxas.

Mejor un modelo de Turismo Social; pequeñas inversiones que generen un empleo de calidad, revaloricen nuestro patrimonio y aseguren un trato familiar a nuestros visitantes. Si cinco habitaciones pueden mantener un sueldo y una hipoteca, ¿cuantas personas deberían sustentarse de un hotel de 70 habitaciones?. En esas proporciones serían 12 personas y 12 hipotecas de 12 casas, cosa que no pasa en los grandes establecimientos, donde un grupo muy reducido de limpiadoras (5 o 6) y dos recepcionistas hacen todo el trabajo, con sueldos bajos por lo general, contratos base, gestión caciquil y un pie en la calle….

Por no hablar de quién y dónde se van a merendar los beneficios. 

A %d blogueros les gusta esto: